sábado, 24 junio 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Política

Ricardo Carreras

Ricardo Carreras

Doctor por la UCM, emprendedor, activista y experto en redes sociales
jueves, 11 de marzo de 2010, 10:18
Negadores y libertad de expresión

Los regímenes dictatoriales -China, Cuba, Irán, Arabia Saudita y compañía- restringen la libertad de expresión e imponen una aparente unanimidad pública.

Por el contrario, poder expresar lo que se piensa libremente es importante en nuestras sociedades abiertas y democráticas -aunque lo sean imperfectamente.

Pero esta libertad, como todas las demás, debe tener límites. Una evidente es el derecho al honor y a la dignidad de los demás. No tenemos derecho, amparados en la libertad de expresión, a mentir, difamar o denigrar a otra persona. Para eso existen los delitos contra el honor.

Además, en muchos países democráticos existe legislación contra las opiniones que puedan incitar el odio racial o religioso o la negación de hechos históricos concretos como el vil asesinato masivo de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

El debate es apasionante: ¿dónde comienza y termina la libertad de expresión? ¿Quién delimita dónde están los límites? ¿Cómo debe tratar la sociedad a los que exceden esos límites? ¿Debe existir legislación específica, ad personam, para punir la negación de un hecho histórico concreto, como ocurre con frecuencia con el genocidio perpetrado por los nazis?

Al hilo de este debate, saco a colación dos casos recientes de negadores -palabra más bella, pura y española que 'negacionista'- de hechos que la mayoría de ciudadanos consideramos ciertos.

El primer negador, el librero filonazi Pedro Varela, ha sido condenado a dos años y nueve meses por un delito de difusión de ideas genocidas y otro contra los derechos fundamentales y libertades públicas. Varela niega el genocidio de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. En su librería vendía libros de ideología nazi.

El segundo negador, el actor Willy -curioso apodo pseudoyanqui, ¡con lo bonito que es Guillermo!- Toledo, ha sido repudiado por los medios y la inmensa mayoría de la opinión pública por difamar al recientemente fallecido Orlando Zapata Tamayo. Willy niega su reconocida condición de preso de conciencia y además denigra a los demás presos de conciencia cubanos llamándoles 'terroristas'.

Ambos niegan la evidencia y nadan contra la corriente del sentido común. Las ideas de ambos negadores me merecen el mismo -absoluto- rechazo. Sin embargo, constato que frente a ambos existe un doble rasero.

Creerse las patrañas castro-comunistas en España y difundirlas te granjea el repudio social de los medios y la opinión pública.

Creerse las patrañas nazis en España y difundirlas, además de lo anterior, te puede llevar directo a una celda.

Hay quien puede pensar que la comparación es desproporcionada por el número de víctimas de unos y otros, pero no lo es, ya que si bien los nazis asesinaron a más de seis millones de judíos, el totalitarismo comunista es responsable de la muerte de más de cien millones de personas en el siglo veinte, como por ejemplo documenta con detalle el libro negro del comunismo.

Negar públicamente esos asesinatos perpetrados por los comunistas se tolera, y numerosas librerías en España contienen libros que alaban tanto al Comunismo como a los mayores asesinos de la historia, que son los comunistas Mao y Stalin -Hitler ocupa la tercera posición.

La esvástica no se ve con frecuencia, pero la hoz y el martillo campan a sus anchas, por doquier.

Podemos seguir así... o bien decidir acabar con esa discriminación aplicando más rigor a unos o menos a otros.

Pero al menos que seamos conscientes, la próxima vez que veamos una camiseta de Stalin, Mao o Ché Guevara, de la doble vara de medir.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 9 comentarios
Dice ser Anónimo
lunes, 15 de marzo de 2010, 17:01
Comprendo tu respuesta. Pero insisto. Todo se basa en el equívoco en el que el ordenamiento jurídico español ha pretendido , sibilinamente si quieres, confundir el significado de pueblo catalán (vasco, etc) con tener la vecindad administrativa en Cataluña, etc. Muy listos.

Dice ser Palas Atenea
lunes, 15 de marzo de 2010, 15:43
Esto es asunto de pura opinión. Nunca en España se ha confundido a un catalán con un castellano-manchego, que yo sepa. Si esto, y el tener un gobierno propio desde la Transición, no es reconocer a Cataluña como pueblo ya me dirás tú lo que es. Si hasta embajadas propias tenéis. Mis sobrinas son catalanas pero déjame que te diga que a mi eso me importa bastante poco, no voy a estar todo el tiempo recordando el hecho diferencial y después haciédoles donaciones de sangre porque la nuestra es compatible y, en cambio, la de los catalanes no. Está el pueblo, el idioma, la sangre, el color de la piel y muchas cosas más que a mi, particularmente, me importan bastante poco. Otra cosa es el grado de libertad que hay en un país donde se encarcela al disidente por fundar un sindicato libre o tener una biblioteca con libros no autorizados. Ahora, si lo que quieres decir es que sólo vosotros sois pueblo y el resto de las comunidades autonómicas no lo son, te diré que para mi un andaluz o un cántabro tiene tantos rasgos identitarios como vosotros o nosotros, los vascos. Si que sois un pueblo, sí, lo mismo que los corsos, los normandos o los galeses. ¿Y qué?

Dice ser Anónimo
lunes, 15 de marzo de 2010, 14:41
Cualquier sitio es bueno para debatir. Y más tratándose de negacionismo.
Has desenfocado completamente mi respuesta. Yo nunca he dicho que los catalanes , como individuos, tengan sus derechos de ciudadanos disminuidos, como ocurre en los ejemplos que citas. En la escala de supervivencia primero son los derechos del individuo.
Hay mucha gente que se queda aquí , e ignora que existen otros derechos también comunmente reconocidos por las leyes internacionales, como son los derechos de los pueblos. Y aquí España falla, Palas Atenea, porqué , a pesar de que tú dos mensajes más atrás digas que nadie en el mundo niega la existencia de un pueblo catalán o un pueblo vasco, España, en sus leyes, no reconoce su existencia , ni por tanto sus derechos.

Dice ser Palas Atenea
lunes, 15 de marzo de 2010, 10:36
El hecho de que hayas metido a Cataluña en una opinión que ni siquiera la menciona y habla de otras cosas, indica el grado de obsesión que tienes. Hay umbrales bajos del dolor y los catalanes y los vascos tienen ese umbral bajísimo, ese es un lujo que no se pueden permitir los polacos, los lituanos o los cubanos. Las afrentas son hechos pero su interpretación depende del ofendido, si los cubanos guardan la mitad del resentimiento que guardais vosotros la isla no va a tener solución cuando los Castro peten. Pero se me da a mi que, como todos los que de verdad han sufrido, no van a sacar de golpe sus rencores, como tampoco lo ha hecho Polonia con Alemania ni con Rusia. Eso indica a las claras quién es varón y quién llora porque se ha cortado el dedito con un cuchillo. No será mucha la desesperación de los catalanes cuando no hay Zapatas ni Fariñas. Eso si que muestra claramente el grado de la desesperación a que pueden llegar los seres humanos. Después del GULAG, el Laogai y los campos de exterminio nazis los asuntos vascos y catalanes parecen asuntos de burgueses a los que les han quitado el yate y creen que eso vulnera los DDHH.

Dice ser Anónimo
domingo, 14 de marzo de 2010, 21:37
En todo caso , Palas Atenea, debería ser el propio pueblo el que decida si convertirse o no en nación, y no su vecino. Es algo simple pero parece que ustedes todavía no están preparados para asimilarlo.
Y lo más triste de todo, es que ustedes , en esa especie de limbo ideológico en que están inmersos no son conscientes de la profunda vergüenza que van a causar a las generaciones futuras de españoles. Son demasiados los atropellos históricos que llevan en su haber.

Dice ser Palas Atenea
domingo, 14 de marzo de 2010, 20:03
No existe nadie en este mundo que niegue al pueblo catalán. ¡Qué cosas dices! Como tampoco los hay que nieguen al pueblo vasco. Lo que niegan es que Cataluña sea una nación, y yo, que soy vasca, niego que Vasconia, Euskadi o Euskalherria, según gustos y usos, sea una nación. El Holocausto fue un hecho, el GULAG fue otro hecho no son interpretaciones; el que los pueblos deban convertirse en naciones por narices son interpretaciones no hechos.

Dice ser Anónimo
domingo, 14 de marzo de 2010, 18:09
El negacionismo como doctrina es una clara muestra de la incapacidad por definirse en positivo.
No voy a entrar en los que niegan el genocidio nazi. Que argumenten con pruebas si están tan seguros.
Pero lo tienen crudo-.
Hoy tenemos en nuestras narices a otos negacionistas, los que niegan al pueblo catalán.
Para ello se definen como no-nacionalistas. Otra forma de negacionismo tan perversa o más que la anterior.

Dice ser Palas Atenea
sábado, 13 de marzo de 2010, 19:49
La historia no se ve si no la iluminan los focos, y está claro que estos focos han estado fijos en la miserable historia de los nazis desde 1945. Cualquier intento de lanzar un foco de luz detrás del telón de acero ha sido paralizado por la opinión internacional. Los símbolos nazis están prohibidos como símbolos del mal; los comunistas no. La preclaras mentes de tantos intelectuales de izquierda, que vivían (y viven) sin problemas en occidente, decidieron separar la ideología de la práctica de las diversas izquierdas: la teoría era válida, la práctica ha fracasado hasta ahora pero algún día puede que de resultado. Por eso no es conveniente rememorar los fracasos: ninguna película sobre el GULAG, el Laogai o las cárceles cubanas. Dejémoslas en sombra para que nunca se pueda demostrar nada y para poder llamar fascistas a todos aquellos que quieran llamar la atención sobre estas cosas. Lo importante, desde el punto de vista de la agiprop son los artículos periodísticos y las películas ¿quién demontres se va a leer los tres de Solzhenitsyn o "Vientos amargos" de Harry Wu?

Dice ser y tanto!
jueves, 11 de marzo de 2010, 11:43
hay dos varas de medir: cuando el Consejo Mundial Judio exige que Amazon.com retire camisetas pro-Hitler que estaban a la venta, lo hace en un santiamén. Cuando los cubanos de Florida protestan porque se venda camisetas del Che -responsable de la muerte de muchos cubanos- , les responden diciendo que son unos "radicales", "intolerantes" y cosas por el estilo......

Página 1 de 1
Encontrados 9 comentarios
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que sería mejor líder para el PSOE?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo