viernes, 09 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 17 de mayo de 2010, 17:12
Recortes de gasto en toda Europa

Los gastos extraordinarios que han supuesto para el Estado las medidas anticrisis en los dos últimos años -en España, entre otros, los 400 euros "de regalo", el Plan de obras municipales, las ayudas bancarias y sobre todo, las mayores subvenciones que origina un mayor número de parados-, exigen ahora un recorte drástico de gastos públicos, y ni siquiera se descartan elevaciones de impuestos del tipo del que entrará en vigor en julio. Esta misma mañana del jueves, el vicepresidente de L'Ecole D'Economie de París, Daniel Cohen, de visita en Madrid, enjuiciaba las medidas adoptadas por el Gobierno español y anunciadas ayer, y las calificaba de "apresuradas o precipitadas por la presión de los mercados". Pero es evidente que en los últimos tiempos se ha extendido la preocupación de Europa y del mundo por la situación que atraviesa la economía española, hasta el punto de que el recorte de gastos anunciado por el presidente Rodríguez Zapatero, ha traspasado las fronteras y son pocos los medios extranjeros que no se hacen eco del ya famoso plan de ajuste español.

Planes de austeridad de distinto alcance se plantean ya en casi todos los países de la Eurozona; y las clases medias y bajas se llevan lo más duro del tijeretazo. Grecia, España, Portugal e Irlanda (los famosos pigs), son los países más atacados, pero Bruselas también ha pedido a Francia e Italia que saneen sus finanzas. Se considera que el plan español está a la altura de los más drásticos. La mayoría de países de la UE, salvo Estonia y Suecia, superan el 3 por ciento de déficit que marca Europa, y son varios los que superan el 11, como le sucede a España o Gran Bretaña. Al igual que ya el mismo miércoles hacían los organismos internacionales, como por ejemplo el FMI, la prensa internacional valora como positivas las medidas de ajuste del Gobierno español, aunque la mayoría prefieren no entrar en valoraciones.

El Gobierno de coalición recién nacido en Londres proyecta presentar un presupuesto de urgencia en un plazo de 50 días para recortar el déficit en 6.000 millones de libras (7.000 millones de euros) este mismo año. Además, aplaza la reducción del Impuesto de Sucesiones y eleva el mínimo exento de tributación del IRPF y se reformará el sistema financiero. Hoy mismo la BBC británica ha resumido las medidas españolas y asegura que llegan tarde y por imposición, ya que en los dos últimos años Zapatero ha intentado eludir un recorte "tan doloroso". A su vez, el diario británico The Guardian habla de "giro radical" en la política del presidente español y de "intento de supervivencia". Asegura que son las medidas que esperaba Europa para no caer en el mismo pozo que Grecia, y sospecha que este plan le traerá serios problemas con los sindicatos y con los partidos políticos. Para Financial Times, las duras decisiones del Ejecutivo de Zapatero ponen de relieve, por un lado, que España no estaba tan lejos de acabar como Grecia, aunque el presidente lo negara insistentemente y, por otro, que por encima de todo está la sostenibilidad de España.

En Francia, el Gobierno congelará el gasto público para los tres próximos años con el fin de dejar su déficit (del 7 por ciento) en el 3 en 2013. Además, los costes operativos estatales se reducirán un 10 por ciento en tres años. El ajuste no afecta a las pensiones. En cuando a los periódicos franceses prefieren no entrar en valoraciones del plan español. Le Figaro habla de una "cura de austeridad" para España, se refiere a las medidas "radicales" tomadas por el Ejecutivo español y recoge las críticas de los partidos de izquierda y de los sindicatos. En Liberation se habla de un plan de ajuste "drástico" y se hace hincapié en el efecto social que tendrán las medidas de recorte. También Alemania se ve presionada para imponer medidas extraordinarias. La canciller, Angela Merkel, no ha dado aún detalles, pero el martes avanzó que habrá nuevas medidas de ahorro en el marco del plan de ajuste europeo. Las promesas electorales de bajadas de impuestos quedan para mejor ocasión.

En Italia, con una deuda familiar baja en comparación con sus vecinos, la pública, sin embargo, es muy elevada, y aún no ha adoptado aún ninguna medida de calado, aunque Bruselas le presiona para que mueva ficha. Italia es otro de los países amenazados por la sombra griega. Entre sus periódicos, Il Corriere de la Sera observa el "aplauso" de Bruselas, del FMI, del propio Silvio Berlusconi y del ex ministro de Economía Pedro Solbes al recorte de Zapatero y habla de jornada histórica en España porque, desde que ganara las primeras elecciones en 2004, ha sido la primera vez que Zapatero ha decidido un recorte de sus políticas sociales. El 'Corriere' hace un balance de las esas políticas aprobadas durante sus años de Gobierno y como ayer muchas de ellas cayeron de un plumazo.

Grecia, con un déficit del 13,6 por ciento, el Gobierno ha sido el primero forzado a actuar de manera contundente: tendrá que utilizar el rescate europeo y del FMI, y emprender un recorte drástico. Los sueldos de los funcionarios quedarán congelados tres años y los que cobren más de 3.000 euros mensuales perderán dos pagas extra. Al resto, tendrá una reducción de esos complementos y de conceptos extraordinarios progresiva. El Gobierno espera una reducción del 16 por ciento de masa salarial. Además, se paralizan las contrataciones. Los pensionistas con más ingresos también se despiden de sus pagas extra. La edad mínima de jubilación (ahora en 65 años para hombres y en 60 para mujeres) se adaptará al aumento de la esperanza de vida. Las pensiones futuras serán un 18 por ciento más bajas y requerirán más años de cotización. Habrá recorte de administraciones locales, subida de impuestos y privatizaciones.

En nuestro vecino Portugal, el Ejecutivo socialista planea un aumento del impuesto sobre la renta para las personas con ingresos superiores a los 150.000 euros anuales, congela los sueldos de los funcionarios y frena contrataciones. Aplaza obras públicas no adjudicadas, como el nuevo aeropuerto de Lisboa y el tercer puente sobre el Tajo en la capital. Por lo que se refiere a Irlanda, el Gobierno acordó ya en diciembre reducir el gasto público en 4.000 millones, sobre todo, con el tijeretazo al gasto corriente. El sueldo de los funcionarios ha bajado un 5 por ciento en dos años y el Gobierno se ha recortado sus propios salarios un 25. Los gastos sociales bajan un 5 por ciento, salvo pensiones. El tijeretazo se ha convertido en norma por doquier. Pintan bastos.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
Dice ser Rafa
lunes, 17 de mayo de 2010, 17:58
Las medidas del gobierno son necesarias.. por lo menos eso dicen los economistas del Instituto de empresa en este audio de la radio:
http://www.puntoradio.com/popup/audio.php?id=42410

Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo