domingo, 11 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 06 de julio de 2009, 13:37
Se llama Paco

Ha salido un libro de Enric Larreula, Em dic Paco. Larreula y yo éramos compañeros de barricada cuando dábamos clases de catalán en las escuelas del extrarradio, (mal) pagadas por el Òmnium Cultural. Era un idealista, un luchador y lo continúa siendo. Y no se ha lucrado de su militancia en los años duros. Aunque discrepemos profundamente, es un amigo al que le tengo un enorme aprecio.

Vamos al libro. Es una novelita juvenil, que narra la historia de un chico de Ciutat Badia, de familia andaluza, que en el Instituto descubre el catalán y el amor, todo a la vez, y se hace militante independentista. Colabora en una acción armada para salvar de los especuladores un paraje natural. Pero con los cócteles molotov provoca un incendio que arrasa todo el bosque.

Este Paco-Francesc es un ejemplo del 'charnego de Terra Lliure', que compensa su déficit de catalanidad original por la vía de la acción directa. Su drama es que no sabe qué es, si andaluz o catalán, o mejor dicho, siente que no es lo bastante catalán. Su 'sed de ser' le lleva desde la lengua catalana al catalanismo radical. “Cada palabra nueva adquirida y usada hacía desaparecer una antigua niebla y hacía crecer una nueva raíz en su interior... Ahora ya sabía quién era, qué era, de dónde era. Él era... como ellos, normal como ellos... Entre los catalanes normales pasaba como catalán normal”.

La relación con sus padres la vive alternativamente como un amor-odio, con el resultado de un progresivo distanciamiento, mezclado de nostalgia. “Ya estaba cansado de mis padres... Eran cerrados, muy cerrados, a lo suyo, sólo a lo suyo, testarudos, anticuados... Le habría gustado tener unos padres como los de la Marta... distinguidos, con un talante mucho más abierto que los suyos”. Andalucía-Ciutat Badia es el pasado triste y opaco que se va. Sabadell-Cataluña es el futuro brillante y risueño que se acerca. Y el puente entre uno y otro es la lengua catalana y la fe catalanista.

Esto no tendría ninguna trascendencia, sería una historia más o menos pornográfica de las muchas que pululan. Pero da la casualidad de que es uno de los cuatro libros recomendados por el inefable SEDEC –Servei d’Ensenyament del Català– para ser leídos y 'trabajados' en todos los institutos de Cataluña.

Pido a mis compañeros profesores de catalán que, por la dignidad de la profesión, digan: “No, gracias”.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 2
Encontrados 11 comentarios
1 2 
Dice ser Para roberto
viernes, 14 de agosto de 2009, 05:02
roberto, ¿andaluces racistas? jajaja eso no existe, pero sí que existe el catalán filonazi. Ese catalán nazionalista, o no, de derechas, que nos odia a muerte a los andaluces. Pues, ¿sabes qué? Que no vais a conseguir dividirnos a andaluces y catalanes, porque siempre hemos estado hermanados y la historia de Andalucía no se explicaría sin Catalunya, y la historia de Catalunya no se explicaría sin Andalucía. Sois vosotros los que nos insultáis constantemente, los que nos despreciais, los que sois xenófobos con nosotros, los que nos llamáis "raza inferior" a los andaluces, así que no me hagas reír, catalán filonazi derechista. ¡Viva Catalunya libre! ¡Viva Andalucía libre!

Dice ser andaluza
sábado, 11 de julio de 2009, 00:29
por todos los comentarios que acabo de leer, desde el 1º al último veo que la imagen que de Andalucia se tiene fuera es la de una región atrasada de la que se está deseando escapar a territorios mejores como por ejemplo Cataluña. Eso seria en tiempos pasados porque Andalucia actualmente es una región moderna que nada tiene que envidiar a las demas.
Yo desde luego no cambio ninguna ciudad andaluza, con su idiosincrasia, la cordialidad de su gente y ese sentido del humor que tenemos, por la mejor ciudad catalana.
.A la gente le digo que viaje más y vea que Andalucia está al mismo nivel que el resto de las CCAA de este pais.Que la imagen que de Andalucia se dió en el franquismo en las peliculas de Lola Flores o Carmen Sevilla ya está muy superada.
Que gracias a Dios no me tengo que ir a Cataluña, pero si me tuviera que ir lo haria con la misma actitud que si me fuera a Madrid, es decir hablando de tú a tú al catalán que se me ponga enfrente.
Y para Roberto:en Andalucia no somos racistas(en alusión a tu comentario sobre la Expo).No sé exactamente a quien te refieres cuando dices que se rechazó el proyecto de Bofill, si al pueblo andaluz o a las instituciones organizadoras de la Expo.Espero que te refieras a lo segundo, lugar en el que como es habitual siempre está el chupoptero de turno que toma decisiones no por el bien común sino por el propio.
Si el pueblo andaluz se caracteriza por algo es por su hospitalidad, hacemos que todo el que venga se sienta como en casa y que cuando se vaya se sienta con deseos de volver.
Roberto deberia visitarnos, a lo mejor se daria cuenta de que ni Cataluña es lo más, ni lo de fuera es tan malo.

Dice ser Florete
miércoles, 08 de julio de 2009, 08:55
Lo realmente evidente es que los derechos de un castellanoparlante en Cataluña son de facto menores. Podréis dar tantas excusas baratas como gustéis, pero el hecho, es que como en época franquista, la libertad de unos ha quedado reducida.

Defender la libertad, los derechos, ser plural, abierto, es muy sencillo. Defended nuestros derechos a poder usar nuestra lengua en todas las instituciones.

De la misma manera que defendimos el derecho a usar el catalán, y el Sr. Royo lo hizo, defended vosotros ahora nuestro derecho y deseo de poder usar el castellano: colegios, universidades, televisiones, radios, instituciones, etc.

Los que quitan derechos, limitan la libertad de las personas, y quien limita la libertad es un fascista.

Estoy convencido que como defensores de la libertad, en vuestra lucha por los derechos de las personas, porque tenéis sentido de la justicia, apoyaréis a quienes queremos usar nuestro derecho a recibir nuestra enseñanza en castellano.

Gracias.

Dice ser roberto
martes, 07 de julio de 2009, 19:48
Además hay otra cosa: en Catalunya tenemos un presidente de la Generalitat nacido en Andalucía apoyado por el partido independentista cuyo líder es hijo de guardia civil aragonés.
Hace unos cuantos años asistimos al bochornoso espectáculo de la expo92. Una de las cosas que más me llamó la atención fue el racismo de esa gente. Resulta que el proyecto que ganó el concurso para realizar uno de los edificios más emblemáticos fue el presentado por Ricardo Bofill. La cuestión fue que ante todas las protestas que hubo en toda la sociedad sevillana, desde los medios de comunicación hasta la iglesia, hubo que retirarlo, porque era catalán.
No hace mucho presenciamos el ridículo espectaculo de la opa a endesa por una empresa catalana, y lo mismo.
Ahora no pueden consentir que el modelo del Barça triunfe, y recurren al presidente que hundió al R.Madrid, simplemente porqué su chequera es la más voluminosa (con dinero público).
Como ellos viven todo el día inmersos en su propia mierda no se dan cuenta de lo incoherentes que son al pretender mostrarse como sociedad más moderna, igualitaria, etc, etc,
Y ahora los resentidos de turno nos vuelven a hablar de Terra Lliure y los charnegos.
Estás obesionado Jesús Royo Arpón.
Lamento que profesionalmente no hayas triunfado como te hubiera gustado, pero ten por seguro que no ha sido por tus apellidos. Busca en otro lado las razones.
Catalunya es tierra de acogida. Y no de ahora sino de manera secular, por ser zona de paso.
La gente está muy acostumbrada a aceptar al recien llegado y este a integrarse.
No somos un pueblo cerrado, ni una cultura cerrada.
Vosotros sí, cerrados , paletos, engreídos, soberbios, despreciativos, intolerantes y profundamente ignorantes.
Lo que no entiendo es como diablos no se os cae la cara de vergüenza de pretender mostraros como paladines de la libertad y la modernidad cuando todavía no habéis superado el feudalismo y el servilismo?
No vengáis a dar lecciones a los catalanes, aprended de ellos.

Dice ser integristas
martes, 07 de julio de 2009, 16:56
yo soy hijo de Andaluz y extremeña, ¿y que? que no puedo ser catalán porque los integristas castellanos inadaptados de abajo me lo digan. No voy a heredar ningún odio, y menos al de la tierra donde vivo. Bravo por Charlie Crew. Vuestros comentarios de Jaumet y florete me recuerdan una anécdota de la dictadura: cuando la policía detuvo al patriota Xavier Polo y le torturaron por oponerse a franco y defender la libertad de cataluña y su lengua, un policía, indignado, le metió una brutal paliza cuando parecía que ya todo se había acabado. Cuando el torturado preguntó porque, el policía le respondió: "porque eres un traidor, tu padre no es catalán y por tatno tu tendrías que ser de los nuestros". Vuestro etnicismo da bastante miedo, y creo realmente que teneis un grave problema ya no de adaptación, sino de personalidad. Debeis vivir bastante amargados, por cierto.

Dice ser Charlie Crew
martes, 07 de julio de 2009, 13:37
teneis razón, como soy hijo de andaluces, debo odiar a estos malvados catalanes y a su idioma que imponen en su país. Debo ser fiel a mi estirpe y a mi clase y saberme un soldado de la nación española, la única auténtica. Como no, mi misión en este mundo como hijo de andaluces es españolizar cataluña, ya que mis orígenes étnicos me impiden sentirme identificado con esa tribu de gente malvada, que no mira el origen de su conciudadanos mientras no les vaya escupiendo constantemente a la cara, como haceis vosotros. Y el que está comido de tarro soy yo?? mirad chavales, haceroslo mirar que me parece que el problema lo teneis vosotros. Vuestros argumentos son étnicos, xenófobos, raciales y de conquista. No se como podeis tener la indecencia de utilizar la palabra libertad. desde luego mi origen no predetermina mis filias ni mis fobias, por muchos que insistais en vuestro argumentario étnico y ultranacionalista.

Dice ser jaumet
lunes, 06 de julio de 2009, 23:17
He conocido a muchos que, como Paco, piensan que los nacionalistas catalanes son más democrátas, más limpios, más listos y más ricos que no esos torpes andaluces que jalean a la duquesa de Alba de los que nos ha hablado Paco-Charlie Crews en un comentario de abajo.

No obstante, la comparación está preñada de clasismo porque Paco-Charlie Crews compara a los nacionalistas catalanes, los cuales pertenecen íntegramente a la clase media o media-alta de Cataluña, con cualquier ciudadano de Andalucía, donde la clase media es, de largo, menos abundante que en Cataluña y los humildes son mucho más numerosos.

¿Por qué nuestro amigo Paco-Charlie Crews no compara el comportamiento de la gente de las clases humildes de Andalucía con el de las de Cataluña? Ah, es verdad, es que las clases humildes de Cataluña no son nacionalistas catalanas porque están, en definitiva, compuestas exclusivamente por inmigrantes o hijos de inmigrantes de primera generación, hablen español, urdú o rumano. Y Paco no quiere ser eso, no quiere ser pobre, está pidiendo un ascenso de categoría social y/o económica. Tomen nota, señores de CIU, PSC o de ERC: a fe que nuestro Paco-Charlie Crews se lo está ganando.

Dice ser Florete
lunes, 06 de julio de 2009, 19:04
Distinguido Sr. Royo:

Usted como profesor, sabe que resulta más importante y complejo formar un carácter que dar formación. El concubinato entre un ambiente de amedrentamiento hostil y la inseguridad adolescente produce respuestas como el primer comentario "sobre charnegos".


De hecho, resulta tan pueril su respuesta, que es preferible pensar que es más que dudoso su argumento. Porque si dice la verdad, el pobre tiene menos personalidad e intelecto que una ameba, con todo mi respeto al colectivo.

En la simpleza inocente de su exposición, confunde racismo con xenofobia, y apela a la manifestación de pluralidad por tener un catalán de origen andaluz en la presidencia. Sintomático, sí. Debe tener tan embebido su adoctrinamiento, que manifiesta la existencia de clases de catalanes: "los puros y los impuros". Qué plurales somos que hemos aceptado a un impuro.

Luego, recurre al victimismo. Quien me critica me ataca, luego es malo, luego no tengo alternativa y mi todo cuando diga queda justificado. Y como apoteosis final, la crítica al nacionalismo es la causa del nacionalismo que rompe España.

Por favor, ruego añadan clases de lógica y filosofía desde la ESO hasta finalizar los estudios, es evidente que son aún más necesarias. Cuando alguien que suponemos adulto no es capaz de formular un razonamiento sólido, existe un problema peor que la lengua.

Dice ser Charlie Crews
lunes, 06 de julio de 2009, 18:39
al de abajo. Independentistas nos convertís vosotros, que pretendeis que como somos hijos de inmigrantes, también debemos ser inmigrantes toda la vida. Yo me he criado aquí, aprecio y amo la lengua y la cultura de mis padres, pero me niego a que eso implique que debo combatir la lengua y la cultura del país a donde ellos fueron a ganarse la vida, como vosotros pretendeis. No soy ni más ni menos catalán que nadie, pero no me da la gana aceptar vuestro sentido étnico de la vida. Yo soy lo que soy, no lo que son mis padres, y no podeis pretender trasladarme un odio y un rechazo por la tierra en la que vivo. Mis padres, por cierto, vivían en la miseria mientras los señoritos de andalucía, los mismos señoritos que han impedido el progreso de aquella tierra, y la han esclavizado hasta ahogarla. Los catalanes al menos tuvieron los cojones y la dignidad de no someterse a gente como aquella. Hace poco estuve en Sevilla, vimos a la duquesa de Alba y la gente, por la calle, la aplaudía. Me quedé en Shock!! piedras tendrían que haberle tirado, pero no, la aplaudían. Nunca me sentí más catalán. Decid lo que querais, llamadme charnego porque he abandonado vuestras esencias y vuestra tribú, más mi favor. Y mis padres piensan lo mismo, que conste, sin renunciar a sus orígienes, pero tampoco sacralizándolos hasta el integrismo.

Dice ser Fernando D. (Lloret de Mar)
lunes, 06 de julio de 2009, 18:17
Viendo algunos comentarios (especialmente el de abajo), comprendo mejor el artículo: el comportamiento de algunos independentistas del aluvión quieren dejar su pasado en Andalucía o en cualquiera de los orígenes familiares, mostrándose más "catalanes" que nadie. Qué pena.

Página 1 de 2
Encontrados 11 comentarios
1 2 
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo