viernes, 09 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Política

Manuel Romero

Manuel Romero

Periodista y director de La Voz Libre
viernes, 09 de julio de 2010, 09:34
Listos para la final

Una de las preocupaciones que embargan en los últimos días a los directores de medios de comunicación escritos es cómo titular la portada del periódico -digital o impreso- si España se proclama campeona del mundo de fútbol en Sudáfrica.

Como no existe precedente, estamos todos vírgenes en estas lides y sólo podemos recurrir a ejemplos de otros países que han vivido la experiencia. Yo tengo grabado en mi retina un titular con las palabras desparramadas por la portada de ‘Bild’, sobre un fondo con la bandera alemana –una de las primeras ocasiones que se recurría al color en prensa- con el que en el año 1974 se celebraba la victoria de Alemania sobre Holanda en la final de la Copa del Mundo de Fútbol: ‘Ja, ja, ja… Wir sind Weltmeister’ [Sí, sí, sí… Somos Campeones del Mundo] Se unía la información al grito de júbilo, muy propio en la prensa alemana, incluso en la muy seria, para elevar el sentimiento a la categoría de noticia.

Con motivo de la derrota de Alemania frente a España de hace unos días, los medios alemanes han reaccionado con similitud, aunque con la alegría transformada en tristeza: ‘Arriba esas cabezas’, ‘Dentro de 4 años lo conseguimos’. El fútbol, y en concreto la selección alemana, no es sólo un grupo de hombres sometidos al análisis y a la información, representan el contenedor de sentimientos, aspiraciones y también frustraciones colectivas que se activa periódicamente.

Ni Larisa Riquelme y su desnudo a plazos, ni Sara Carbonero y sus entrevistas a Iker Casillas al final de cara partido, ni el pulpo Paul y sus predicciones televisadas, sobrevivirán más allá del lunes. Lo que quedará es una sensación de alegría o de decepción que perdurará varias décadas. La pasión por el fútbol de la selección nacional está más arraigada en Alemania, Inglaterra e Italia que en España, acostumbrados como nos tenían a 'jugar mejor que nunca y a perder como siempre'. Ahora que ese signo ha cambiado no debemos tener preocupación a sumergirnos unas cuantas semanas en lo que no deja de ser un divertimento y a recuperar la normalidad cuando todo se haya decidido.

Es bueno, por lo tanto, que estemos preparados para la noche del domingo y, especialmente, para la mañana del lunes y sepamos asumir como profesionales y digerir como colectivo cualquier resultado. A veces los medios -la prensa- son el fin en sí mismos. La selección nacional asume el papel de catalizador de esos sentimientos, que los medios empequeñecen, engrandecen o conforman en función de la receptibilidad de los lectores y las circunstancias político-económicas que afectan al momento. Si el resultado va a ser importante, igual serán de relevantes las palabras con que se cuente. Así que vamos a seguir pensando cómo titular después del partido para saber interpretar el sentimiento colectivo.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
Dice ser Ruego
sábado, 10 de julio de 2010, 18:05
Romero, titula en catalán. Creo que debes hacerlo, jajaja

Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo