jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 17 de mayo de 2010, 17:38
Garzón, proscrito

Uno, que en su modestia investigó los crímenes del franquismo (provocar una guerra entre hermanos, el primero) para componer la docena de libros documentales que ha dedicado a la Guerra de España y a sus muchas, terribles e interminables consecuencias, sabe algo de los disgustos y las represalias que aún ha de padecer, en el siglo XXI, el que pretenda rendir a la sociedad española el servicio de contribuir a la digestión de su historia mediante su conocimiento cabal, pero uno creía que un magistrado de la Audiencia Nacional, y con mayor motivo el más señalado, diligente y apreciado de todos, estaría más blindado ante las añagazas que un pobre particular independiente que, para reunir una nómina de supervivencia, debe atender al pluriempleo de dos oficios rivales, el de escritor y el de periodista. Aquí se extinguen, desde luego, las analogías entre el juez Garzón y el autor de ésta columna, pero el que no se extingue es, al parecer, el designio eminentemente franquista de que la verdad histórica (y sus anexos de amparo y reparación a las víctimas) siga vedada a los españoles.

El Consejo General del Poder Judicial ha apartado al juez Baltasar Garzón de la Audiencia Nacional, esto es, de su carrera, de su vida. Antes de que el acosado juez pudiera marchar al Tribunal Internacional de La Haya como asesor en causas de genocidio, terrorismo de Estado y crímenes contra la humanidad, en comisión de servicio, el CGPJ le ha colocado el estigma del imputado, el peor, ciertamente, que puede llevar grabado en el nombre un juez. La verdad es que en La Haya el juez proscrito podría tener más peligro que aquí, pues a ver qué razón habría para que ese alto y eminente tribunal no acabara retomando las truncadas pesquisas de Garzón, cuya asesoría, en tal caso, sería impagable. El CGPJ tal vez obre según los reglamentos, pero es seguro que lo hace contra la voluntad de la sociedad española, que mayoritariamente agradece y no olvida los muchos servicios que obtuvo de Garzón hasta que le dio, al hombre, por investigar los crímenes del franquismo y la trama Gürtel.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo