lunes, 15 septiembre 2014 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
miércoles, 26 de mayo de 2010, 19:27
Incluso a Rajoy le parece inaceptable el retraso del TC

Sea por hallarse en Lérida, o impelido por el ambiente catalán generalizado de preocupación por los cuatro años dedicados por los magistrados del TC a examinar su recurso -del PP- contra el Estatut, lo cierto es que el propio Rajoy no dudó en calificar de inaceptable la demora de la institución destinada a enjuiciar si una norma es o no es acorde con la Constitución vigente. El presidente del PP, Mariano Rajoy, cree, en efecto, que el Tribunal Constitucional (TC) no puede demorar por más tiempo la sentencia sobre el recurso de inconstitucionalidad del Estatut y ha dicho que es "inaceptable" que lleve más de cuatro años tratando de emitir una resolución. "Ya no se puede retrasar más. Eso no es aceptable. No podemos estar esperando cuatro años a que se resuelva un recurso. Aquí todos tenemos nuestra responsabilidad, y el TC está obligado a tomar resolución, a dictar una sentencia, la que sea, ya", ha señalado Rajoy durante su visita a la tradicional fiesta del Aplec del Caragol de Lleida (Fiesta del caracol de Lérida), este sábado.

En cuanto al acuerdo del tripartito catalán y CiU para defender en el Senado la renovación del TC, Rajoy ha respondido que el PP ya "hizo los deberes" en su día porque hace dos años intentó impulsar dicha renovación. Ha recordado, en este sentido, que los populares -el propio Rajoy- se reunieron en julio de 2008 con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con dos objetivos: renovar el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional. "Lo primero lo hicimos. En cuanto a la renovación del TC, yo dije dos nombres que íbamos a plantear en el Senado, que eran las dos personas más votadas por las comunidades autónomas. El señor Zapatero me dijo que me contestaría y desde entonces no me ha dicho nada de ese asunto", explicó. Rajoy ha recordado los dos nombres que planteó entonces, los del anterior presidente del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando, y Enrique López, vocal del CGPJ y añadió que no le parece bien que se vuelva a plantear la renovación ahora, pudiéndola haber hecho hace dos años. En cuanto al hecho de que por ahora ningún presidente autonómico del PP y sólo tres del PSOE hayan confirmado su asistencia el próximo lunes al Senado, cuando el presidente de la Generalitat, José Montilla, defienda la reforma de la ley orgánica del TC, Rajoy aseguró desconocer si va a ir algún presidente de su partido. "No siempre que va un presidente de una comunidad autónoma al Senado van todos los demás. No sé exactamente quién va a ir del PP. Por ahora sólo sé que va Alicia Sánchez Camacho porque me lo acaba de decir", ha concluido.

Rajoy, por otro lado, aseguró que tanto él como la dirección nacional del partido siguen apoyando al presidente valenciano, Francisco Camps, pese a no haber acudido al acto de conmemoración del tercer aniversario de la victoria popular en la comunidad que se festejaba precisamente este sábado y en la que Camps reiteró su decidida voluntad de volver a ganar las siguientes elecciones autonómicas valencianas. Rajoy explicó que había preferido acudir al tradicional Aplec del Caragol de Lleida "porque es una fiesta muy importante" y el PP de Cataluña se lo había pedido. "Hace tiempo que estaba previsto, y como comprenderán, no es posible estar en dos sitios a la vez", ha señalado. Rajoy ha subrayado, no obstante, que el presidente valenciano sigue gozando de la confianza del partido después de que el Tribunal Supremo haya reordenado la apertura de la causa judicial contra Francisco Camps por aceptar regalos supuestamente en el marco de la trama del caso Gürtel.

En cuanto a Camps, dijo en Valencia que "cuando el PP perdió las elecciones en 2004, supimos que era la hora del PP valenciano, que España nos iba a mirar, que seríamos referencia inexcusable para dar esperanza y garantía de que el PP volvería a ganar. Y asumimos el reto de liderar este gran partido a nivel nacional y estamos a las puertas de que el PP de España vuelva a gobernar", añadió Camps. "Es el origen de todo lo que está pasando, ¿lo entendéis?", dijo en referencia al caso Gurtel. "Nada es por casualidad, nada vino al azar, nada se puso en marcha porque sí. Somos la esperanza de 45 millones de españoles", proclamó el presidente valenciano, que ha defendido "una forma de gobernar con tolerancia, libertad, respeto y lealtad". Camps también apeló a uno de los mensajes más manejados por los 'populares' valencianos: "Nosotros somos ellos y ellos somos nosotros. Somos de aquí como los árboles, los viñedos o las montañas. Nuestras raíces llegan a lo más profundo de nuestra tierra y eso es lo más grande", dijo tras recordar la "capacidad de los valencianos para afrontar cualquier obstáculo, para ponerse en pie cada vez que alguien les empuja". "Aguantamos tormentas y pedriscos, nos levantamos después de riadas, de heladas, de malos momentos", proclamó un eufórico Camps, abandonado a su suerte por los irigentes nacionales del PP.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

Tras la renuncia de Ana Botella, ¿quién cree que podría sustituirla?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo