domingo, 04 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 22 de junio de 2009, 12:37
La entereza y la rabia de una viuda

La jornada ha sido extraordinariamente tensa en Bilbao y más concretamente en Arrigorriaga, lugar en el que el viernes por la mañana fue asesinado por una bomba lapa el policía Eduardo Antonio Puelles. Tras los funerales de la mañana, para la tarde se había convocado una manifestación contra ETA, en la que participaron muchos miles de ciudadanos, y que terminó con una intervención prevista, la del lendakari Patxi López, y otra que no estaba en el programa: la de la viuda del policía asesinado.

El lendakari pronunció un formidable discurso, en el que repitió el slogan que ya había acuñado la víspera: "Eduardo era uno de los nuestros", y en el que excitó los ánimos de los presentes para continuar un combate contra los terroristas que deberá concluir en su derrota y extinción, porque no conseguirán nada más que causar dolor, como esta vez. Patxi López mencionó, juntos, a la Ertzaintza, la Guardia Civil y la Policía, como personas que arriesgan su propia vida por los restantes ciudadanos, y que son merecedores del afecto y del respeto de todos. Y elogió la valentía del asesinado Eduardo Antonio Puelles.

Y tras su vibrante intervención, abrazó a la viuda de Puelles, quien durante toda la intervención había seguido con atención el entusiasmo de los presentes y la sintonía con el discurso. A continuación, fue la propia viuda del policía la que se acercó al micrófono, acompañada de sus dos hijos, para expresar y demostrar su propia entereza, dolor y rabia, y la decisión de que no la harán llorar en público, ni a ella ni a sus hijos, según relató. Advirtió a los etarras asesinos de su marido que no conseguirán sus propósitos, y señaló que en Euskadi se puede vivir muy bien, se vive bien, y no es cierto que haya presos políticos. "No hagáis caso a quienes reclaman dinero para visitar a sus presos. Es mentira. Son asesinos", llegó a decir, sin que le temblara la voz una sola vez. Ya con anterioridad, la viuda de Eduardo Puelles había acusado a los asesinos de su marido de no querer "más que dinero" y les ha reprochado su cobardía por permitirse "el lujo de matar a escondidas". "Esto es un negocio y ellos viven de este negocio. Sacan dinero de esto. Que lo entienda todo el mundo", había sentenciado en declaraciones a Antena 3. "Son asesinos y no quieren más que dinero", afirmó en esas primeras declaraciones públicas. "Espero que algún día acaben con ellos y se les termine el negocio", añadió. "No defienden la libertad de nadie. Están cortando la libertad de este país y no quieren más que dinero", ha continuado."¿Por qué no hablan? ¿Por qué se esconden?", se ha preguntado la viuda, quien ha añadido: "Yo voy de cara". "Con matar a mi marido no han conseguido absolutamente nada", ha afirmado. "¿Qué se creían? Que con mi marido iban a poder", se ha preguntado antes de añadir: "Como mi marido hay muchos, gracias a Dios". Y en ese mismo tono intervino también al final de la manifestación de Bilbao, antes de dar las gracias a los asistentes y de abrazar a sus familiares.

A más de uno, el clima emocional que se produjo en Bilbao en la manifestación y con las intervenciones del lendakari y de la viuda del policía asesinado, nos recordó el que se pudo vivir tras el asesinato del concejal de Ermua previamente secuestrado, Miguel Angel Blanco. Como entonces, los ciudadanos, alentados por el ejemplo y las palabras del lendakari y de la viuda del inspector asesinado, vibramos y nos emocionamos para actuar contra los asesinos del modo que estuviera a nuestro alcance.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Le parece una buena medida la subida de impuestos a alcohol, tabaco y bebidas azucaradas?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo