miércoles, 23 abril 2014 | 
Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 24 de mayo de 2010, 10:41
El nuevo impuesto se hace esperar

Durante toda la jornada del jueves se especuló con las características que tendrá el nuevo impuesto sobre las grandes finanzas, el nuevo patrimonio o los nuevos modos de recaudar de quienes más poseen. Pues bien, hubo que esperar hasta casi las diez de la noche para que el Gobierno tuviera una segunda voz, tras el preanuncio de Zapatero, sobre este futuro tributo a los ricos. Primera puntualización de Elena Salgado: no es inminente. Llegará, pero en su momento. Probablemente porque ahora "toca" asumir las otras medidas del paquete económico del ajuste, rebaja de salarios de funcionarios, congelación de pensiones, reducción de la obra pública, rebajas a la dependencia, supresión de los 2.500 euros del cheque-bebé. El futuro nuevo tributo llegará más adelante, posiblemente cuando se debatan los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene, y será materia a discutir y pactar con otros grupos parlamentarios, particularmente de la izquierda, que es la zona del espectro político que más insistentemente reclama que el ajuste y las reformas no se ceben en "los de siempre", los asalariados menos pudientes, más controlables y de nómina del Estado.

¿Qué se sabe de ese futuro impuesto nuevo? Primero, que ya se echa de menos que se hubiera decidido suprimir el Impuesto sobre el Patrimonio. Se quitó en un momento de euforia económica, y ahora el Estado se ve necesitado de esos y cualesquiera otros ingresos. En las actuales circunstancias hubiera venido muy bien. Se trata, en esencia, de que los ciudadanos con más poder adquisitivo, más fortuna, mayor patrimonio aporten algo más a las arcas del Estado. Básicamente se trata de que cada ciudadano se vea comprometido a hacer una aportación, todavía no determinada, por el conjunto de su patrimonio, su renta y sus acciones de cada año. Esos tres conceptos tendrán la doble utilidad que en su momento ya tuvo Patrimonio: primero, "controlar" lo que cada ciudadano posee. Ya tiene otros medios para saberlo, pero esta declaración cerrará el círculo de sus conocimientos. La renta ya ha tenido que "confesarla" en el IRPF y también la compraventa de acciones, o el valor catastral de su o sus viviendas... Ahora, todos esos conocimientos estarán juntos para mayor facilidad de los agentes tributarios y para que sea lo menos posible lo que escapa al conocimiento y tributación al Tesoro Público.

Luego, quedan por determinar los aspectos "decisivos" del futuro nuevo impuesto: la tasa que se imponga y el mínimo de los bienes totales por los que será imprescindible contribuir. Se ha especulado con un millón de euros, como ese tope mínimo a partir del cual se cotizará al Fisco. Sin duda se tendrán en cuenta algunos impuestos de este tipo ya existentes, como el francés, que creo recordar que paga a partir de los 700.000 euros. La riqueza media nacional española es menor... Y en cuanto a la tasa que se aplique, ya se verá el fruto de los debates entre las distintas fuerzas políticas. No será una tasa alta, pero resultará muy productiva.

Y la gran dificultad teórica: la que ya existía en el Impuesto sobre el Patrimonio. Los ciudadanos ya han pagado otra vez, con anterioridad, por lo que ahora declararán de año en año. Es un impuesto "redundante" y duplicado... Y por tanto, abusivo. Pero el Estado está con necesidades urgentes de aportaciones ciudadanas para frenar el desgaste de la crisis y sus efectos y es consciente de que tiene que hacer recaer sobre los más pudientes esta nueva aportación, porque los débiles han sido los primeros elegidos en el ajuste de funcionarios, pensionistas, dependientes, futuros padres. Por ello, proclama que será temporal y por un tiempo determinado y preciso. O sea, una "derrama especial" entre vecinos de una comunidad con dificultades súbitas. Eso sí, no cabe descartar que algunas de las grades fortunas nacionales aprovechen la oportunidad para emigrar. El dinero es cobarde y huidizo.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que debería presentar el PP a las municipales de 2015 para retener la Alcaldía de Madrid?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo