miércoles, 20 agosto 2014 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
jueves, 27 de mayo de 2010, 10:15
Montilla contra el PP, en el Senado

Con el estreno de una peculiaridad específica del Senado, donde ya es posible utilizar, con traducción, todas las lenguas oficiales, el presidente de la Generalitat, José Montilla, defendió ante la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado la constitucionalidad del Estatuto catalán y la necesidad de reforma del Tribunal Constitucional, tras su sexto intento fallido para dictar sentencia sobre ese texto. El president se refirió al encaje del Estatuto en la Constitución pero prefirió centrar su intervención en exigir al resto de comunidades y a los senadores que impulsen la renovación del TC. La vía que propuso para hacerlo consiste en que las comunidades autónomas propongan dos magistrados cada una a votación. La fórmula embarrancó la única vez que se puso en práctica en el Senado, en septiembre de 2008, cuando a los diferentes candidatos de las comunidades gobernadas por el PSOE y los partidos nacionalistas, respondió el PP con una propuesta en bloque -los candidatos Enrique López y Francisco Hernando- inasumible para los socialistas.

La renovación en el Senado no se ha planteado desde entonces y los cuatro magistrados con mandato caducado desde diciembre de 2007 siguen en el Tribunal. Montilla, pidió a los partidos que desencallen la renovación y se pongan de acuerdo en el Senado con los candidatos propuestos por las comunidades. Lo hizo respaldado por sus socios en la Generalitat, Esquerra e Iniciativa, y por representantes de otras comunidades gobernadas por los socialistas. La oposición lo dejó solo: Artur Mas, líder de CiU, no acudió al Senado porque considera poco útil la comparecencia, una decisión que compromete la unidad mostrada hasta ahora el Gobierno tripartito y CiU para cambiar la ley del Constitucional.

Montilla abrió el debate a las 10.30 con una intervención de 15 minutos. Tras él, pudieron hablar todos los Gobiernos autónomos con un turno que culminó con una réplica de Montilla de otros 15 minutos de duración. El Gobierno central estuvo representado por el vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves, que podía intervenir cuando quisiera, todas las veces y el tiempo que quisiera. En cuando al PP, el portavoz del PP en la Comisión, el turolense Manuel Blasco, cedió su turno a la líder del partido en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, quien tuvo así una oportunidad única de replicar a Montilla cara a cara. Sánchez-Camacho dispuso también de la oportunidad de intervenir en catalán, ya que la Comisión de Comunidades Autónomas es el único foro parlamentario de España donde se pueden hablar todas las lenguas oficiales, con un servicio de traducción simultánea. Precisamente, en su discurso, Montilla, arremetió contra el PP y no obvió el boicot al que le han intentado someter los presidentes autonómicos del PP, que se han negado a acudir a la cita, enviando en su nombre a sus consejeros de presidencia. Montilla lamentó la ausencia de "aquéllos que se llenan la boca de España" en un momento en el que, precisamente, se debate sobre el futuro del Estado de las autonomía y en una cámara que representa "la pluralidad".

En cuanto al PSOE, y además de Chaves, los presidentes de Extremadura y Baleares, Guillermo Fernández Vara, y Francesc Antich, han sido los únicos 'barones' autonómicos que escuchaban el principio de la comparecencia de Montilla, aunque el del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, tenía previsto hacerlo también a partir de las 12 horas de la mañana. Todas las demás comunidades estaban representadas por diferentes consejeros de sus gobiernos autonómicos excepto las del País Vasco, La Rioja, Murcia, Castilla-La Mancha, Canarias y Navarra, de las que no había nadie presente. En su intervención, Montilla, reclamó al Senado que reactive "con carácter de urgencia" la renovación de los cuatro magistrados del Tribunal Constitucional (TC) cuyo mandato caducó en diciembre de 2007. Una renovación de la que pende, según dijo, la propia supervivencia del pacto constitucional. Montilla aseguró que el TC "ha fracasado" en su objetivo de dictar sentencia sobre el Estatut de Cataluña y aseguró que se encuentra "perdido en un laberinto" que además "sería posible que lastrase al conjunto del país".

El temor del presidente catalán apunta a la posibilidad de que el TC dicte una sentencia contra el Estatut que incluso podría poner "en peligro el pacto constitucional". El 'president' explicó que desde Cataluña no se pide que se cambien las reglas del juego para la renovación del alto tribunal, sino simplemente "que se cumplan" y se tengan en cuenta las propuestas de candidatos que remitieron todas las comunidades autónomas. "Está en juego que la desafección se convierta en profunda frustración y pueda dar argumentos a aquéllos que quieren la ruptura, según advirtió. Está en juego el sentido del alcance del propio pacto constitucional, cuando en nombre de la Constitución se pretende revertir su espíritu", añadió.

El presidente de la Generalitat, durante su intervención, hizo uso del gallego, el euskera y el catalán para defender la diversidad lingüística de España. A pesar de los 30 años transcurridos desde la aprobación de la Constitución española, Montilla dijo que todavía hoy no está asumido plenamente el uso de esas lenguas en algunas instituciones pese a que ya está aceptado con "normalidad" por los ciudadanos. En gallego, el presidente de la Generalitat de Cataluña subrayó que es una responsabilidad la defensa de las lenguas cooficiales, que debe traducirse en "actitudes, gestos y acciones positivas". Cuando Montilla ha empleado el euskera, instó una vez más a la defensa de esta lengua y a estar orgullosos de la diversidad porque "nos enriquece a todos". Retomó el catalán para lamentar que, tristemente, algunos todavía están lejos de asumir la pluralidad lingüística, que, como ha recordado, llegó a defender la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, cuando presidió el Senado. Montilla censuró que se emitan "juicios peyorativos" sobre el catalán e hizo hincapié en que las lenguas "no tienen precio" a pesar de que algunos quieran ponerlo.

Todo un acontecimiento, el de Montilla en el Senado. Por las lenguas cooficiales, por la renovación del TC, y contra el PP, con sonadas ausencias y presencias.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Cree que el 'caso Pujol' podría frenar el proceso separatista?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo