viernes, 02 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
miércoles, 15 de julio de 2009, 12:22
Cuestión de nombres

“El ser se dice de muchas maneras”, decía Aristóteles. La misma palabra sirve para decir muchas cosas diversas. Una de esas palabras equívocas es 'catalán', y su uso se presta a no pocas confusiones, a veces interesadas.

Por ejemplo, 'catalán' designa la lengua que se habla desde el Rosellón a Alicante; pero a la vez es el hablar propio de Cataluña. En este segundo sentido podemos oponer catalán-valenciano-balear. Por lo tanto, si decimos “el valenciano es un dialecto del catalán”, también se debería poder decir “el catalán (sentido-2) es un dialecto del catalán (sentido-1)”. O deberíamos poder decir “el valenciano es tan buen catalán (sentido-1) como el catalán (sentido-2)”.

'Catalán' es un sustantivo y designa la lengua catalana. Pero también es adjetivo y significa 'de Cataluña'. Si el castellano actualmente es una lengua de Cataluña, o sea, si no es extranjero, significa que es catalán. Por lo tanto, podemos decir que “el castellano es catalán”. Si hablo en castellano, estoy hablando 'en catalán'. Puedo decir que siempre hablo en catalán, aunque a menudo hable en castellano. Igualmente podría decir que, si el catalán es una lengua española, tal como dice la Constitución, cuando hablo en catalán estoy hablando 'en español'.

'Catalán' significa habitante de Cataluña. No tengo ninguna duda en calificar de catalanes a mis vecinos árabes, aunque legalmente sean extranjeros. 'Catalán' significa también ciudadano de Cataluña, los que podemos votar. También significa un nativo de Cataluña, en oposición a los nacidos fuera. Finalmente, sirve para designar a los que hablan catalán, en especial si la tienen como lengua materna, no aprendida. Según estos cuatro sentidos, los catalanes (habitantes) se dividen en extranjeros y catalanes (ciudadanos). Éstos se dividen en forasteros y catalanes (nacidos en Cataluña). Éstos se dividen en castellanos y catalanes (catalanohablantes). Vaya lío.

Por razones de higiene lingüística, habría que clarificar todos estos significados, inventando palabras nuevas, si hace falta, para designar cada cosa con precisión. Nos ahorraríamos conflictos gratuitos, como el de la lengua de Valencia. Y sobre todo, nos ahorraríamos frases bárbaras, cargadas de sectarismo, como la que se oye a menudo: “Si eres catalán, habla catalán”. Su equivalente “si eres español, habla español”, por suerte, ya no se oye apenas.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 2
Encontrados 12 comentarios
1 2 
Dice ser roberto
viernes, 17 de julio de 2009, 20:19
Apañao estás tú, apañao, escoñao y españao.
Un desliz lo tiene cualquiera pero lo tuyo es grave

Dice ser chupatintas
viernes, 17 de julio de 2009, 19:50
Para Roberto: "Por eso te has puesto ha emitir el discurso oficial..."
Tio, se escribe "a emitir", sin "h". ¿Ves Roberto que con las 3 horas de castellano no es suficiente? Encima ahora os las reducen a 2. Estais apañaos!!!!!

Dice ser giskis
viernes, 17 de julio de 2009, 06:12
Que poca faena tienen algunos....

Dice ser roberto
jueves, 16 de julio de 2009, 18:47
Jaumet (y II)

, como todos los de tu generación.
Te pasaste luego al PSC , y despues a Ciutadans. Ahora estás en la órbita de UPyD, pero no acaba de agradar esa hortera engreída (y con razón).
Como ves, yo también se especular

Saludos cordiales.

Dice ser roberto
jueves, 16 de julio de 2009, 18:46
Jaumet
No has querido entrar a contestar mi argumento, que por cierto está más en la línea de lo expuesto por Royo.
En lugar de ello has pretendido psicoanalizarme.
Por eso te has puesto ha emitir el discurso oficial y monocorde de la gente de tu grupo.
A saber:
1) que como hijo de inmigrates (das por hecho eso sin conocer nada de mi historia personal)
2) es incoherente que sea tan nacionalista (das por hecho que soy nacionalista)
3) y eso lo atribuyes a un deseo de progresar y ser aceptado por la casta dirigente ( "los nacionalistas")
4) pero me recuerdas que siempre seré ciudadano de segunda a los ojos de los nacionalistas ya que no soy "de la ceba"

En fin, quien ha quedado sobradamente retratado eres tú y la simplicidad enfermiza de tus pobres argumentos.

Obviamente no puedo saber quien eres, pero voy a tratar de hacerte tú retrato aproximado.
Despues si quieres me dices el grado de acierto que he tenido.
Eres un individuo entre 45 y 65 años.
Castellanohablante nacido en Barcelona en la posguerra o trasladado de muy niño.
De padres emigrantes no andaluces. Probablemente castellanos , aragoneses o levantinos.
Clase media baja con pretensiones. Tal vez tu mamá era la portera de una finca de l'eixample o una funcionaria de la telefónica.Tal vez tu papá, trabajador de la SEAT o funcionario del estado, murió a edad temprana. O tal vez os abandonó.
No creo que tengas muchos hermanos. Tal vez una hermana.
Probablemente fuiste a un colegio religioso. En esa época tenían mucho prestigio.
La mayoría de tus compañeros eran catalanes (catalanohablantes). Tú no.
Y con el tiempo fuiste creciendo con esta espina amarga por sentirte diferente.
Para mayor desgracia tuya te casaste con una catalana, que te acabó dejando por imposible.
A los mejor sigues sin encontrar pareja. Por eso tal vez sigues viviendo solo.
No creo que ya estés jubilado. Tengo dudas de si eres funcionario -podrías ser profesor- o un profesional intermedio en una empresa privada. En todo caso no te llevaste bien con tus superiores, que por supuesto debían ser catalanohablantes.
Políticamente hablando tal vez empezaste en el PSUC, como todos los de tu...

Dice ser jaumet
jueves, 16 de julio de 2009, 14:31
Querido Roberto:

Tu frase "José Miguel tiene razón en no sentirse catalán" es absurda. Los ciudadanos serán lo que quieran ser y ni tú ni nadie les dirá con lo que tienen o no que identificarse. Incluso pueden odiar a Cataluña o a España: están en su derecho. Eso sí, los demás estamos también en nuestro derecho de criticar lo que veamos como una falta de coherencia. Como en tu caso, en que eres hijo de inmigrantes y te comportas como uno de los dueños del país, los cuales dicen quién se merece o no el carné de buen catalán, qué es o no es catalán, etc. A diferencia de los nacionalistas, yo no dudo de tu catalanidad pero si me dijeras que tu identidad es la zulú, también te respetaría.

Creo que tu radicalidad nacionalista estriba en que no tienes del todo claro que pertenezcas a la categoría de dueño del país, dado que arrastras el pecado original de ser hijo de inmigrantes. Sabes tan bien como nosotros que el nacionalismo catalán discrimina entre los auténticos catalanes ("els de la ceba") y los castellanohablantes, ciudadanos de segunda (al menos, ahora me remito únicamente a la materia lingüística). Y, claro está, tú no quieres pertenecer a los ciudadanos de segunda.

Nosotros, los no nacionalistas, en vez de aplastar con nuestra bota a los ciudadanos de segunda para poder escalar puestos hasta ser uno más entre "els de la ceba", lo que queremos es que todos los ciudadanos tengan los mismos derechos en materia lingüística. Somos como los comunistas: no queremos que todo el mundo sea igual de pobre sino que todo el mundo sea igual de rico. Igualar hacia arriba, no hacia abajo.

Saludos cordiales

Dice ser chupatintas
jueves, 16 de julio de 2009, 11:08
es normal Roberto, yo en tu caso tambien me habria quedado de piedra

Dice ser roberto
jueves, 16 de julio de 2009, 05:58
para chupatintas:
me he quedao helao con la calidaz y nivel de tu comentario

Dice ser abogado
miércoles, 15 de julio de 2009, 23:53
Para 1984:Eso lo dices por Roberto, no?
Tiene pinta de haberse quedao como Pepiño Blanco, en 1º de derecho. Utiliza algún término culto pero sin orden ni concierto.

Dice ser 1984
miércoles, 15 de julio de 2009, 19:08
"La ignorancia es la fuerza"

Página 1 de 2
Encontrados 12 comentarios
1 2 
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Cree que Donald Trump será un buen presidente de Estados Unidos?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo