viernes, 20 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Sociedad

Rosa Villacastín

Rosa Villacastín

Periodista y comentarista social
jueves, 08 de julio de 2010, 17:03
Esos grandes bajitos

Anoche estuve a punto del infarto al comprobar que los disparos de Xabi Alonso y de Villa no entraban en la portería de la selección alemana. Y como tantos otros españoles, grité, salté, lloré y me levanté como un resorte dando brincos de alegría cuando Pujol metió por fin el gol que nos permitirá llegar a la final de unos Mundiales que han puesto a España en el punto de mira global, y a los jugadores de nuestra selección entre los mejores del mundo, siendo como son unos tíos bajitos, curtidos en la necesidad, y en el esfuerzo individual y colectivo.

Lo que anoche ocurrió en Durban era algo impensable hace tan sólo unos meses, qué digo meses, hace tan sólo dos semanas cuando perdimos contra Suiza, lo que demuestra no sólo que querer es poder, sino que nuestros jóvenes deportistas vienen dando fuerte en el balompié pero también en el tenis, el ciclismo y en tantos otros deportes.

Lástima que toda la fuerza y el empuje que estamos poniendo para que gane "la roja", no lo invirtamos en potenciar a esa generación que es la misma de Iniesta, de Pedro, de Nadal, de Gasol, de Contador, de Alonso o de Lorenzo, a los que apenas se les permite alzarse a puestos de responsabilidad, siendo como son los/las mejores preparadas de la historia de este país. Capaces de competir con sus homólogos de otros países en cualquier campo, sea en investigación, tecnologías puntas, en arquitectura, letras, matemáticas, y deporte claro está.

A veces pienso qué hubiera sido de tantas estrellas de nuestro deporte, del fútbol en particular, si alguien, un visionario sin duda, no hubiera descubierto sus grandes dotes para dar patadas a un balón. Y qué futuro les espera a esos que permanecen invisibles para los cazatalentos pero que están ahí esperando una oportunidad para demostrar que ellos también pueden por más que el sueldo que ganan ahora no les llegue siquiera para vivir dignamente a una edad en que sus padres ya estaban casados y con hijos.

Si algo de positivo le podemos sacar a esta maldita crisis es que debemos apostar por un cambio de valores, basado en el esfuerzo, en la preparación, en el sacrificio, todo lo que anoche vimos en ese campo de fútbol donde los españoles lograron imponerse a uno de los mejores equipos del mundo. Y lo hicieron como hay que hacerlo, jugando al fútbol y no a la guerra.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que sería mejor líder para el PSOE?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo