domingo, 11 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
domingo, 07 de junio de 2009, 14:15
Europa provoca un entusiasmo descriptible

Siguen desarrollándose las elecciones para renovar el Parlamento Europeo: primero, el jueves, en Gran Bretaña y Noruega, a continuación, el viernes, en Irlanda y la República Checa, y este próximo fin de semana seguiremos los restantes ciudadanos de los 27 países de la Unión. Sólo se han dado a conocer, algunos resultados parciales de los obtenidos en Noruega y Gran Bretaña, donde avanzan la ultraderecha conservadora y los euroescépticos o radicalmente opositores al proyecto de unión de la vieja Europa.

Junto con la consabida derrota de los laboristas de Browm, probablemente atribuible, en buena medida, a los abusos cometidos en los gastos del dinero público por los parlamentarios de la Cámara de los Comunes. En nuestro país, se llega al final de las semanas de campaña con el reconocimiento explícito de que se ha explicado insuficientemente lo que se vota, y con el serio temor de que también entre nosotros -como en la mayor parte de los restantes países comunitarios- el entusiasmo por participar en estas elecciones será probablemente muy escaso.

Pero hemos de llegar al final del tiempo de los mítines, en los que han sido especialmente activos, naturalmente, Zapatero y Rajoy, López Aguilar y Mayor Oreja, pero también Felipe González, algo que ha podido sorprender a más de uno. Socialistas y populares tienen la esperanza de ver su triunfo en el escrutinio del domingo por la noche. Sobre todo, en el PP ya se ha cantado una cierta victoria al celebrar los resultados de una encuesta propia que les da una ventaja de cuatro puntos sobre el adversario. Zapatero, González, Aguilar, José Blanco han sido unánimes e insistentes en tratar de conseguir una participación abundante y en que se evite votar al PP de Rajoy, al que se ha acusado una y otra vez de no participar en la salida de la crisis e incluso tratar de negar y hasta de boicotear los primeros síntomas de esa ansiada recuperación...

Luego, en mucha menor medida, algunos de los dirigentes de las formaciones "menores", los nacionalistas de CiU, PNV y CC, los ultranacionalistas de ERC y BNG, que coinciden entre sí en querer aprovechar estas elecciones para romper la hegemonía política que ejercen PP y PSOE en España y en la representación en Estrasburgo. Izquierda Unida, el partido de Rosa Díez, los Ciudadanos de Durán o los batasunos de Iniciativa Internacionalista, también aspiran a conseguir alguna representación, aunque las encuestas, a lo sumo, les otorgan un total del diez por ciento de los cincuenta escaños en liza. Veremos quien gana, quien se queda mermado o quien se queda fuera...

Y tras la campaña, la jornada de reflexión y el voto, cuyo escrutinio inmediatamente se interpretará en clave de política nacional, tal y como se ha desarrollado la mayor parte de la campaña: socialistas contra populares y viceversa. Ambos partidos y sus dirigentes confían en conseguir en estas elecciones la confianza y tranquilidad política suficientes como para seguir ejerciendo su tarea de Gobierno o de principal fuerza opositora, con aspiraciones a la alternancia en 2012, respectivamente.
 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo