domingo, 11 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
martes, 15 de septiembre de 2009, 14:07
Los ex se marchan... ¿sólo los ex?

Estaba cantado que Pedro Solbes abandonaría el Parlamento, lugar donde los más ilustres empiezan a no parar. Algo tiene que ver que Jordi Sevilla, o Solbes, o, en el futuro, Bernat Soria o Fernández Bermejo piensen en una retirada de la vida política con ese empobrecimiento de la citada vida. Los ex no tienen sitio ni en el corazón ni en el talante de Zapatero, dicen. Los ex son gente que suma demasiados años en su currículo: a ZP y a su estrategia de rejuvenecimiento -¿o de efebismo político?- no le sirven. Puede que tampoco sirvan a una sociedad española empeñada en la frivolización, en la imagen, en las apariencias, en el aparentar, en la insoportable levedad del ser y del estar.

Dicen que no son solamente los ex que dan el portazo en un Parlamento que les paga poco -en relación a sus méritos y en su propia opinión- y que los utiliza aún menos -no quieren ser eso que se llama 'culiparlantes'-, quienes están hartos. Algunos periódicos han publicado en las últimas horas declaraciones de parlamentarios socialistas que se manifiestan desconcertados ante las idas y venidas de sus jefes, en general, y de su jefe máximo, en particular. No les gusta cómo andan las cosas. Lo malo es que esas voces permanecen anónimas, no se atreven a identificarse ante los periodistas que los escuchan: "no me cites", te dicen, antes de largar contra quien es fuente de todo poder, de quien depende el reparto de cargos y sinecuras que esos críticos no quieren perder.

No digo yo que esos pudibundos críticos no tengan razón en lo que dicen, porque, en general, la tienen: solamente digo que una vida política sana reclama la existencia de alas disidentes en el seno de los partidos, exige debate interno, pide discrepancias*con cara y ojos, con nombres y apellidos. Peor aún que el asentimiento pleno y ciego es la crítica solapada y cobarde, temerosa de los rayos flamígeros del poderoso. Nos gustaría, y no hablamos solamente del PSOE, desde luego, que no sean solamente quienes han perdido los favores del jefe quienes se marchan de un escaño que ya no es rentable; ojalá que alguna vez den también un portazo los que aún se encuentran en expectativa de mejor destino. Pero eso, claro, va en contra de la concepción de la política que prevalece por estos pagos.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo