lunes, 05 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
miércoles, 06 de mayo de 2009, 16:36
Somos una metonimia

Mucha gente aún vive en esta falacia: una cosa es la Nación, y otra son los ciudadanos. Con esta premisa, ¡cuántas barbaridades se han llegado a hacer! Sin ir más lejos, el general Franco se sublevó para salvar a España: y la quería salvar de los españoles, que habían votado masivamente al Frente Popular. Una canción republicana denunciaba esta estafa de 'la patria': "dicen que la patria es / un fusil y una bandera. / La patria son mis hermanos / que están labrando la tierra".

El nacionalismo catalán también participa de esa tendencia: una cosa es Cataluña, y otra los catalanes. Cataluña es una idea eterna, necesaria e inalterable: en cambio, los catalanes somos una realidad pasajera, accesoria, contingente. En el plano de la lengua, la diferencia es clara: la lengua de Cataluña es una y única, el catalán. Los catalanes, de hecho, podemos ser de diferentes lenguas.

Pues bien: no existe la lengua de la patria. Es falso. La lengua es hablada por cada individuo. La tierra no habla, ni el paisaje, ni las ciudades, ni Dios, ni la bandera. Sólo hablamos los hombres. ¿La Patria? ¿Dónde vive esa señora? La 'lengua de Cataluña' es una manera de hablar, es una metonimia: significa ni más ni menos que la lengua (las lenguas) de los catalanes. Igual que la 'voluntad nacional' es la suma de los votos de cada individuo.

Eso de la lengua de la patria tiene un inconveniente: que antes hemos de decidir qué patria. Y aquí cada cual puede dar versiones diferentes. Decir que 'En Cataluña, en catalán' es exactamente igual que 'En España, en español'. Son dos versiones de la misma barbaridad. Alguien pensará que Cataluña es más nación que España: pero eso sí que es una afirmación gratuita, quiero decir que se lo cree quien se lo quiere creer. Por de pronto, en lo que atañe a la lengua, Cataluña es mucho más diversa que España. Quiero decir que, en proporción, es menos inexacto hablar de 'lengua española' que de 'lengua catalana'.

La lengua de Cataluña es la lengua de los catalanes: o sea, el catalán y el castellano, por igual. Y reclamar 'sólo una lengua' deberíamos considerarlo un atentado contra Cataluña. Me refiero a la Cataluña de la gente, democrática, igualitaria y fraternal. La Cataluña de una sola lengua es sectaria, antisocial y antidemocrática. La Cataluña de los ciudadanos es bilingüe.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Le parece una buena medida la subida de impuestos a alcohol, tabaco y bebidas azucaradas?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo