domingo, 11 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 07 de junio de 2010, 18:54
Se pospone la reforma laboral

Se pospone el decreto, en tanto se dejan unos cuantos días, y posiblemente semanas, para que los interlocutores sociales, sindicalistas y patronos, sigan esforzándose en aproximar posiciones. Pero, de momento, el mes de mayo concluyó sin ese acuerdo que se lleva meses buscando en la mesa del diálogo social, hasta ahora en vano. Y cuya inexistencia, sin embargo, y como ayer ponía de relieve la vicepresidenta Salgado, ya ha pasado algunas primeras facturas. Las agencias de calificación de deuda echan la culpa a la falta de reforma laboral y a la recomposición del mapa de las cajas de ahorros, a la falta de normalización y regularización de la economía española en su conjunto. De manera que ésas dos son tareas urgentes para el Gobierno.

No hay coincidencia sobre la fecha en la que podríamos tener esa reforma del mercado laboral que se busca. Unos dicen que será preciso esperar hasta el verano, o hasta después del verano, cuando ya los calores han empezado a llegar. Otros se refieren a la clara impaciencia de las partes -sindicatos, patronos, Gobierno y opinión pública-, que deberá espolear, inevitablemente, a los negociadores. Se anuncia, por ejemplo, para las próximas horas, una propuesta del Gobierno: el ministro Corbacho aportará una oferta de negociación después de haber comprobado la distancia que aún separa a sindicatos y empresarios. Y se cree que ese "papel de trabajo" podría convertirse en decreto, dentro de unas pocas semanas, si se mantuviera el desacuerdo entre las dos partes. Está previsto que los negociadores vuelvan a reunirse, por tanto, en las próximas horas, y posiblemente la semana que viene. Pero la vicepresidenta Salgado no se resigna a poner en marcha esa esperada reforma antes de que acabe junio. "Antes, en todo caso, de que termine el presente mes de junio", ha dicho.

¿Dónde están las dificultades? Parece que donde siempre estuvieron: los precios del despido y las causas que puedan alegarse para proceder al recorte de plantillas. Abaratamiento de la contratación, o abaratamiento del despido..., ésas son algunas cuestiones. Los sindicatos rechazan de manera rotunda abaratar el despido, tal y como proponen el Ejecutivo, la patronal, y lo que ahora se denomina "los mercados", que es la voz inexorable e indiscutible de una "opinión pública" que parece llegar "de lo alto". Precisamente, el debate sobre las causas del despido vienen generando las mayores discrepancias. No hay duda de que se trata de hacer un dificilísimo encaje de bolillos en materias que son perfectamente opinables y sobre las que cada parte mantiene sus propias posiciones. Es claro que se trata de ceder en unos puntos para conseguir otros. Pero ¿quién pondrá el cascabel al gato? Y a todo esto, la amenaza sindical: si esa reforma finalmente no nos gusta, habrá una huelga general. Para completar un calvario interminable.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo