viernes, 09 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Política

Manuel Romero

Manuel Romero

Periodista y director de La Voz Libre
viernes, 27 de agosto de 2010, 11:07
El Rey ausente y Belén Esteban presente

Una de las condiciones congénitas de los españoles es su pasividad. Esa característica le sirvió a Franco para completar su ciclo vital y morir en la cama sin que en las calles se notara rechazo, la utilizó Hassan II de Marruecos para invadir el Sáhara sin impedimentos y la usan las autoridades gibraltareñas para arañar metro a metro al istmo y ampliar por mar la colonia saltándose acuerdos internacionales.

No es que los españoles sean pasivos, que no hay nada que objetar si nos atenemos a que esa actitud les sirve para superar la edad media de vida de los europeos, sino que, además, conlleva la actitud de rechazo a que otros ciudadanos protesten.

Por ejemplo, varias décadas de terrorismo, con mil muertos en su haber, no ha generado más que una película y media en las grandes pantallas. No debía haber demanda. Los sucesivos gobiernos de la Generalitat de Cataluña han ido barriendo, hasta extinguir, el idioma español en el ámbito académico, cultural y oficial de la comunidad autónoma, sin que los padres llevaran la protesta al plano público (salvo contadas excepciones); nuestras fronteras han sido un coladero sin control durante los últimos quince años sin que nadie estableciera una efectiva regulación de necesidades profesionales. Los edificios y la señalización viaria son dañadas masiva y sistemáticamente por individuos que se hacen llamar grafiteros -y lo único que hacen es escribir su rúbrica con rotulador-, sin que se persiga para impedir el gasto que supone su limpieza. Unas comunidades autónomas -vaya nombre para evitar el de ‘regiones’- se quitan el agua unas a otras o se invaden con señales de televisión para arrebatarse la toponimia y seguimos dilapidando presupuesto público. El último chiste: al castellano se le clavan estacas con nombres como Eivissa, mientras el mundo se pregunta si la marca Ibiza queda libre para registrarla y hacer caja (acabo de volver de Nueva York y he visto media docena de locales con ese nombre. Para ellos, se lo regalamos. En España ya no existe. Supongo que aquellas otras localidades en el mundo que llevan ese mismo nombre no cometerán la estupidez de modificarlo).

Mezclo intencionadamente churras y merinas, comportamientos colectivos con acciones individuales, estilo político con sometimiento ciudadano… para poner en evidencia que la actitud de pasividad no tiene marcos ni fronteras en nuestro país.

Un ejemplo de este comportamiento distante de la población respecto a acontecimientos de calado es la asunción del recambio pasivo al que estamos asistiendo en la Jefatura del Estado. La convalecencia del Rey se ha convertido en un laaaargo periodo. Su ausencia de los actos públicos ha dado paso a la presencia constante de los Príncipes de Asturias ante la opinión pública. Algo tiene de positivo este distanciamiento del acontecer diario: que mañana podría proclamarse la República sin que hubiera convulsiones. La operación recambio está en marcha, mientras los informativos de televisión -algunos de ellos por la presión publicitaria que suponen los ingresos de la Dirección General de Tráfico- arrancan como cada año: “Seis millones de desplazamientos se registrarán este fin de semana. La DGT lo tiene todo previsto”. Vamos, que la ausencia durante unas semanas de Belén Esteban en ‘Sálvame’ generó más titulares que la desaparición del Rey.

Supongo que no caerá un rayo y nos extinguirá para la eternidad, pero existen miémbros que por su inacción se han reducido hasta su desaparición o se han aletargado. Yo espero que el final del verano no suponga sólo estar pendiente de los fichajes de la Liga o de los enfrentamientos de la baronesa Thyssen con su hijo Borja. Porque si no, habrá que desenvainar la espada informativa y comenzar a fustigar con titulares. ¿Nos siguen?

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 2 comentarios
Dice ser bcna
sábado, 28 de agosto de 2010, 13:08
jajaja. el anonimo ya comienza su discurso con lo de falangista, le ha faltado fascista-culo-caca, que es el insulto tipo de lo planos mentalmente.

coincido con el artículo de Romero exceñto en lo del Rey, que creo que todo el mundo tiene derecho a recuperar su salud sin obligación de trabajar, es decir a la baja teporal. Ottra cosa es que se eternice y haya que ir planteando la "baja definitiva". felicidades a la Voz Libre

Dice ser Anónimo
viernes, 27 de agosto de 2010, 22:24
La empanada mental de este falangista, una vez ordenadas sus maltrechas ideas podría ser:
1)el progresivo e inevitable declinar del borbon sin un relevo convincente
2)la imparable crisis econonómica a apesar de las noticias
3)el progresivo desafecto catalán
4)el progresivo hartazgo del sistema constitucional partidista
5)adherezado con Belen Esteban para amenizar el plato

La cosa se pone interesante para los que queremos sacar a Cataluña de la mesa fascista



Página 1 de 1
Encontrados 2 comentarios
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo