jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Política

Esther Esteban

Esther Esteban

Periodista y comentarista política
lunes, 14 de junio de 2010, 15:34
El examen final

Termina la presidencia europea con más pena que gloria. Han sido seis meses horribilis para nuestro país, en los que hemos tenido la sensación de que todos nos ponían deberes situándonos en el ojo del huracán permanentemente. El próximo día 17, sólo 24 horas después de que el Gobierno imponga por decreto la reforma laboral, Zapatero tendrá que presentarse ante los 27 con los deberes hechos y con medidas convincentes para hacer frente al déficits que nos atenaza. De momento, los ministros de finanzas ya nos han avisado de que o nuestro país acomete reformas estructurales o no hay nada que hacer, por lo que el tijeretazo, que ayer llevó a los funcionarios a la huelga, se quedará en humo de paja si no hacemos sacrificios mayores.

Podemos seguir poniendo al presidente del Gobierno en la picota y hacerle vudú a placer, podemos seguir maldiciendo el día en que le dimos nuestra confianza a un hombre experto en sacarse conejos inexistentes de la chistera, podemos seguir señalando a Zapatero como la representación en carne viva de todos nuestros males, pero, aparte de ese pequeño desahogo, que ya tendremos ocasión de saldar en las urnas, lo que España tiene que hacer es ponerse a caminar. Ya no vale de nada pensar en lo que pudo ser y no fue. No vale de nada que nuestros políticos arremetan inmisericordes los unos contra los otros hasta machacarnos a todos, porque lo que ahora está en cuestión es nuestra supervivencia como potencia económica, ya no mundial, dentro de la UE.

Si la Merkel ha anunciado el mayor plan de ahorro que se recuerda en su país desde la Segunda Guerra Mundial, se ha aplicado el cuento de sanear sus cuentas con rigor y sus ciudadanos han respondido, no sé por qué el Gobierno español no puede hacer lo propio sin buscarse cada día nuevos enemigos dentro y fuera de nuestras fronteras, que incrementan aun más el nivel de desconfianza hasta nuestro país. Supongo que ocurre lo de siempre que "a perro flaco todo se le vuelven pulgas" o que nos hemos cansado ya de escuchar por boca del Gobierno el cuento de la lechera y a fuerza de que nunca tenga un final feliz preferimos lamernos nuestras heridas en solitario.

Sea como fuere queda una semana para la cuenta atrás y pase lo que pase, aunque no nos guste, Zapatero no tiene más remedio que tomar medidas que incrementen nuestra credibilidad de cara a las potencias internacionales y también de cara a los mercados. No le pueden temblar las piernas por temor a perder un puñado de votos, ni tampoco puede titubear porque los sindicatos le amenacen con la temida huelga general. La estabilidad es un valor importantísimo en la actual situación y si el precio de la misma es que las calles se llenen de pancartas y consignas es un precio menor que el presidente tendrá que pagar si no quiere seguir recibiendo órdenes a diario y aceptarlas sin rechistar por miedo a que el Titanic se hunda y con él todos nosotros. El examen no es sólo para el Gobierno sino para el país y tenemos que aprobarlo sí o sí.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
Dice ser jmc
martes, 15 de junio de 2010, 11:57
Mientras tengamos diecisiete autonomias despilfarrando sin control no hay nada que hacer. Se ha demostrado que sólo con que todas las CCAA aplicasen las practicas de las tres mejores de ellas, sin recortar ninguna competencia, el ahorro seria de 26.000 millones de euros. Cabe suponer que recortando competencias, centralizando para aprovechar economias de escala y supervisando por el Estado el gasto autonomico el ahorro podria ser mucho mayor.

Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo