miércoles, 22 octubre 2014 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 21 de junio de 2010, 10:23
Estrategia europea con disciplina

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete tienen previsto aprobar hoy, en su reunión de Bruselas, la estrategia de la UE para "el empleo y crecimiento rápido, sostenible e integrador" conocido como Estrategia Europa 2020. Los líderes analizarán también las propuestas del presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, dirigidas a "reforzar la disciplina presupuestaria", con la "posibilidad de incluir sanciones o incentivos para lograrlo". La cumbre coincide con nuevas presiones sobre la deuda de España -cuyo coste registró ayer un nuevo récord- y Portugal. En el caso de España, la prima de riesgo por el bono a diez años respecto al alemán registró un nuevo máximo, al ampliarse el diferencial hasta 223 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años alcanzó el 4,91 por ciento, frente al 2,68 del alemán. En esta guerra, la acción de los inversores no es neutral. Los sobrecostes que sufre España se traducen, a su vez, en ventajas para Alemania, que registra un abaratamiento de la financiación de su deuda de casi medio punto con respecto al inicio de la crisis. En este panorama, el Tesoro español buscará colocar este jueves entre 2.500 y 3.500 millones de euros de obligaciones a 10 y 30 años. Para julio está prevista la renovación de 16.200 millones, que es la operación sobre la que hay más expectación.

Las presiones que sufren varios países europeos en los mercados de deuda serán objeto de análisis a lo largo del Consejo, pero no se esperan en este campo grandes decisiones. El jefe de gabinete de Van Rompuy, recalcó que sería un Consejo "regular". En cuanto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se cree que defenderá este jueves en el Consejo Europeo la solvencia de las finanzas españolas ante los continuos "rumores especulativos" que distorsionan los mercados, según han avanzado fuentes del Ejecutivo, y rechazará cualquier posible modificación del Tratado europeo para sancionar a los países que incumplan los objetivos económicos comunitarios y la disciplina fiscal. El presidente español presentará a sus colegas los "logros" del semestre en la definición de los objetivos cuantificados de la estrategia económica bautizada como 'Europa 20', con la que pretenden volver a la senda del crecimiento y la creación de empleo.

Zapatero acude a la capital belga con la promesa cumplida de la recién aprobada reforma laboral, e informará sobre los logros obtenidos por la Presidencia española en el desarrollo de la Estrategia Europa 2020, dice Van Rompuy en su carta de invitación a los líderes. En el último borrador de conclusiones del Consejo Europeo sobre la materia, señala que la "estrategia Europa 2020 contribuirá a que Europa se recupere de la crisis y salga más reforzada". Se considera probable que, a la hora de exponer los avances en estas materias, Zapatero explique, la reforma del mercado laboral y los esfuerzos y compromisos para ejecutar el plan de ajuste fiscal exigido por sus socios, especialmente Alemania. Las valoraciones que haga la canciller alemana, Ángela Merkel, sobre las decisiones de Madrid podrían ser determinantes para disipar muchas de las sospechas que se ciernen sobre España provenientes de Berlín.

Ayer, el primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, insistió en que no tiene "ningún indicio" de que España esté en una posición que le obligue a solicitar la ayuda del mecanismo de rescate europeo. Por su parte, Van Rompuy explicará los avances del Grupo Especial que preside, que tiene como "prioridad fundamental y urgente reforzar la coordinación de la política económica", lo que supone un paso importante hacia la gobernanza económica de la UE, señalada como uno de los objetivos de la presidencia española.

En el borrador de conclusiones de este Consejo Europeo, que ha sido reducido a una sola jornada, los gobernantes afirman que han hecho ya "todo lo necesario para proteger la estabilidad de la unión económica y monetaria". Recuerdan, en particular, las ayudas concedidas a Grecia en mayo, la puesta en marcha, en junio, de un mecanismo europeo de estabilización financiera, y los primeros acuerdos encaminados a "sentar las bases de una gobernanza económica mucho más estricta". Sin mencionar a ningún socio, el proyecto de conclusiones reafirma la determinación colectiva de garantizar la sostenibilidad fiscal, incluso acelerando los planes de saneamiento fiscal cuando esté justificado. El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, confía en que esta cumbre marque definitivamente "la dirección" que deberá tomar la economía europea en los próximos años. Disciplina fiscal (incluidas sanciones), ambiciosas reformas estructurales, más coordinación de las políticas económicas nacionales y supervisión estricta de los mercados financieros son los ingredientes de la receta que mañana se impondrán los veintisiete miembros de la UE.

Las autoridades españolas tienen puesta su confianza en que este Consejo terminará con las especulaciones que vienen padeciendo las finanzas españolas, en buena medida impulsadas por otros socios comunitarios.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Es usted partidario de que Barcelona y Madrid compartieran la capitalidad de España?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo