martes, 06 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 24 de agosto de 2009, 16:27
El tortazo del maestro

En la película La ràbia la escena principal es en una escuela de la posguerra, un maestro conmina a un niño a hablar como debe ser, '¡en español!' Y de paso le propina un sopapo descomunal. Naturalmente, aquel niño conserva dentro de sí la rabia para toda su vida. Esa rabia le llevará a la militancia nacionalista –o sea, lingüística.

Estoy seguro de que gran parte de las actuales vocaciones sociolingüísticas provienen de los tortazos de los maestros franquistas. Y quien dice tortazos dice cualquier violencia, cualquier sensación de ridículo, vergüenza o impotencia. Situaciones frustrantes relacionadas con el conflicto lingüístico. Creo que sería una terapia saludable, un ejercicio higiénico y un buen servicio al país, que cada cual explicase aquel 'trauma decisivo' que le llevó a adoptar una militancia determinada. Examinando las respectivas biografías, sobre todo de la gente que manda, quizá nos explicaríamos muchas cosas y nos ahorraríamos algunas decisiones claramente erróneas, que pueden complicar nuestro futuro colectivo.

Explico mi caso. En los años cincuenta, en mi calle sólo se hablaba castellano. Para mí, el catalán era la lengua de algunas familias y de alguna misa en la parroquia. La escuela era toda en castellano, mi lengua. En la adolescencia, descubrí que mis amigos catalanes no habían tenido la misma suerte que yo: se les había negado la escuela en su lengua. Fue por solidaridad con ellos, y por vergüenza por que mi lengua hubiese servido para humillar a mis amigos, que me puse a aprender el catalán con pasión. Tanta, que enseguida lo escribía y a los diecinueve años lo enseñaba.

¿Queréis un pronóstico? La inmersión en la escuela pronto empezará a producir 'militantes castellanistas', fruto de alguna humillación escolar (tortazo y 'en català!'). Y también veremos algunos 'desertores catalanohablantes', avergonzados por el hecho de que se utilice el catalán para humillar a sus amigos castellanohablantes. ¿Os jugáis algo?

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 4 comentarios
Dice ser sabela
viernes, 28 de agosto de 2009, 11:53
Estoy decuerdo con Royo, cuanto más intransigentes se pongan los nacionalistas, más cara les va a plantar la gente. Si quieren guerra la tendrán.

Dice ser miguel z.
martes, 25 de agosto de 2009, 13:46
Es que sois basura. Tanto como individuos, como colectivo.
Como no se os va a ridiculizar? Si allí por donde vais dais pena. En todo.
Lo que no entiendo es como los catalanes no os han echado a patadas de su tierra con lo hijoputas que os habéis portado con ellos.

Dice ser José Miguel
martes, 25 de agosto de 2009, 12:47
sigue

...de identificar como algo a lo que hay que reaccionar. La vía nacionalista es esa mirada burlona hacia todo lo que pueda representar nuestra cultura: "Mirad lo que son los territorios hispanohablantes: en España, una sociedad que vive de la subvención europea y del expolio a la riqueza generada por Cataluña. En América, países atrasados e inestables. Mirad los barrios donde sólo se habla castellano, los más marginales de todos. Haced a vuestros hijos como nosotros, los catalanes verdaderos, que de las piedras sacamos panes, y así aseguraréis a vuestros hijos que sean muy ricos y muy modernos". Las clases medias castellanohablantes están completamente imbuídas de este discurso, y las clases menos favorecidas están sumidas en la más completa indiferencia hacia cualquier asunto de mínima enjundia intelectual

Dice ser José Miguel
martes, 25 de agosto de 2009, 12:45
No estoy del todo de acuerdo con este artículo. Discrepo en algunas cosas.
La primera es que los razonamientos o las actitudes que podrían ser comprensibles en 1976, ya no lo son un tercio de siglo más tarde. A mí se me ocurre una metáfora, que no es del todo identificable a esta cuestión, pero que puede valer. Yo tengo una deuda con alguien y durante un tiempo me las ingenio para no pagarle. Al final, se la pago y le pido disculpas, aunque él pueda creer que lo hago sin convencimiento. ¿Tiene sentido que 33 años después me guarde un resentimiento insidioso por aquello? Creo que sería bastante impresentable. Impresentable por su parte. Por tanto, ya está bien de encontrar alguna clase de comprensión en la actitud de los nacionalistas a cuenta del franquismo a estas alturas de la película. Que disfruten de la libertad que tienen hoy en día, que nadie se la discute.
También discrepo en esa visión de la escuela en tiempos de Franco. Nunca vi que a ningún compañero se le recriminara nada por el tema de la lengua. Quizá porque la minoría (esto hay que recalcarlo) catalanohablante lo tenía muy asumido. El único caso que recuerdo fue una vez que el profesor se empeñó con un chico en que pronunciara la a de forma abierta como en castellano, en lugar de la a neutra catalana y por ello le hizo repetir una palabra varias veces hasta que lo dio por imposible, no porque el chicho no se esforzara en hacerlo. Cuando era muy pequeño el castigo físico era normal pero era por no saberse la lección, nunca por nada relacionado con la lengua ni con cuestiones nacionalistas. Luego la sociedad se fue abriendo y eso también desapareció aún existiendo el régimen.
Mi última discrepancia se refiere a la supuesta reacción de la población castellanohablante ante la situación actual. Lo primero de todo es que los nacionalistas actuales son inmensamente más listos, aparte de que, afortunadamente, los tiempos de los tortazos creo que han desaparecido para siempre. La vía del nacionalismo catalán para asimilar a la mayoría castellanohablante (al menos en las áreas urbanas somos mayoría) es algo invisible y omnipresente, y por tanto, difícil de...

Página 1 de 1
Encontrados 4 comentarios
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Le parece una buena medida la subida de impuestos a alcohol, tabaco y bebidas azucaradas?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo