sábado, 29 abril 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Tinta Rubia

Adriana Abenia

Adriana Abenia

Presentadora y actriz
martes, 07 de agosto de 2012, 09:39
Lactancia, ¿hasta cuándo?

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Nadie niega sus beneficios, pero aún sigo consternada, con todos mis respetos, por la imagen que mis retinas registraron hace unos días en medio de una de esas cenas con amigos que se alargan y en las que tocas todos los palos: la de una madre amamantando a su hijo de unos 4 ó 5 años. ¡La leche!

Fue de esta manera que decidí compartir la foto en mi perfil de Twitter. El tema dio bastante juego y estas fueron algunas de las ingeniosas respuestas de la red.

Entonces, ¿hasta qué momento? Ese es el 'quid' de la cuestión. ¿Hasta el infinito y más allá? No son pocos los hombres que con curiosidad hacen una cata de leche materna cuando sus parejas están nutriendo a su pequeño. Recuerdo una divertida comida con una conocida compañera de televisión. Nos contaba en un descanso a toda la mesa que la escuchábamos, entre carcajadas, cómo cuando dió a luz, una enfermera les sorprendió a ella y a su marido en la habitación del hospital en plena faena, succionando éste el pezón de la susodicha para estimular la subida de leche. ¡Los hombres pueden ser tan condescendientes! ('modoirónicoON'). No pierden oportunidad.

Lo sabemos de sobra, nos lo han dicho hasta la saciedad: "La leche de la madre es un magnífico alimento para el churumbel", le basta este alimento para crecer con mucha rapidez. Está claro. Pero en un país desarrollado, más allá de los dos años que recomienda la OMS, ¿qué sentido tiene alternar el bocadillo de mortadela o los deberes de clase con unos sorbos de leche materna? Que alguien me lo explique, por favor. ¿Tanto ha subido el cartón de leche que sale a cuenta elegir esta opción? (Tómese con humor este inciso).

Caso aparte requiere el amamantamiento en plena calle. Siempre me ha parecido que el acto en sí requiere de cierta privacidad. Hoy en día no es difícil encontrar lugares habilitados donde poder disfrutar de cierta intimidad. Y digo esto porque me resulta incómodo observar el espectáculo que entraña alimentar a un bebé en mitad de un tumulto.

A veces es inevitable, los lloros se hacen insostenibles y te pilla donde te pilla. En otrasocasiones, llevarlo a cabo mientras eliges un vestido, le hincas el diente a un solomillo o compras el periódico, me parece una demostración innecesaria de la madre hacia el resto del mundo. Creo que no es necesario justificar públicamente, en esos casos, que somos buenas madres aireando nuestro pechos en mitad del gentío contra viento y marea. Y luego, que nadie se queje de que el salido de turno nos observa con detenimiento, está en su derecho, es la calle. No sé cómo gestionaré esta etapa complicada cuando se me presente. Personalmente, el simple hecho de dar el pecho me resulta muy animal, por muy natural que sea. No me veo más allá de los primeros días levantándome cada 3 horas, lamentándome de grietas en los pezones y usando almohadillas para evitar manchar la ropa. Quizá se trate de un trauma infantil que se remontaría a cuando, de la mano de mi progenitora, me cruzaba con las dudosas mendigas que se ponían en medio del paseo a pedir, aprovechándose de un niño -quizá ni de ellas- en los brazos. O de un libro de geografía en el que aparecía una indígena alimentando a un jabalí con su pecho, imagen que hubiera deseado me arrancaran de los ojos. Así que vaticino, con bastante probabilidad, que yo seré de esas "malas madres" que se apunten a la moda del biberón (o quizás no, nunca se sabe, soy impredecible); y no por una cuestión de estética, porque en mi caso la gravedad no sería un problema (no paso de una 85), sino de clara desnaturalización o sentido de civilización, según se mire.

Únicamente nosotros, los seres humanos, por llevar la contraria al mundo, bebemos leche de otra especie cuando cesa la lactancia. Igual no somos todo lo naturales que pensábamos. Al parecer, es dudosamente recomendable. Al final, he optado por apuntarme a la bebida de arroz y la de almendras. La de soja, magníficamente publicitada, resulta que no es saludable para una mujer joven por su contenido en fitoestrógenos. Y muchos cánceres de mama son sensibles a los estrógenos.

Recapitulando: ahora que registro en mi mente los amigos que se han criado a punta de tetina, la verdad es que están hechos un toro. Cada una que decida libremente.

> En las imágenes, la conversación que tuvo Adriana Abenia con algunos de sus seguidores.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 20
Encontrados 199 comentarios
1 2 3 4 5 6 »
Dice ser Anónimo
jueves, 10 de noviembre de 2016, 16:19
Te luces cada vez que abres la boca, madre mía que ignorante eres

Dice ser Faby
sábado, 27 de febrero de 2016, 16:48
Y no sería más fácil hacer lo que te plazca y dejar a los demás hacer lo mismo? No sé quién eres pero tú superficialidad te delata

Dice ser Eva
sábado, 27 de febrero de 2016, 06:07
Que atrevida es la ignorancia.....

Dice ser Maria
viernes, 26 de febrero de 2016, 23:20
Te resulta incomodo ver a una mujer dando el pecho a su bebe pero no tienes reparo en enseñar los tuyos en internet, eso no es incomodo, enseñar el pecho para una foto si para alimentar a un bebe que es para lo que están creados no, el mundo se va a la mierda.

Dice ser Paqui Málaga
viernes, 26 de febrero de 2016, 17:54
Adriana, no sabes nada del amor. Del amor con el que una madre le da TETA a su hija cuando llora de hambre en un centro comercial y no hay sala de lactancia o simplemente no tiene ganas de meterse en una de éstas salas porque prefiere estar como todo el mundo disfrutando de un refresco o un pastel sentada en una cafetería con el resto de su familia y no sola en la sala de lactancia. Si, porque no enseñamos tetas y provocamos, sino que atendemos a las necesidades de nuestros hijos, porque ellos no ven nada obsceno en mamar leche de su madre, que les alimenta y nutre. Y si me llamas animal por dar de mamar a mi hija: gracias! Jamás comprenderé este rechazo a dar teta en público, si en público porque no somos apestados, y ver con tan buenos ojos el top less o los pases de modelos con tetas totalmente al aire, cosas que no me molestan en absoluto, que conste. Y en cuanto al biberón: totalmente respetable por mi parte. Lo que no tolero es esta manera de hablar tuya con tanto "asco" del acto más natural y mejor para un bebé, como es el de darle de mamar. Qué

Dice ser Mamavaca
viernes, 26 de febrero de 2016, 16:18
Igual a ti te hubiera venido bien un poco más de leche materna querida Adriana

Dice ser Mati
viernes, 26 de febrero de 2016, 15:39
No eres impredecible, màs bien eres gilipollas!

Dice ser Amanda
viernes, 26 de febrero de 2016, 15:24
Tengo una hija y en lo personal tampoco me gusta dar pecho en la calle como tu dices, pero de eso a criticar a otras madres por hacerlo... JAMÁS! Si no tienes hijos y no tienes nada bueno que decir sobre un tema del cual realmente no sabes nada, mejor te callas verdad. Si alguien quiere prolongar LM es muy su asunto. Ponte a hablar de bolsos, zapatos o broches... Lo que se te de mejor

Dice ser Yo
viernes, 26 de febrero de 2016, 14:06
No se muy bien quien eres y a que t dedicas pero al leerte veo mucha desinformación y mucha incultura. Quizá un artículo así se una manera de llamar la atención para que la gente te conozca. Aunque... Es mejor permanecer callado y que piensen que eres idiota a abrir la boca y confirmarlo..

Dice ser Carmen
viernes, 26 de febrero de 2016, 13:32
Olé, olé y olé... ya era hora de que alguien diga claramente lo que piensa mucha gente y no decimos por temor a que nos caiga el chorreo (veáse estos comentarios). Todo el mundo es libre de tener su opinión y más si la manifiesta con el respeto que lo hace Abenia. Creo que hay un cierto "gusto" de la madre más que del niño. He oído a madres de niños en edad escolar, no le gustan los bocadillos solo teta, y en realidad a la que no le gustan es a ella, por poner solo un ejemplo de los miles que hay.

Página 1 de 20
Encontrados 199 comentarios
1 2 3 4 5 6 »
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que sería mejor líder para el PSOE?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo