sábado, 20 septiembre 2014 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 24 de mayo de 2010, 09:58
Séptimo intento de sentencia del TC

Como muchos analistas, observadores y conocedores de lo que sucede en el Tribunal Constitucional, tampoco funcionó ni llegó a buen puerto el intento de Guillermo Jiménez, vicepresidente del TC, por lograr un texto que llegara a resultar satisfactorio para la mayoría de los magistrados que, desde hace cuatro años, se enfrentan a la tarea de elaborar esa sentencia. De manera que es ahora la propia presidenta María Emilia Casas quien, además, asume la competencia de redactora, recopiladora y ponente del articulado. En esta sexta oportunidad, el texto del ponente Guillermo Jiménez ni siquiera llegó a ser sometido a votación al carecer de los apoyos mínimos. Muchos entienden que este séptimo ha de ser el último intento, y que, si tampoco funcionara esta nueva fórmula y nuevo intento, los magistrados no tendrán más remedio que declararse incompetentes y arrojar la toalla, tal y como muchos vienen aconsejándoles y vaticinando que sucederá. Y entonces, en tal supuesto, se habrá confirmado lo que muchos han venido advirtiendo, que esa "mini-cámara de representación parlamentaria" en que se ha convertido el TC, no sirve para lograr consensos, y que no existe otro procedimiento que el de renovar el TC y empezar de nuevo, tras reconocer el fracaso de cuatro años desde el momento de haberse presentado el recurso de inconstitucionalidad.

Algunos no dudan hoy en hablar de sonoro fracaso del TC, y hasta de TC "agónico". Otros siguen considerando que es figura clave el magistrado Manuel Aragón, pasado de las filas del progresismo a la zona más conservadora. Otros entienden que Emilia Casas ejercerá en esta nueva etapa "a la desesperada" y que posiblemente decida modificar el modo de trabajar, con la idea de votar por artículos. Ni Elisa Pérez Vera ni Guillermo Jiménez han sido capaces de reunir una mayoría suficiente de apoyos. Veremos ahora si lo consigue la presidenta. En todo caso, fracasó el intento de aproximación del llamado "trío de la Maestranza, por una fotografía en la que el ponente y dos magistrados más aparecieron en una corrida de toros en Sevilla.

"Fracasa el trío de la Maestranza", titula La Vanguardia, cuya crónica explica que ha quedado varada la sentencia del sexto borrador que pretendía liderar "el azañista Aragón". Ahora se ha sabido que ni Aragón ni Rodríguez Arribas expresaron su apoyo al texto del conservador Jiménez. La cuestión es que no parece fácil que otro nuevo texto, y ya vamos por el séptimo borrador, consiga obtener esa mayoría mínima a la que se aspira desde hace años, hasta ahora en vano. Comprobaremos ahora las habilidades de la presidenta y veremos si finalmente se rinden a la evidencia de una impotencia muy demostrada, y dan la razón a quienes vienen forzando la renovación del TC como procedimiento indispensable para alcanzar un consenso. A estas alturas, el balance no puede ser más catastrófico: cuatro años de gestiones, seis ponencias "quemadas", un desprestigio galopante y el riesgo de que todo acabe en un fiasco sensacional. O bien, se aplica la otra lógica: que el PP retire su recurso, toda vez que ha dado su aprobación a otros Estatutos reformados que han copiado algunos de los aspectos conflictivos del texto catalán, una incongruencia que invalida el mantenimiento del recurso del PP.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Cree que tendrá influencia en Cataluña el 'no' a la secesión en el referéndum escocés?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo