sábado, 10 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
martes, 15 de junio de 2010, 18:42
Un balón de oxígeno para Zapatero

Europa se asoma al abismo; sin la locomotora alemana en funcionamiento es mucho más difícil la recuperación económica. El Reino Unido se ha despertado conservador con anuncios de drásticas medidas que pueden cambiar el modo de vida británico durante décadas, en mensaje dramático del primer ministro David Cameron.

Lo que parecía un problema de los perezosos del sur (Grecia, Portugal, Italia y España) se ha concretado en un cáncer de toda Europa que amenaza con metástasis en el estado del bienestar. ¿Qué país está libre de anunciar un ajuste en los próximos días?

Ahora el discurso del PP se complica porque en Alemania y en el Reino Unido gobiernan partidos hermanos. ¿Se puede criticar lo de aquí y aplaudir lo de allí? Sí, con la condición de que el equipo de propaganda acierte con los mensajes. Y al PP parece que sólo le importan ya las próximas elecciones.

España no es Estados Unidos. Allí, la veterana y prestigiosa periodista de noventa años Helen Thomas ha tenido que dimitir por unas declaraciones que claramente se pueden definir como antisemitas; en España se puede ofender y llamar "puerca" a una consejera de Sanidad sin que el protagonista de esa indecencia sufra ningún castigo. Por eso es tan fácil decir una cosa y la contraria, no responder en las ruedas de prensa y mantener posiciones que la gravedad política no soporta. Ahora el PP pretende ser el partido de los trabajadores con recetas socialdemócratas. ¡No es fácil!

En primera línea de esta batalla económica está el Euro. Pero el objetivo es el estado del bienestar. Empieza a cuajar la idea de que ya nada será igual y que nuestros hijos tendrán un Estado que desentenderá a los débiles. La respuesta a este envite puede ser compleja; pero no hay que descartar la rebeldía de los desfavorecidos cuando pierdan miedo al chantaje de que todo lo que hace la economía de mercado es por su bien, porque si salen mal las cosas todavía estarán peor. Nos esperan días negros y a Zapatero, otra vez, la suerte, que es ahora la desgracia de los demás, le puede dar un pequeño respiro.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo