jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
jueves, 14 de mayo de 2009, 13:29
El debate y sus "dueños"

Suele ser habitual que, una vez concluyen las intervenciones de Zapatero y Rajoy, ya con muchísimos enfrentamientos en su haber, se reclama el resultado del debate: ¿Quién ganó, quién se impuso, quién "arrasó"? Apenas se espera a contemplar a los restantes contendientes, que sin embargo suelen ofrecer multitud de detalles y variables de interés. En esta ocasión, había indudable interés por comprobar los ya demostrados efectos que en el portavoz del PNV está teniendo el relevo de este partido en el Gobierno vasco. Josu Erkoreka sigue respirando por esa herida, al igual que al portavoz de CiU no se le olvida que, pese a ser partido hegemónico en Cataluña, se ve en la oposición por obra de la coalición de los socialistas con la restante izquierda catalana de ERC e ICV. De entrada, ya es sabido que los dos grandes nacionalismos, paradójicamente, suman fuerzas y votos a los que ostenta el PP de Rajoy...

Pues bien, la intervención inicial de Zapatero sorprendió a muchos. En medio del desolador panorama de la crisis, Zapatero llegaba con ideas nuevas, con reformas renovadas, algunas de ellas no libres de controversia, como las ayudas directas al automóvil o las deducciones por compra de vivienda. Incluso pretendía que su nuevo plan llegara a contar con el consenso más amplio posible en el Congreso... Frente a él volvió a encontrarse al Rajoy que, a su vez, trata de vender su propio programa de reformas y que desprecia las ajenas. El Rajoy que llega a proclamar "Pero si ustedes no saben leer", y que Zapatero describe con "el mismo tono, faltón y despreciativo", de ocasiones anteriores. Replica Rajoy con las severísimas ironías que suele destilar su orgullo herido, y proclama su "duda" de "si no estoy siendo injusto con este hombre que está siendo una bendición para España". "Usted es maestro en perder elecciones...", le rebate Zapatero en una nueva demostración de comprensión imposible, cuando no se profundo desprecio recíproco...

Definitivamente, entre Zapatero y Rajoy no es posible ni la paz ni el entendimiento y mucho menos en la tribuna del Congreso, donde ambos se ven necesitados de quedar con toda la razón sobre el auditorio. Cada cual cuenta, por si fuera poco, con su propia "clack", que les estimula a seguir la pelea y a ser crecientemente agresivo con el adversario.

Así las cosas, los restantes oradores resultan mucho más constructivos, aunque tampoco estén libres de críticas mordaces. Durán i Lleida estuvo especialmente severo en su intervención, -el país no está bien gobernador y los problemas se multiplican-, pero Zapatero intentó convencerlo de sus esfuerzos. Erkoreka no quiso ser menos, pero Zapatero ya no intentaba nada con él: sabe que cualquier esfuerzo es vano, porque el portavoz vasco sangra por la herida del relevo en el Gobierno vasco del sempiterno PNV por el lehendakari socialista Patxi López con apoyo del PP... Y con Ridao se llegaba al final de la primera jornada del debate. Pero ya a esas horas de la noche se pensaba en el segundo día, que tendrá el final feliz de un encuentro en Mestalla de los atléticos de Bilbao y de los azulgrana catalanes con la Copa del Rey como premio final...

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo