lunes, 20 febrero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
viernes, 10 de julio de 2009, 12:47
Barberá y Cospedal dan por producido el cohecho

Posiblemente no calculó bien sus declaraciones. Quería echar una mano a su correligionario Camps, pero no advirtió que, comparando los trajes de Camps con las anchoas que Revilla regala a Zapatero, Rajoy y muchos otros, no hacía otra cosa que dar por hecha la aceptación de esos trajes como dádivas de la trama de Correa y El Bigotes, en lo que el Código Penal define como cohecho. Y por si fuera poco, la alcaldesa Barberá ha insistido en su peregrina tesis de que da igual un regalo de veinte euros como obsequio gracioso de una Comunidad marinera, que unos trajes de cinco mil percibidos a cambio de la concesión de unos contratos de organización eventos.

Doña Rita, sumando despropósito a despropósito, ha decidido ir un paso más allá y exigir una reforma del Código Penal, a la vista de lo que se está haciendo "sufrir" al líder del PP valenciano, y ha planteado la necesidad de cambiar el artículo 426 del Código Penal para "poner las cosas claras". Este señala que "la autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su función o para la consecución de un acto no prohibido legalmente, incurrirá en la pena de multa de tres a seis meses". Barberá, cuestionando directamente ese ordenamiento jurídico, solicita que se aplique la legislación "a todos" con "el mismo rasero" o bien "cambiarlo, si estamos en una espiral de locura, que es donde parece que estamos".

La reclamación de la alcaldesa va por libre. Ni siquiera Rajoy tiene previsto pedir una reforma de este texto legal. Desde la dirección nacional del PP explican que lo planteado por Barberá responde "a una opinión personal", eso sí, que "comparten muchos ciudadanos y compañeros de partido". También Dolores de Cospedal ha hablado, en las últimas horas, de una "conducta sancionable como mucho con 2.000 euros". Es decir, da la sensación de que en la cúpula del PP han variado de estrategia, y ahora hablan abiertamente de regalos y tratan de restarle importancia porque su cuantía no es muy elevada.

Curiosamente, muchos consideran a Rita Barberá como la posible sucesora de Camps, si las cosas se complican aún más, por lo que resulta difícil contemplar sus estrafalarias opiniones como una broma. Pero doña Rita insiste en que le parece una "barbaridad" actuar contra Camps aplicándole este artículo que se refiere al delito de cohecho impropio y que encaja, según ella, perfectamente con la analogía de las anchoas cántabras que había realizado, argumentando que la ley "no dice si el regalo tiene forma de traje o de anchoa y si vale un euro o 10.000 euros".

Revilla, el presidente que ya ha pasado a la historia por esos regalos al Rey, a Zapatero, Rajoy y al propio Camps por Navidad comentó que se limitaba a regalar unas latas de anchoas que "no son tan caras como dice Barberá", ya que "valen 20 euros" y dan para seis personas. Revilla cree que "hay mucha diferencia entre vestirse de forma clandestina e ir con bolsas en la mano a regalar a los presidentes y al Rey". Destacó que Barberá "debe de comer bien, porque tiene pinta", y le agradeció "la publicidad" que está haciendo a las anchoas de su litoral cántabro...

En cualquier caso, no ha sido Revilla el único que ha lamentado las palabras de la alcaldesa. La portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen Alborch, preguntó ayer "qué teme" Barberá para reclamar dicha modificación y lograr así que "no sea delito" aceptar regalos. La vicepresidenta de la Vega apareció visiblemente enojada con la ocurrencia de doña Rita. "Ni un traje ni medio traje", dijo. Pero también le llovieron críticas desde su propias filas. El líder del PP de Cantabria, Ignacio Diego, consideró "desafortunada" la declaración de Barberá. Y lo mismo hizo el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, quien manifestó que no le parecía "pertinente" el comentario de su compañera.

Por si fuera poco, la dirección del PP, había ordenado silencio a sus dirigentes para que no opinen en público sobre el caso Gürtel. Sólo María Dolores de Cospedal defendió de nuevo a Camps directamente, denunciando que el líder del PP valenciano está siendo objeto de un "ataque personal y directo". A su juicio, eso ha generado una "situación muy complicada" para él porque se ha formado un auténtico "circo mediático y político" a su alrededor. ¿Cuánto tienen que ver en ese circo mediático Camps o Rita Barberá? Cabe preguntarse. Casi todo...

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que sería mejor líder para el PSOE?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo