jueves, 24 abril 2014 | 
Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
martes, 16 de marzo de 2010, 18:58
Pensiones: confusión interesada

Vivimos cautivos de climas artificiales en una democracia tan palabrera. Lo último ha sido el debate falso, extemporáneo y mal traído sobre fondos de pensiones y quienes los subscriben. Y si quienes los subscriben son ministros de Zapatero, o el propio Zapatero, mejor que mejor porque sirve para practicar el tiro al blanco contra el Gobierno. De eso se trataba.

Hemos hecho una cuestión de Estado de la carrera por saber si tal o cuál ministro tenía su plan privado, al margen de la Seguridad Social. La salida la dio el titular de Trabajo, Celestino Corbacho, por aconsejar a los españoles en ese sentido. Y entonces nadie quiso ser el último de la cola al traducir el mensaje de Corbacho como una preparación de los funerales por el sistema público de pensiones.

Nos hemos pasado la semana queriendo saber si el mensajero y sus compañeros ya habían empezado a cubrirse las espaldas. Como los diputados, a los que la propia institución les paga un fondo suplementario, por si en el futuro no les llega el de la Seguridad Social. Llovía sobre mojado. Aún estaba fresca la memoria del "pensionazo" y la severa dieta de adelgazamiento del gasto público, según la hoja de ruta del Gobierno, más conocida como "estrategia de economía sostenible".

Lo de las pensiones, en realidad, no está tan vinculado a la crisis económica sino al envejecimiento de los españoles y su impacto en un sistema en el que el número de cotizantes tiende a bajar y el de pensionistas tiende a subir. Cierto. Pero no es correcto reducir el sistema empiece al toma y daca, donde los de abajo pagan a los de arriba si la pirámide reposa sobre la base en equilibrio estable y no es una pirámide invertida, porque entonces la pregunta sería: ¿cómo pagar a los pensionistas, cuando sean más, con las cotizaciones de los activos si son menos?

Las declaraciones de Corbacho invitando a hacerse un plan complementario, fueron interpretadas por algunos como la peor hipótesis de respuesta a esa pregunta. En ese sentido, tal vez el ministro, sin pretenderlo, haya generado incertidumbre sobre el futuro del sistema público entre quienes no tienen los posibles para suscribir planes privados que desvinculen su futuro de un sistema tambaleante o que vengan a complementar la pensión que legalmente les correspondería.

Frente a esa posible zozobra entre los futuros jubilados, el Gobierno debería explicar con claridad que el sistema público está garantizado. No como resultado de una contabilidad positiva entre lo que el sistema recibe por cotizaciones y lo que paga por pensiones, sino porque es la aplicación de un principio básico del Estado del Bienestar. No sometido a vaivenes contables. Siempre quedarán los impuestos para asegurar una vida digna a quienes, por edad, por enfermedad o por la razón que sea, han salido del puesto de trabajo.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que debería presentar el PP a las municipales de 2015 para retener la Alcaldía de Madrid?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo