domingo, 30 abril 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 08 de marzo de 2010, 09:52
Carmen Thyssen negocia el futuro de su colección de arte

La imagen y las declaraciones de Carmen Thyssen es fácil y frecuente encontrarlas en la llamada prensa del corazón, por razón, sobre todo, de sus problemas de relación y convivencia con su hijo Borja y la esposa de éste. Este martes, Carmen Thyssen aparece en las páginas de El País, donde exhibe un indisimulado optimismo sobre el destino final de su colección de arte, actual objeto de negociación entre la baronesa y el Estado. Una vez reiniciado el diálogo con la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, la baronesa cree que no pasará mucho tiempo antes de que los 240 cuadros de su colección personal se puedan exponer con los 700 de la de su marido formando una única colección. Carmen Thyssen reconoce que se está buscando una fórmula por la que se garantice el derecho a compra por parte del Estado después de 25 años de alquiler.

La baronesa asegura que su colección ha sido tasada por la firma Sotheby's: "La colección vale 700 millones de euros". Empieza relatando que ha pedido a la ministra de Cultura que Javier Solana -el negociador, cuando era ministro de Cultura, de que la Colección residiera en España- sea también patrono del Thyssen, "porque con él se consiguió que la colección de mi marido se quedara en España. Este museo es el bebé de Solana. Sería de justicia y me haría una ilusión enorme", dice Tita Cervera al citado medio.

Luego se refiere la baronesa Thyssen a la marcha de las negociaciones. "Los abogados manejan cifras, pero tengo prohibido hablar de ello. Y tampoco las conozco al detalle. Por un lado, hay que acordar un precio anual y cuál sería el de la venta final. Pero también hay que tener en cuenta que durante 11 años he dejado gratuitamente la colección. La han podido ver miles de visitantes y yo no he pedido nada a cambio... Pero no fue un gasto hecho expresamente para mí. El museo necesitaba respirar. Eso no se puede poner en mi debe. Los abogados tienen que valorar varias cosas", señala a El País.

Sobre sus quejas de que no es éste uno de los museos más mimados por la Administración", dice Carmen Thyssen al periódico y añade: "no es que me queje, pero no se tiene en cuenta que este museo se autofinancia en un 85 por ciento. En el último ejercicio, nuestro gasto fue de 1,5 millones de euros. Nada que ver con otros museos nacionales, como el Prado o el Reina Sofía. Le pongo un ejemplo: aquí los sueldos del personal son mucho más bajos que en esos otros museos. Tampoco está en las rutas turísticas, en las que meten siempre el Prado, el Reina Sofía y el Palacio Real. Olvidan que este museo es también del Estado. En el patronato hay ocho representantes nombrados por el Ministerio de Cultura y cuatro por la familia Thyssen".

Naturalmente, se menciona el conflicto que tiene con su hijo mayor y sobre su herencia. Explica Carmen Thyssen: "Tengo tres herederos: mi hijo Borja y las gemelas, que son menores. Habrá que lograr acuerdos para que no haya sorpresas de última hora. Mi intención es dejar todo bien atado para que nadie se llame a engaño. Y sobre todo, quiero que se cumpla la ilusión de mi marido: que la colección se exponga completa".

También responde la baronesa a la cuestión de si ha tenido ofertas de otros museos para albergar su colección. "Sí, varias. De Europa y de Estados Unidos. Pero yo haré todo lo posible para que se quede en España. Es una colección con muchos artistas de los que es casi imposible conseguir obra en el mercado", dice y se refiere luego a la eventualidad de trasladar obras a Lugano, de donde salieron con las del barón. "Las paredes de Villa Favorita están vacías y sé que los suizos lo agradecerían, pero insisto en que mi intención es no moverlas de Madrid".

Se recuerda que la colección supera las 3.000 obras. ¿Sigue comprando obras?, le pregunta el periodista de El País: "Sigo pujando en subastas cuando me avisan de algo muy especial. De todas formas, la colección del XIX es insuperable. El discurso de impresionismo, posimpresionismo y expresionismo está muy completo. Es difícil encontrar piezas que lo superen. En la tasación han señalado más de 20 obras como piezas maestras absolutas".

Luego, revela que no compró nada en la reciente muestra de Arco. Y recuerda el diario El País que la colección de Carmen Thyssen tiene al menos una treintena de piezas consideradas como obras maestras absolutas, y que la colección destaca por la notable representación del siglo XIX.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que sería mejor líder para el PSOE?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo