jueves, 23 marzo 2017 |  503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80
LA VOZ LIBRE

Comunicación

Felicísimo Valbuena

Felicísimo Valbuena

Consultor y Periodista
miércoles, 04 de enero de 2017, 18:38
Una información cultural de la agencia EFE: ¿periodismo deficiente y sesgo infumable?

El 15 de Diciembre próximo pasado, la Presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) presentó brevemente el Informe Anual de la profesión periodística de 2016. Después, dio paso a Luis Palacio, el Director del Informe.

Me encontraba fuera de Madrid y no pude seguir la difusión del acto en mi ordenador. Cuando regresé, compré el Informe y rescaté en Internet la banda verbal y no verbal que facilitó la APM a Madrid. Durante 34 minutos, Luis Palacio expuso el contenido de Informe y durante otros 38 respondió a las preguntas de los asistentes al acto. Ahí ocurrió lo contrario que en los juicios. A quienes intervienen en un juicio, el o la juez les puede facilitar un DVD con la actuación de todos... excepto del juez o de la jueza. Ya he escrito varios artículos pidiendo que en las salas de juicio haya también una cámara para captar a quien/es dicta/n la sentencia. En la APM, es al revés: Podemos ver a la Presidencia, pero no a los asistentes. Y esto último es muy importante.

Volviendo a Luis Palacio, creo que ha sido una de las exposiciones más creíble que he visto en años. No le conozco personalmente, pero irradia competencia, fiabilidad y dinamismo, es decir, credibilidad. Por eso, me cercioré de algo que ya había intuido al leer la información de EFE: Palacio había dado información mucho más importante que la que llegó a los públicos a través de EFE.

El o la periodista de EFE se centró en algo que aparecía en la encuesta, pero que él ya debía conocer por sus estudios universitarios: Las presiones que los periodistas encuentran en su trabajo. El/la periodista presentaba esas presiones como si hubiera asistido al descubrimiento de la rueda informativa. Y no, ni mucho menos. Por eso, voy a ponerme profesoral durante unos momentos para mostrar que las presiones son tan antiguas como la tos y que lo importante es encontrar su sentido y la mejor manera de combatirlas.

NO HAY NADA MÁS PRÁCTICO EN PERIODISMO QUE UNA BUENA TEORÍA

En 1955, Warren Breed publicó un artículo, resumen de su Tesis Doctoral, que no ha perdido su frescura con el paso del tiempo. La razón es que responde a cuestiones reales del ambiente periodístico y puede leerse como un auténtico argumento. Breed entrevistó en profundidad a ciento cincuenta periodistas. Le interesaban las relaciones entre ejecutivos y periodistas. Pienso que el trabajo de Breed debería figurar como modelo de lo que un autor puede ofrecer en pocas páginas, yendo directamente al objetivo y aportando puntos de vista originales.

Breed comienza distinguiendo entre 'ejecutivos' y 'personal del staff', es decir, entre directivos y periodistas. Esta distinción, que suele pasarse por alto, es enteramente clave para entender cuanto dice Breed. Como años después diría el francés Jean Louis Servan-Schreiber, nos encontramos con que un grupo de periodistas ejercen 'su poder de investigar, es decir, de informarse y escribir', sobre el terreno acotado por el Redactor-Jefe, 'que tiene el poder de publicar y fijar el orden del día'. Además, Breed distingue diversos subgrupos de periodistas, tal como los ven los ejecutivos. Están los periodistas 'seguros' y los periodistas 'estrellas', según las posibilidades para investigar que les conceden.

Lo que Breed señala, al moverse en la tradición del control social, es que los periodistas no aprenden la política de la compañía o cómo funciona - las normas- por documentos escritos sino mediante un proceso de socialización. Podríamos decir que algunos periodistas que quieren llegar al 'sector esencial' de los hechos pugnan con los ejecutivos que quieren controlar esa realidad mediante una política organizativa basada en fenómenos. La tesis de Breed es que vencen los ejecutivos. Y, en muchos casos, con ayuda de los periodistas que prefieren someterse. Para 'fabricar' un fenómeno, la versión de un determinado hecho, los ejecutivos acuden a

- la autoridad institucional y a las sanciones;

- o buscan un periodista 'seguro'

- o cambian el contenido de un determinado reportaje o noticia.

Y para que el 'fenómeno' parezca 'esencial' utilizan como razones las presiones de tiempo y la escasez de espacio.

Los periodista aceptan la versión de los ejecutivos en una situación conflictiva, porque estiman a quienes les han contratado. Agradecen el puesto de trabajo que tienen. Breed constata: "un clima paternalista que actúa como freno" cuando los periodistas intentan reflejar una realidad que podría ir en contra de la versión que quieren los ejecutivos.

- Se mueven en un ambiente competitivo y, al desear un status más alto, contienen sus deseos de ser más incisivos, es decir, de llegar al sector esencial de los reportajes.

- La naturaleza agradable de la tarea periodística les hace evitar cualesquiera versiones que pudieran entrar en conflicto con la de los ejecutivos.

Y ahora viene lo interesante: hay una serie de 'medidas' que los periodistas adoptan para llegar al fondo de las cosas, 'puenteando' la política de la empresa, si es necesario. El Redactor-Jefe y quienes poseen el periódico gozan del poder coercitivo, pero los periodistas disponen del poder de información.

Sería ilusorio pensar que el poder de información únicamente estuviese en manos de los periodistas y que sólo éstos pudiesen acceder a la esencia de los hechos. Lo que hace Breed es reflexionar con visos de acierto. Las normas de la política están notablemente oscuras y los periodistas las aprenden observando y tratando a los demás. Es precisamente en este hecho, en la penumbra de las normas, donde los periodistas hallan una salida -no una solución- para poder investigar. Los periodistas 'estrellas' pueden traspasar con más facilidad la política de la organización. Trabajan mejor que los demás porque su posición les permite otear más territorio. Incluso, los periodistas que no se encuentran en esa posición privilegiada, pueden ensanchar su campo de actuación valiéndose de una maniobra: 'plantan' una información concreta en un periódico de la competencia y reclaman después el derecho a adelantarse en próximas ocasiones. Años después del estudio de Breed, surgió el sistema de los presentadores-estrella en los telediarios. Tienen tal importancia -y poder- que, si fracasan en los índices de audiencia, sus jefes pueden perder el puesto.

LA BROCHA GORDA DE FERNANDO GONZÁLEZ URBANEJA

En la penúltima intervención del acto, suena una voz de una persona que no se identifica, como sí han hecho otros asistentes que han preguntado. El periodista de EFE identifica al interviniente como el ex Presidente de la APM, Fernando Goznzález Urbaneja. Reproduzco su intervención:

"Se me ocurre que, a la vista del interés de esto de las presiones, que este tipo de informes es bueno en sí mismo, pero mejor aún si promueve la acción. Entonces, vemos que esto de las presiones, primero, si no tuviéramos presiones, esto sería preocupante. Que el 20 % de los colegas diga que no ha tenido presiones, se lo mandaría a observárselo, ¿no? Quiero decir que lo que hace tiene poco interés, ¿no? Los de más de 60 años sabemos que, si no nos duele algo por las mañanas, es preocupante. Pues yo creo que, en el oficio, si no te presionan, mal asunto. Entonces, ¿no sería interesante algún laboratorio o algún trabajo adicional, o algún seminario de la APM para profundizar en la naturaleza de este tema? Incluso, si ahora ya interesa menos el Observatorio del Empleo, montar un observatorio de presiones. Porque contar las presiones sería interesante para desalentar a los presionadores "y" incluso para alentar a los colegas a resistir a las presiones "y" incluso, para recordar la cláusula de conciencia que, aunque consta en la Constitución, y que es una lástima que no se ejerza con más frecuencia; porque un Observatorio siempre es inocente".

En la última intervención, una participante presentó el problema de los becarios. Salvó el sentido de la realidad de la reunión, porque dar por extinto un observatorio de empleo suena a muy raro.

Urbaneja tiene un problema: que ignora muchos asuntos elementales que él debería saber, como la Teoría del Control Social de la Redacción. Por otra parte, él habla de las presiones. ¿Urbaneja y las presiones? No pega, que no, que no pega. Él es un periodista “seguro” de banqueros y constructores. Y cuando llevó la imagen de los Albertos y de otros personajes de la Banca, ¿cómo trataba a los periodistas que querían investigar? Me limito a preguntar. ¿Y qué es Urbaneja, periodista o comunicador? ¿Escribe como periodista en la revista “Consejeros”, de la que es fundador y no sé si co-propietario?

Podría haber conocido esos asuntos elementales si se hubiera tomado el interés de pasar de graduado en una Escuela de Periodismo de la Iglesia a una Facultad de Periodismo. Enrique de Aguinaga, entonces, Secretario de la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense, ofreció muchas oportunidades para hacerlo.

Pues bien, de un acto que dura 85 minutos, el/la periodista de EFE convierte en noticia una intervención de Urbaneja de dos minutos aproximadamente, y cuando el acto está terminando. Por otra parte, el moderador despacha sin más esa intervención diciendo: “Tomamos nota y veremos qué podemos hacer, porque nuestra capacidad de acción es limitada”. He examinado las informaciones que otros periodistas o comunicadores han ofrecido sobre el acto y ninguno otorga importancia alguna a la intervención de Urbaneja. Por tanto, aquí pasa algo.

El/la periodista de EFE, que tanto interés se tomó por identificar a Urbaneja, ¿cómo es que no se ha informado de que Urbaneja es quien ha puesto a los periodistas a la cola de Europa porque el Comité de Quejas, que él fundó y del que sigue formando parte, no reconoce el derecho al recurso de los periodistas? Como periodista de EFE, el/la periodista se inscribe en la línea de Nemesio Rodríguez, Vicepresidente de la APM y coordinador de un libro tan lamentable como 'La sonrisa urgente'. Ese libro, destinado a ser un hito en el 70 aniversario de la Agencia Efe, es una muestra de Miseria intelectual. Parece la fotocopia de la fotocopia de la fotocopia de 'Celtiberia Show', del gran Luis Carandell. Y lo que en 1968 era muy apropiado para que los españoles nos riésemos de nosotros mismos, en 2008 resulta una muestra del vacío de la cabeza, del que escribía Antonio Machado. ¡Vaya manera de celebrar el 70 aniversario de la Agencia EFE en 2009! ¿Es que no había en la Agencia Efe una persona con más cacumen que Nemesio? Ya me ocuparé en otra columna de este libro. De momento, me acuerdo de lo que Walter Bagehot dictaminó sobre el novelista W. M. Thackeray: “Se pasó su vida acumulando pequeños detalles para demostrar que la gente de la décima categoría se esforzaba siempre por ser gente de novena".

LAS IDEAS CREATIVAS DE LUIS PALACIO

Si el/la periodista de EFE hubiera atendido más a la explicación de Luis Palacio, habría encontrado contenidos y titulares mucho más importantes y útiles que los de Urbaneja.
Voy a poner unos cuantos:

- Periodismo de fuente y periodismo de parte: Información y comunicación corporativa.

- Periodismo de información y periodismo de explicación: La importancia de las nuevas publicaciones semanales.

- Periodistas y públicos, muy distanciados en la importancia de las redes sociales.

- El periodismo no va a cambiar. Ha cambiado ya. Las nuevas vías y fórmulas.

- Demasiados titulados que salen mal preparados. Distancia entre universidad y profesión.

- Los periodistas del futuro serán autónomos, más que contratados.

- El 20% de la publicidad va a los medios digitales.

- Aumenta el protagonismo empresarial de los periodistas.

- Los avances tecnológicos facilitan más iniciativas.

- Antes de la crisis, accedía a Internet el 26% de los españoles; ahora, el 70%.

Y así, sucesivamente. Es decir, Palacio descubrió un mundo mucho más ambicioso, de futuro, que el/la periodista de EFE, volcado al pasado ya descubierto hace muchos años o al presente que no explica.

José Antonio Vera, Presidente de EFE, tiene un currículum de triunfador, mucho más importante que el de Urbaneja o el de Nemesio. Echo de menos que haya algún espacio para que, quienes se encuentren insatisfechos con algún trabajo de EFE, puedan expresarlo. Ah, y que los periodistas dominen las cosas prácticas. Es decir, las buenas teorías. Como él bien sabrá, a muchos personajes se les juzga por sus últimos actos, siguiendo el efecto de “recencia”. Y si habiendo tenido oportunidad de mejorar las cosas, no lo hizo cuando tenía oportunidad y tiempo, el público se lo reprochará. O peor aún, no se acordará de él.

> En las imágenes, arriba, Luis Palacio, Victoria Prego y David Corral; abajo, José Antonio Vera. 

 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 
503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80
503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80
La Voz Libre on Facebook
503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80
        

La Voz Libre en tu correo