miércoles, 24 septiembre 2014 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
jueves, 27 de mayo de 2010, 10:08
Zapatero: ni cambio ni bandazo

Es la frase más repetida en los titulares de prensa sobre el discurso que este domingo pronunció el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante dos millares de alcalde y concejales socialistas reunidos en Elche (Alicante). Zapatero reclama un sacrificio útil a los funcionarios. Centra sus esfuerzos en explicar el recorte a su electorado y pide a sindicatos y patronal un acuerdo cuanto antes. El presidente no acepta críticas de quienes nunca han cuidado la política social. El líder socialista sostiene que la crisis requiere actuar con determinación. Zapatero culpa a las circunstancias y sigue presumiendo de sus políticas sociales, y asegura que el tijeretazo no cambiará las señas de identidad de los socialistas. Zapatero trata de sosegar a las bases del PSOE e intenta evitar la huelga general y abre el plazo de la reforma laboral.

El líder socialista afirma que Vencerá a la crisis igual que cree estar ganando la batalla a ETA. Zapatero justifica el recorte en la responsabilidad y el interés común. Afirma que la política económica del Gobierno no ha sufrido ni cambios ni bandazos y defiende la vigencia de las señas de identidad del partido ante un ajuste temporal. El presidente recalca al PSOE que hoy piensa en el interés de España y no en las elecciones. Asegura que no admite lecciones de los que nunca se acordaron de los pensionistas. Reivindica ante la crisis la misma tenacidad que conduce al declive final de ETA. Rechaza las críticas del PP porque nunca se acordó, ni se acordará mañana, de la política social. Justifica el ajuste por el interés y el futuro del país y subraya que sólo se ha recortado el 1,5 por 100 de todo el gasto social e insiste, sin más concreción, en que pedirá más a quienes más tienen. También advierte a su partido: Tenemos y vamos a tener protestas. Zapatero compara el rechazo al tijeretazo con las críticas por la negociación con ETA, de la que dice que está en el declive final.

Son aspectos que destacan las crónicas sobre el acto de Elche, así como el contrapunto que coloca Dolores de Cospedal convertida en "el látigo" del principal partido de la posición. La secretaria general del PP también elaboró su frase: "Presumía de ser Robin Hood y era el sheriff mano. No dirán más que votar al PP pone en peligro las pensiones. La mentira de las pensiones se vuelve contra ellos". Cospedal afirma que Zapatero es ahora el sheriff malo de Robin Hood.

Son la cara y la cruz de Gobierno y oposición. La justificación del recorte y la acusación por su anuncio y ejecución súbitas no ha hecho otra cosa que enardecer los ánimos y extremar las posiciones de cada parte, conscientes, como siempre, de que están en posesión de su indiscutible verdad. En medio está el ciudadano, el que padece el recorte y el que observa un espectáculo nada edificante, pero que ya dura demasiado tiempo, y que aún se prolongará, verosímilmente, algunos años más. Esta habrá sido la legislatura de la gran crisis, para el PSOE, y de la gran réplica para el PP. Y cuando todo acabe, los electores diremos si alguna parte nos ha convencido más que la otra, y quién ha hecho verdaderos esfuerzos para salir del embrollo al que nos condujeron los llamados "mercados internacionales".

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Cree que acierta Rajoy al retirar la reforma de la ley del aborto proyectada por Gallardón?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo