lunes, 05 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
lunes, 27 de abril de 2009, 13:51
Catedráticas sin título

Me parece una de las cosas más sensatas que le he escuchado a este Gobierno desde que empezó la crisis: la idea de la vicepresidenta De la Vega de facilitar a los colectivos, prioritariamente de mujeres, que cuidan, casi siempre 'en b', a las personas dependientes en nuestro país, una titulación académica que les permita encontrar un puesto de trabajo regulado en el cuidado de ancianos, discapacitados y niños pequeños con arreglo a lo dispuesto en la ley de Dependencia y la educación de cero a tres años, no es más que anteponer la experiencia al estudio.

Normalmente ocurre al revés, que primero es el estudio y después el aprendizaje del 'oficio', al ser los estudiantes gente muy joven y habitualmente sin las responsabilidades familiares a su cargo que proporcionan la experiencia. Pero ambas cualificaciones tienen que ir de la mano para conformar un buen profesional o una buena profesional, como es el caso. Y que nuestras madres y abuelas son 'catedráticas' en la ciencia de cuidar gratis al total de los miembros más débiles de la familia, no hay quien lo niegue.

Hasta la reciente llegada masiva de inmigrantes, relevándose de madres a hijas durante generaciones, muchísimas mujeres españolas de entre cincuenta y sesenta años han tenido que dejar de trabajar fuera de casa -si es que alguna vez llegaron a hacerlo- para cuidar de los miembros dependientes de la familia, aparcando o renunciando a vivir su propia vida o al menos unos años preciosos, en la mayoría de los casos por amor, otras porque se entendía que esa era una obligación femenina. La ley de Dependencia es la primera de la historia de España que pretende darle la vuelta a esta realidad tan silenciada como conocida, con todos sus defectos y aunque todavía esté dando sus primeros y mejorables pasos.

Lo cual remite al centro del problema: en España el verdadero Estado de Bienestar es la familia, y su soporte la sufrida ama de casa, una mujer que no cobra nada a cambio de darlo todo. Hasta hace pocos años, no recibía por ello ni las gracias. Se entendía que era su obligación, su papel de mujer. ¿Y cada vez más hombres, dirá usted? Y yo, afortunadamente también cada vez más, poquito a poco.

Es uno de los grandes avances en igualdad. Pero facilitar a las amas de casa un título que complemente la formación académica que les falta y facilite su inserción en el amplio y prometedor mercado laboral de "La Dependencia", primero es de justicia, y además garantiza la entrada en este delicadísimo y complejo sector de verdaderas 'profesionales' altísimamente cualificadas que merecen, además de las gracias, un sueldo.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
Dice ser Licenciado sin trabajo
miércoles, 29 de abril de 2009, 19:02
Sin ningún ánimo de crítica al artículo pero sólo jugando con el título del mismo, me pregunto que para cuándo será lógico que en España se reconozca el mérito del esfuerzo y de la dedicación o vocación que nos llevó a muchos a pensar que el estudio y la consecución de una profesión universitaria podría ofrecernos la oportunidad de ejercerla y desarrollarnos personal y profesionalmente.
Una vez terminados los estudios nos dimos cuenta de que nunca se cumplirían nuestras aspiraciones y deberíamos contentarnos con buscar trabajos precarios y temporales en cualquier sector diferente al de nuestra profesión.
Pregunten ustedes, señores periodistas, cuántos de sus "colegas" ejercen esa profesión habiéndose preparado para ello en la Universidad y cuántos lo han hecho siendo hijos, sobrinos, amantes o felatrices de los patrones de los medios.
Posteriormente recuerden cuando entren en un supermercado pregutar entre las cajeras y reponedores para establecer el porcentaje de periodistas que allí trabajan entre las cajas de leche o fideos.

Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Le parece una buena medida la subida de impuestos a alcohol, tabaco y bebidas azucaradas?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo