sábado, 21 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
martes, 12 de mayo de 2009, 12:55
Más que una lengua

El tema del catalán no es el de la identidad, sino el del carnet de identidad. El catalán sirve para dar plenitud de ciudadanía, una situación más confortable. Todos somos catalanes, pero quien habla en catalán es más catalán que quien no lo habla. Y eso se traduce en: renta más alta, vivir en barrios mejores, ser atendido con más amabilidad, poder llegar más alto en el escalafón de la empresa, disfrutar de vacaciones más suculentas, ser invitado a los actos sociales y las reuniones selectas. O sea: el poder. El tema de la lengua es, en Cataluña, el tema del poder, del reparto del poder, o, mejor, de la retención del poder.

La postura oficial de la izquierda en esta cuestión es más bien patética. Viene a decir que, si el catalán da acceso al poder, lo que hay que hacer es distribuir el catalán da acceso al poder, lo que hay que hacer es distribuir el catalán a todos
los inmigrantes (antes masas proletarias). Así podrán ser catalanes de primera. Yo mismo, en Una llengua és un mercat me apuntaba a esta opinión.

Pero es un error. Es ilusorio pensar que, cuando hay una barrera social, la solución es que todos pasen al otro lado de la barrera. Precisamente, si la barrera existe es para cerrar el paso. El catalán, como criterio de selección, se justifica porque están “los otros”. El día que el catalán estuviese generalizado como lengua materna de todos los catalanes –pongamos dentro de doscientos años–, entonces dejaría de ser cotizado: mejor dicho, se cotizaría estrictamente de acuerdo con su valor como lengua, como moneda de cambio y nada más. Pero eso no significa que desaparecerían las barreras sociales: se trasladarían a otro rasgo social cualquiera.

Lo que hay que hacer es levantar la barrera, eliminar la discriminación. Hay que generalizar el aprendizaje del catalán, sí. Pero a la vez hay que declarar el catalán y el castellano iguales a todos los efectos. Es preciso que el castellano –la lengua de los inmigrantes– entre en las esferas del poder –en todas– en pie de igualdad. Esta es la pequeña revolución que nos toca hacer hoy en Cataluña.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que sería mejor líder para el PSOE?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo