martes, 23 diciembre 2014 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 24 de mayo de 2010, 10:47
Salgado, Chaves, Toxo y Montoro

En las últimas horas, cuatro declaraciones políticas enmarcan el momento político español. Corresponden a Elena Salgado, Manuel Chaves, Fernández Toxo y Montoro, dos a favor y dos en contra de los ajustes que impulsa o proyecta el Gobierno. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha afirmado hoy que la subida de impuestos que contempla el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, será "muy especializada", por lo que no tendrá efectos sobre el crecimiento de la economía española, al contrario de lo que sucedería si se hiciera una subida impositiva generalizada. Lo que ya está en marcha, las nuevas medidas de ajuste y recorte de gasto aprobadas este jueves por el Gobierno para acelerar el recorte del déficit, estima que también recortarán en medio punto el PIB, Producto Interior Previsto para 2011, que era del 1,8 por ciento, y ahora queda reducido al 1,3 por ciento.

Salgado, en declaraciones a Radio Nacional, esta mañana del viernes, ha insistido en que esa futura "figura impositiva" para rentas más altas que está estudiando el Gobierno y que aún "está por definir", se concretará "en el momento oportuno" y será temporal. Ha dejado claro, sin embargo, que las personas que más tienen deberán hacer un esfuerzo adicional "al menos mientras dure la crisis". "Es verdad que una subida general de impuestos tendría efectos sobre el crecimiento, pero una subida muy especializada, como sin duda será la que contempla el presidente del Gobierno, no tendrá efectos sobre el crecimiento sino sobre la redistribución del esfuerzo fiscal", según comentó la vicepresidenta, que ha indicado que la reducción del gasto es lo que permitirá a España recortar su déficit público. Sobre la previsión del Gobierno de que la economía crecerá un 1,3 por ciento en 2011, cinco décimas menos que lo estimado inicialmente, Salgado, que este viernes viajó a Bruselas a la reunión del Ecofin y el Eurogrupo, defendió que es una previsión "muy conservadora", por lo que el Ejecutivo confía "en poder superar esa previsión". Además, ha añadido que el recorte también se debe a los planes de austeridad aprobados en otros países como Dinamarca, Portugal e Italia. La vicepresidenta ha reiterado que si el Gobierno hubiera sabido lo "fuerte" que venía la crisis, habría "retrasado" la supresión del Impuesto sobre Patrimonio, que suponía unos ingresos de 2.000 millones de euros. "Son 2.000 millones de euros que no hemos tenido en el año más duro de la crisis", ha reconocido, antes de matizar que, no obstante, "no estaba bien diseñado". Tal y como estaba configurado, ha explicado, afectaba "mucho" a las clases medias, en un país donde hay "mucha clase media".

Por su parte, el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, ha negado que haya "improvisación" en las medidas planteadas por el Ejecutivo para hacer frente a la crisis, sino "capacidad de reacción" ante los "imprevisibles acontecimientos" que han ido surgiendo en materia económica. Sostiene Chaves que la reforma fiscal llegará "en el momento oportuno". "Que no tenga duda la ciudadanía de que vamos a adoptar medidas para aquéllos que más tienen", dijo. Afirmó también, en una entrevista en Radio Euskadi, que la reforma fiscal se llevará a cabo "en el momento oportuno". "Lo vamos a hacer porque es un compromiso del presidente del Gobierno", añadió. Según ha defendido, "no hay improvisación" en las medidas que ha anunciado el presidente, sino que "el rumbo del Gobierno está muy claro, pero los acontecimientos son imprevisibles tanto para el Gobierno español como para toda la Unión Europea y para todos los gobiernos del mundo". Pese a ello, Chaves ha añadido que tanto Bruselas como el Ejecutivo que preside Rodríguez Zapatero "han tenido capacidad de reacción" y que por ello han adoptado medidas que "afectan a las políticas sociales". Sin embargo, aseguró, "el núcleo fundamental de la política social del Gobierno se mantiene" y, así, ese conjunto de partidas suponen unos gastos de "250.000 millones de euros". En comparación con esa cifra, las medidas para congelar "las pensiones en el año 2011, son las mínimas", y la reducción del sueldo a los funcionarios no supone más de en torno a los 4.000 millones euros.

A su vez, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha anunciado que su sindicato "trabaja desde ya como si este país fuera a vivir una huelga general", convocatoria que, según dijo, "depende del Gobierno que se materialice o no" si insiste en los recortes sociales y la reducción del gasto público. Pese a ello, ha señalado que tanto Comisiones como UGT van "a seguir apostando por el acuerdo". Los dos sindicatos mayoritarios van a movilizarse "para tratar de evitar que el daño que las medidas que ha aprobado el Gobierno y otras que pueda aprobar se materialicen y lastren la evolución de la economía española con efectos sociales perversos", añadió Toxo. Y, de otro lado, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, insistió este mismo viernes en su propósito de oponerse radical y completamente a las medidas del Gobierno, por entender que son una nueva improvisación y no han sido consultadas con su grupo. Ese es el panorama político, económico y social del momento.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que ha sido el personaje del año en España?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo