jueves, 19 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
jueves, 30 de abril de 2009, 12:18
El 'brillante' amigo español

El presidente de la República Francesa dice ahora -lo declaró en público durante su reciente visita de Estado a nuestro país-, que Zapatero no solo no anda escaso de coeficiente intelectual sino que incluso es "brillante". Si él lo dice. Pero el caso es que lo dice, como al parecer había dicho antes que no era demasiado inteligente pero ganaba elecciones, a diferencia de lo que ocurría con los socialistas franceses, que serían muy listos pero en las urnas siempre mordían el polvo.

El lance desbordó en su día el contexto político francés, donde fue formulada la primera declaración del mandatario del país vecino, para irrumpir en nuestro como un pretexto más de quienes se pasan el día practicando el tiro al blanco contra Zapatero. No desaprovecharon éstos la oportunidad de la visita de los Sarkozy para plantear el tema por enésima vez.

Pero Sarkozy (UMP), conectado a la misma familia política del PP, se negó a entrar al trapo. En anteriores ocasiones ya había declarado que no quería prestarse a un juego absurdo. En la rueda de Prensa conjunta del pasado martes remachó el clavo, al tachar de "mediocre" el discurso que pretende desprestigiar la figura del presidente español. "¿Creen ustedes que soy tan inexperto como para caer en esa trampa?", preguntó en voz alta. Quienes sí lo esperaban han conseguido el efecto contrario.

De todos modos, no hemos de medir los resultados de la visita del presidente Sarkozy a España en función de las flores que le echó a Zapatero. Los frutos de la visita son visibles en los hechos que confirman el excelente momento de las relaciones hispano-francesas. Aunque sólo fuera por el altísimo nivel de consenso en la lucha contra el terrorismo de ETA. Pero también, el apoyo a la aspiración española de participar en la próxima cumbre del G-20, los planes para mejorar las infraestructuras de conexión transpirenaica o la ampliación de la colaboración policial en campos como la inmigración ilegal, el terrorismo islámico y el tráfico de drogas.

Mal que le pese a los adversarios de Zapatero, éste se acaba de apuntar un éxito político con la visita de Sarkozy. Por encima de los logros concretos en materia bilateral, han quedado reforzados dos elementos capitales de nuestra política exterior. Uno, el anclaje europeo. Y otro, la buena vecindad. Todo contará en el haber de Rodríguez Zapatero. Justo cuando más lo estaba necesitando, pues no es ningún secreto que su Gobierno se encuentra en estos momentos políticamente débil y económicamente acorralado.

Sin embargo, para Sarkozy, ya se ha convertido en el inteligente y "brillante" amigo español. Eso ha dicho.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que sería mejor líder para el PSOE?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo