miércoles, 23 abril 2014 | 
Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 21 de junio de 2010, 10:45
Oxígeno para ZP

El último Consejo Europeo de la Presidencia semestral española fue inesperadamente tranquilo para los líderes de la averiada UE. Y muy especialmente para España, encantada de ver cómo sus dos principales entidades bancarias, el Santander y el BBVA, ocupan los primeros puestos en el ranking de la solvencia entre los países de nuestro entorno.

También fue un buen día para el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, que viene a personalizar los males de una economía con unos cuantos agujeros. Lo que está haciendo Zapatero para taparlos mereció el aplauso de sus colegas en Bruselas, expresado, entre otros, por la canciller alemana, Angela Merkel. El apoyo de ésta ("en nombre de la UE", dijo) a las medidas adoptadas por el Gobierno español contra la crisis económica, incluida la reciente reforma del mercado de trabajo, ha sido interpretado como un balón de oxigeno para un Zapatero que, a escala doméstica, es un político en apuros.

Tampoco es que la Merkel, con una caída considerable en los índices de valoración de su propio país, esté para tirar cohetes. Por otras razones, ni el resto de Europa le hacen la ola. Más bien al contrario, su actitud está siendo objeto de numerosas críticas. Me refiero concretamente a las duras medidas de ajuste decididas hace un par de semanas, cuyo objetivo más o menos confesado es diseñar el marco apropiado para hacer de sus productos los más competitivos del mercado.

Si los alemanes llevan a cabo el severo plan de ahorro anunciado, con el objetivo de reducir su déficit público en más de 80.000 millones de euros (hasta 2014), a pesar de que su desequilibrio fiscal está en tasas relativamente bajas, es evidente que nos venderán todavía más sus productos al resto de Europa, que es su gran mercado exportador. Es decir, que está estimulando su capacidad de vender cuando sus socios europeos tienen por los suelos su capacidad de comprar. Sobre todo España.

Está claro, como en el fútbol, que Alemania siempre gana. Y eso es lo que le están reprochando los analistas económicos. Y le empezarán a reprochar los Gobiernos, porque estas medidas tan restrictivas de la Merkel, que además se permite presentar como un ejemplo de lo que hay que hacer en países como Grecia, España, Irlanda, etc., pueden actuar como un frenazo al crecimiento en la Unión Europea.

Veamos en qué consiste el ejemplo respecto a nuestro país: desde la entrada en vigor del euro como moneda única Alemania ha ganado el 13 por ciento en competitividad. En cambio, España ha perdido el 20. Con el duro plan de ajuste presentado por el Gobierno alemán, esa brecha se puede hacer aún mayor. Así que no me extraña que en la cumbre de Bruselas del jueves pasado Angela Merkel se prestara a suministrar una sobredosis de oxígeno a Zapatero. Es como si tuviese algo que hacerse perdonar.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que debería presentar el PP a las municipales de 2015 para retener la Alcaldía de Madrid?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo