jueves, 25 mayo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 14 de junio de 2010, 15:26
Ahorrar en cañones

Los artefactos bélicos actuales, todo sofisticación y tecnología, son carísimos, pero lo mismo podemos apañarnos, en las actuales circunstancias, con los blindados, con los misiles y los radares de hace siete u ocho años. Es más, sin perjuicio alguno para nuestra defensa incluso podríamos ir pensando en vender algo del mucho material sin uso que se oxida en los depósitos y en los arsenales, y si no queremos incurrir con ello en tráfico de armas, que no deberíamos querer, se podría destinar, sin más, a chatarra, que algo siempre se saca. El Ejército, en una palabra, tiene que apretarse el cinturón como todo el mundo, y si hay pendiente algún pedido de aviones o de barcos, que seguro que lo hay, lo razonable sería anular el encargo o aplazarlo hasta que volvamos a atar los perros y los cañones con longaniza. No sería justo, y cualquier militar atento al servicio de la sociedad puede entenderlo perfectamente, que mientras hay más de un millón de familias con todos sus miembros en paro y los comedores de beneficencia se colapsan, siguiéramos gastando lo que no tenemos, lo que nunca tuvimos en realidad, en máquinas de guerra. Porque es "demagogia", que si no, bastaría pensar que con lo que cuesta un caza de último modelo, uno sólo, podrían hacerse un par de hospitales y tres o cuatro escuelas, con sus beneficios sociales y sus puestos de trabajo correspondientes.

Lo sustancial hoy respecto a las Fuerzas Armadas no es, cual sugieren los nostálgicos de "por el Imperio hacia Dios", que sus miembros rindan honores a las imágenes en las procesiones, sino que defiendan a sus compatriotas de la ruina total, que es el único enemigo que se divisa en lontananza. A cuidar bien los trastos que se tienen, que no se herrumbren los carros ni las baterías que nos costaron un ojo de la cara, y, sobre todo, a reforzar la táctica y la estrategia para mejor luchar contra los incendios forestales, los corrimientos de tierra, las inundaciones y el salvamento de náufragos. Para eso, con ganas y un poco de ardor guerrero del bueno, nos llega con lo que tenemos.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que sería mejor líder para el PSOE?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo