viernes, 28 abril 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
martes, 28 de abril de 2009, 12:38
La visita de Sarkozy y señora

Hay muchas cuestiones que inquietan e interesan a los españoles, en este final de abril: los datos del paro, los eventuales alcances de la gripe llegada de Méjico y en planos mucho más prudentes las elecciones del siete de junio, ya a poco más de un mes de distancia, y para las que, por cierto, el PP aún no tiene lista definitiva de candidatos. Y entre toda esa serie de asuntos, se ha introducido una visita llamativa por ambas partes, la del presidente de la República francesa, y la de su señora, Carla Bruni.

La expectación, de antemano, era grande por contemplar a ambos, pero también por conocer los encuentros que la pareja tendría en nuestro país y, por supuesto, las cuestiones que abordarán, y acaso resolverán, entre las autoridades de los dos países vecinos. En vísperas de su llegada a Madrid, Sarkozy calificaba este viaje de visita de Estado muy importante para mí, que marcará un hito en la relación de amistad entre nuestros países y nuestros pueblos. Desde luego, negaba que hubiera dedicado algunas palabras de escaso aprecio a Zapatero, materia que calificaba de rumores absurdos ya desmentidos.

"Profesamos el uno por el otro una gran estima, un afecto sincero y una verdadera amistad", dijo. No hay duda de que una cuestión sobresale entre las muchas que interesan a ambas partes de los Pirineos: la banda terrorista ETA, que en los últimos años sólo parece tener razones para la satisfacción de ambas partes. Y por supuesto, la crisis y cómo salir de ella, es probable que se convierta en cuestión fundamental de los encuentros. Opina Sarkozy que Francia resiste, de momento, algo mejor que los otros países, quizás porque fueron menores los excesos del período anterior, y quizás también porque las medidas que hemos tomado empiezan a surtir efecto. Y que no piensa bajar la guardia y seguirá actuando con la misma energía y determinación. También celebra que los franceses puedan contar con un sistema de protección social desarrollado.

Sarkozy aboga por reconstruir un sistema financiero internacional mejor regulado, más ordenado y transparente, volviendo a los valores fundamentales del capitalismo: trabajo, esfuerzo, responsabilidad, y devolviéndole la primacía al emprendedor, al inversor. Dice Sarkozy que Europa y EE.UU. nunca son tan fuertes como cuando están unidos. Y que "al apoyar a los fabricantes franceses, salvamos empleos en España"...

El ministro de Exteriores galo, Gernard Kouchner, también se refiere a los niveles de paro en España. Afirma que ve con tristeza y preocupación las noticias sobre el paro que llegan de Madrid y entre los problemas comunes que enumera recuerda que la retirada de Kosovo de las tropas españolas se anunció demasiado brutalmente, tal y como ha reconocido Moratinos. Por cierto, que el ministro español de Exteriores también ha puesto de relieve que hemos llegado a una situación de extraordinaria confianza con Francia.

Pero nadie duda de que la visita de Estado de Sarkozy "escenificará" el buen momento de entendimiento que se vive con Francia, aunque algunos avances en las relaciones de los dos países sean lentos: las comunicaciones poco diversificadas e insuficientes, aún son la asignatura pendiente. Y se recuerda que el entramado empresarial francés emplea a 300.000 españoles, y que Francia es la vía de entrada para que España vuelva al centro de Europa...

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que sería mejor líder para el PSOE?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo