miércoles, 16 abril 2014 | 
Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
viernes, 25 de junio de 2010, 18:21
Avanzan la reforma laboral y la de pensiones

Tras los dos años de espera que retuvo esta reforma la mesa del diálogo social de empresarios y sindicatos, finalmente, el Gobierno dispone ya de un guión sobre el que se elaborará la definitiva reforma laboral. Anticipar a estas horas cómo quedará esa reforma parece arriesgado, si tenemos en cuenta las distintas opiniones que pudieron escucharse durante el debate que se produjo en el Congreso en la sesión en la que, finalmente, quedó aprobado el decreto del Gobierno y, consiguientemente, quedaron rechazadas las opiniones contrarias de todos los grupos políticos, en su mayor parte expuestas en forma de abstención. Así lo hicieron el PP, CiU, PNV...

En efecto, como han relatado en sus crónicas los corresponsales políticos, el PSOE conseguía aprobar la reforma pero en total soledad y con alguna disidencia en su propio seno: una interna, del grupo, la del diputado Antonio Gutiérrez Vegara, ex secretario general de CCOO, y otra disidencia externa, más llamativa si cabe, la del Gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez (Mafo). Pero pasó adelante el requisito y ahora pretende el Gobierno que en el menor tiempo posible, a ser posible antes de las vacaciones veraniegas, el decreto se convierta en proyecto de ley y en ley vigente. Porque todos los oradores pusieron de relieve que esta aprobada el martes es una reforma laboral provisional y que ven necesitada de profundas modificaciones para hacerla más a su gusto.

¿Será posible hacerla a gusto del PP, de CiU, pero también de ERC, IU, ICV, de Miguel Angel Fernández Ordóñez y de Antonio Gutiérrez Vegara? Es improbable que pueda satisfacer tantas voces discordantes como las que precedieron al voto. Para unos, esta reforma propicia el despido de los trabajadores hasta niveles inadmisibles, y para casi todos es dudoso que vaya a crear empleo. Ni siquiera faltan voces de quienes sostienen que "al Gobierno le han dictado la reforma" y que habrían intervenido en su elaboración expertos ajenos a los agentes sociales. Hay muchas sospechas de que en su siguiente tramitación, en el Congreso, pudieran producirse "pactos oscuros" que incluso pudieran endurecer el decreto.

El Periódico de Cataluña proporciona hoy una curiosa fotografía de Zapatero con Ridao, cuando el presidente pedía al republicano su apoyo al decreto. Se explica que Zapatero quería equilibrar el peso de los abstencionistas PP y CiU sumando la abstención de ERC, ya que el resto de los partidos de izquierda también votaban en contra. Eso sí, confía el Gobierno que el trámite del Congreso forzará, finalmente, al PP, a aclarar qué tipo de reforma quiere, ya que hasta ahora se ha limitado a oponerse a todo sin anticipar su propia propuesta. Sáenz de Santamaría se limitó a decir que la reforma del Gobierno está dirigida más a despedir que a contratar, y que es una reforma aislada, parcial, confusa y mal orientada. Pero no adelantó por dónde irán sus propuestas alternativas... Un cronista observa que los populares evitaron el voto negativo con un discurso de resonancias obreristas.

Ahora, la reforma se tramitará como proyecto de ley y con carácter de urgencia, en el seno de la Comisión de Trabajo, que tendrá, de este modo, competencia legislativa plena, por lo que, si no fuera modificado en el Senado, no tendría que volver al Congreso. Con otro añadido también a tener en cuenta: sin terminar de resolverse, ni mucho menos, la reforma laboral ya empieza a debatirse la reforma de las pensiones. También quiere el Gobierno que esté lista en un par de meses. Celestino Corbacho cambia de unos papeles a los siguientes y muestra su confianza de que las propuestas de la Comisión del Pacto de Toledo no desnaturalicen excesivamente el documento del Gobierno, que mantiene, por ejemplo, que se mantenga la jubilación a los 67 años, propósito para el que sigue sin contar con ningún apoyo. En esta otra reforma el Gobierno, por ejemplo, se propone castigar las prejubilaciones en las empresas que tengan beneficios. Se asegura que en este caso de las pensiones, también hay presiones de Bruselas, que lleva al Gobierno a emprender unos cambios que eviten la quiebra del sistema en 2030. La oposición ya ha advertido de que congelar las rentas de jubilación podría alejar un pacto.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Acierta Mariano Rajoy al elegir a Arias Cañete como cabeza de lista del PP para las elecciones europeas?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo