jueves, 17 abril 2014 | 
Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
miércoles, 02 de junio de 2010, 19:17
Los grandes patrimonios podrían emigrar

La probabilidad, anunciada por el presidente Zapatero, de que los grandes patrimonios se vean afectados por un nuevo impuesto alarma en medios financieros y políticos, que contemplan como muy probable la expatriación de esos capitales a otros países con fiscalidad más benévola. Así lo ha relatado este lunes una información aparecida en El Confidencial, que señala que la banca española no está esperando cruzada de brazos a que el Gobierno detalle en qué consistirá la subida de impuestos a los altos patrimonios, sino que se lleva tiempo preparando fórmulas para ejecutar una salida masiva de capitales de nuestro país. Según esta información, la solución que los gestores de patrimonios ofrecen a sus clientes es llevarse el dinero a otros países comunitarios con una tributación más favorable, aprovechando la libertad de movimiento de capitales dentro de la UE. La opción principal es Luxemburgo, pero hay entidades que también piensan en Francia o Alemania. Recoge el testimonio de un banco privado suizo: "Si, como todo apunta, la subida de impuestos afecta a las sicavs, Luxemburgo es la mejor solución y los gestores especializados llevan meses trabajando en ese sentido". "Los hay que han rescatado viejas gestoras que tenían inactivas en Luxemburgo y otros están llegando a acuerdos de colaboración con entidades extranjeras para poder llevarse las sicav a ese país", añaden.

Recuerda también el reportaje que las sicav se libraron por los pelos de la subida de impuestos aprobada a finales de 2009 y, como llevan en el ojo del huracán desde 2005, parece muy difícil que esta vez se salven, según opinan en un banco privado español. Por eso, la preparación de las entidades se inició ya hace meses, mucho antes de que se produjeran los recientes anuncios del Gobierno de subir los impuestos a "los que más tienen". Aunque entonces no les afectó el cambio fiscal, en los grandes patrimonios se instaló un temor permanente a que las reiteradas amenazas se hicieran realidad en algún momento. Y además, muchos se hartaron de la mala imagen que se les está colgando por el mero hecho de tener una sicav.

Ahora, se rumorean distintas opciones, desde una simple subida del 1 por ciento actual hasta el 5, llegando incluso al 25 o igualarlo con el tipo normal del Impuesto de Sociedades, el 35. Otra alternativa a Luxemburgo es directamente suprimir la sicav, porque, si pierde las ventajas fiscales, porque a sus propietarios no les compensa el gasto de gestión y administración, el escrutinio de la CNMV, la publicación de su cartera, etc. Y buscarían nuevos vehículos con más ventajas. Una opción que cobraría fuerza porque el Gobierno, además de endurecer la fiscalidad, puede poner trabas a su traspaso fuera de España. "Sería muy torpe poner el 25 por ciento y que den campo libre para que las sicav se vayan fuera. Sería más lógico que aquellas sin una dilución suficiente (es decir, donde un grupo reducido de inversores posee casi todo el patrimonio) tuvieran que seguir tributando en España aunque estén domiciliadas fuera", sostienen desde un banco privado español.

Juan Carlos López-Hermoso, presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales, considera que ya no se puede seguir "jugando al escondite inglés" con las sicav. "O el Gobierno asume el coste de que los grandes patrimonios se vayan y usen sicav domiciliadas en otros países, o llamamos a las cosas por su nombre y se relajan los requisitos en España: por ejemplo, que en vez de exigir 100 mariachis (compañeros de la misma Sicav), que sólo hagan falta 10. El mundo es como es, y con libertad de movimiento de capitales; si pones un impuesto del 25 por ciento, los grandes patrimonios se irán", añade citando el ejemplo del éxodo de sicav del País Vasco tras el endurecimiento de su fiscalidad.

En todo caso, en el sector no todo el mundo coincide en que la subida de impuestos vaya a afectar a las sicav. Hay quien cree que las medidas anunciadas por el Gobierno irán más bien por recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio con un mínimo más alto que el antiguo (circula la teoría de un millón de euros, como en Francia), por una subida del tipo marginal del IRPF o por una nueva elevación del tipo sobre las rentas del capital. Sea como fuere, cualquiera de estas alternativas provocaría una huida de grandes patrimonios de España en busca de climas más cómodos para su dinero. En todo caso, es probable que los grandes patrimonios esperen a conocer los propósitos del Gobierno, antes de decidir qué hacen: si resignarse o buscar alternativas.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que debería presentar el PP a las municipales de 2015 para retener la Alcaldía de Madrid?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo