miércoles, 23 abril 2014 | 
Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Sociedad

Ricky García

Ricky García

Periodista y locutor de radio
martes, 12 de junio de 2012, 12:58
La ex mujer de Manolo Santana, Otti, y su vida tras el divorcio

Otti Glanzielus fue personaje recurrente durante años por su matrimonio con el tenista Manolo Santana. Se mantuvo a su lado, siempre discreta, como si de su sombra se tratase, desde que se casaran en 1990 hasta su misterioso e inesperado divorcio 18 años después. Su gesto era serio, casi sieso pero nunca se salió de su lugar.

Cuatro años después de su ruptura con el mítico jugador de tenis, la modelo sueca se mantiene fiel a la Marbella que compartió con su ex marido, pero poco a poco se ha ido dejando ver en eventos de relevancia social, de manera discreta y con un gesto más amable y relajado de aquel que lucía hace años.

La inauguración de la joyería Be Rich, en pleno Puerto Banús (ya cuenta con un espacio de alta joyería en la madrileña calle Goya), y como una de las citas principales de la II Edición del Marbella Luxury Weekend, fue la excusa perfecta para salir de casa con un favorecedor modelo gris con manchas blancas y sandalias a juego.

Algo ha cambiado en la vida de la que fuera una de las modelos suecas más destacadas de su generación. Después de años algo tormentosos, su vida se ha tornado tranquila y aunque no es amiga de dar declaraciones, sí accedió a conversar brevemente conmigo, al interesarme por ella.

“Estoy muy bien, mi vida va bien y estoy tranquila”, dijo preguntada por su actual estado personal. Otti llegó a la joyería de manera discreta y sin pararse en el photocall, aunque posteriormente aceptó gustosa la invitación de uno de los dueños para situarse en el mismo para fotografiarse.

La sueca vive feliz en la localidad malagueña, según parece en compañía de su nueva pareja, extremo que se resistió al confirmar, aunque su silencio, acompañado de una bella media sonrisa, invitaba a pensar de manera afirmativa.

Su separación matrimonial de Manolo Santana, en marzo de 2008, fue cuanto menos sorprendente. Mediante un comunicado remitido a los medios, Santana aseguraba que "por respeto y consideración con todos los medios de comunicación social, hacemos partícipes de nuestra común decisión de poner fin a nuestra relación de convivencia matrimonial y vivir separados".

Atrás quedaron los años de batalla silenciosa pero común contra la segunda esposa del tenista, Mila Ximénez, que hizo lo imposible por hacer quedar a Otti como la mala de la película (ella fue quién crió a Alba, la hija que Santana tuvo con la periodista).

Glanzielus era la tercera de las esposas que ha tenido Santana, que se casó en primeras nupcias con Fernanda Dopeso, en 1962, con la que tuvo tres hijos y de la que se divorció en 1980, para volver a casarse cinco años después con la periodista Mila Ximénez de Cisneros, con la que tuvo a su hija Alba y con la que rompió en febrero de 1987 tras una tormentosa relación.

Actualmente, el director del Masters Series de Tenis de Madrid vive una segunda juventud al lado de Claudia, la pareja que tiene desde casi inmediatamente después de romper su unión con Otti Glanzielus.

> En la imagen, Otti Glanzielus en la inauguración de la joyería Be Rich.

Últimas publicaciones del autor Ver todas

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que debería presentar el PP a las municipales de 2015 para retener la Alcaldía de Madrid?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo