sábado, 02 agosto 2014 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
miércoles, 16 de junio de 2010, 18:12
Zapatero y la infabilidad pontificia

Viaje relámpago al Vaticano y a Roma. Con el Papa, las referencias hablan de la preparación del viaje que realizará el jefe del estado del Vaticano a Santiago de Compostela. Y de la reunión de José Luis Rodríguez Zapatero con Berlusconi, en plena crisis de puesta en cuestión del estado de derecho por parte del primer ministro a quien disgusta la separación de poderes, la agenda es más difusa.

Podríamos creer que Rodríguez Zapatero ha ido a encargar el milagro de la resurrección de su prestigio, pero los milagros por encargo suceden usualmente en los santuarios de Fátima y de Lourdes, por lo que saltarse el protocolo e ir directamente al Papa no garantiza su consecución. Tampoco tenemos noticia de que se le haya comunicado al Pontífice la reducción de la asignación a la Iglesia en función del descuento que van a sufrir los funcionarios o la congelación de las pensiones.

La normalización de las relaciones con la Iglesia Católica pasan por la emancipación económica de la Iglesia de San Pedro. Pero el supuesto laicismo de este PSOE pasa por la confrontación con los dogmas sexuales del catolicismo pero sin llegar nunca a la cartera. El populismo siempre es controlado.

Al final, la dialéctica periódicamente recurrente contra los banqueros, los "poderosos" y los privilegios de la Iglesia nunca tienen una traslación socialdemócrata en planteamientos económicos. Y mucho menos ahora que Miguel Boyer y Pedro J. Ramírez (este último entronizado hace tiempo por Miguel Barroso por connotaciones familiares) son las personas más influyentes en el pensamiento renovado del presidente de Gobierno.

Nada ha cambiado porque la aparición de Alemania y el Reino Unido en el universo de los ajustes servirá de revalida de los supuestos aciertos de Zapatero. Una vez más se establecerá la ecuación matemática sobre la infalibilidad del presidente de Gobierno que ejerce el poder en el partido y en el ejecutivo con la misma soledad y potestad que el sucesor de San Pedro en la tierra: ese puede ser el motivo no confesado de la visita al Vaticano: averiguar los secretos del dogma del Papa sobre su infalibilidad. Si el Papa no se equivoca, es un precedente para garantizar la continuidad del cesarismo en La Moncloa: Por algo el César y el Papa radicaron siempre en Roma.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cómo está gestionando Rajoy el desafío separatista de Mas?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo