miércoles, 03 septiembre 2014 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 14 de junio de 2010, 15:28
La huelga de funcionarios y el recorte alemán

Con la huelga de funcionarios ya en marcha llegaban las informaciones procedentes de Alemania y de Bruselas sobre ajustes del gasto. Alemania ha llegado batiendo todos los récords: se calcula que la canciller Merkel, y sus socios liberales de Gobierno, aspiran a ahorrar nada menos que 80.000 millones de euros. En cuanto a los ministros de Economía de la eurozona, que pasaron revista el lunes al plan de austeridad del Gobierno español para reducir el déficit, si bien hasta ahora lo han visto con agrado, sin embargo, y dado que el visto bueno final no tendrán que darlo hasta el mes de julio, está abierta la puerta para exigir nuevos recortes al Ejecutivo español. Esa es la doble impresión que llegaba de las "dos capitales" de la Unión, la efectiva y real de Berlín y la simbólica y titular de Bruselas, que es donde se determinan los criterios básicos, elementales y "de andar por casa".

Pero una cosa es clara y rotunda: la Europa de los 27, con o sin euro, se ven en la apremiante necesidad de recortar los niveles de déficit hasta sus mínimos de la ley de estabilidad, que ya se habían alcanzado antes de la crisis. Ahora, y tras los esfuerzos empleados, algunos "palos de ciego", para salir de la crisis, se llega a la conclusión de que urge, y es la prioridad absoluta, recortar los niveles de déficit y de paso, recortar los gastos del Estado lo más posible, y con la mayor urgencia, así caiga el Estado de Bienestar y quienes se benefician de él... En esas estamos, parece que por mandato de los "sacrosantos mercados", que todo lo deciden y determinan.

De manera que, después de escuchar los propósitos de la "canciller de hierro", cada uno de los países observa sus propias particularidades, y concluyen que lo ya acordado para la economía propia es sólo un primer anticipo, y que tendrán que llegar otras rebajas no menos drásticas. Por ejemplo, los quince mil millones de ahorro español, este año y el que viene, es muy probable que se amplíen, para atenerse a los criterios alemanes. Ese era el clima que ya se apreciaba en Bruselas, al recortar los primeros planes, de Portugal y España. En el caso español, de momento, se espera también a conocer otros dos "ajustes finos" en marcha: la reforma del mercado de trabajo y la reforma financiera con supresión de más de la mitad de las cajas de ahorros ahora existentes.

Los analistas comentan hoy con preocupación lo que puede significar el recorte alemán -15.000 funcionarios, 40.000 soldados, hasta un total de 80.000 millones de euros-. No sólo es un recorte drástico interno. Existe la muy extendida sospecha de que el recorte de "la locomotora alemana" significará muy severos efectos en el resto de la Unión Europea. Los analistas sospechan y vislumbran que con la decisión de Merkel Europa puede verse abocada a una recaída en la recesión, a un largo estancamiento, y pudiera llegar a truncarse de raíz una recuperación que apenas está iniciándose. Entienden los expertos que puede ser un gravísimo error reducir el gasto público y subir los impuestos antes de que la economía salga de la crisis. Como también ha advertido un experto, "una vez más, Europa tiene un problema con Alemania", el país que más se ha venido beneficiando del euro y el que más provecho ha sacado de la Unión Europea.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con la reducción del número de aforados que plantea Gallardón?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo