sábado, 24 junio 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
martes, 17 de noviembre de 2009, 13:19
Un PP nacional, unido y limpio

En su muy cuidado discurso de cierre de Barcelona, y tras proclamar repetidamente que su partido está preparado para gobernar España ahora mismo, insistió Rajoy en sus propósitos de procurar y tener un partido "nacional, unido y limpio". Dice el refranero: dime de qué presumes y te diré de qué careces. Es decir, que muy probablemente el propio líder acertaba en proclamar las carencias que el PP viene mostrando: en primer lugar, su condición de partido nacional, y que se contradice con la muy escasa aceptación que el PP tiene en algunas comunidades, en las que no es la primera ni tampoco la segunda fuerza política, como sucede con Cataluña. Ese era uno de los propósitos de la referida asamblea: acercar el partido a los catalanes, y hacerlo atractivo y "votable". Desde luego, una tarea de esa naturaleza no se consigue en un fin de semana, ni con un candidato.

El PP ha tenido sucesivos errores en su liderazgo en Cataluña, y está por ver que Alicia Sánchez Camacho tenga los requisitos para ser "el Basagoiti catalán", como ella misma pretendió, en un discurso. En efecto, esa es su propia aspiración y la del PP: convertirse en elemento capaz de influir en la gobernación de la autonomía, aunque no participe en su gobierno, al igual que sucede en Euskadi con el PP. Alicia lo dijo de manera más pretenciosa, o más indelicada: que aunque gobierne otro partido, lo haga con el programa del PP.

Segunda cuestión a lograr, un partido unido. Viene el PP de enfrentarse, y no se sabe bien si de haber superado, unas muy serias desavenencias interiores, que la secretaria general De Cospedal llamó turbulencias y que más bien sería apropiado denominarlas luchas por el liderazgo o falta de respeto al líder máximo, cuya autoridad está permanentemente en entredicho. Las permanentes peleas de Esperanza Aguirre, a quien un columnista califica hoy como "peligrosa abuela, que no deja de desestabilizar al presidente de su propio partido desde la misma noche electoral, y a quien compara con "el perro del hortelano, que no come ni deja comer al amo", o el caso del otro "barón indomable", Camps, que este lunes ha aparecido en las portadas de varios diarios a bordo de un Ferrari para justificar su ineludible compromiso para no estar presente en el tramo final de la convención del PP en Barcelona: Camps cambió la convención del PP por el Ferrari de Alonso. ¿Habrán terminado los problemas de estas dos relevantes figuras del partido, que en los últimos tiempos han proporcionado una imagen bien distinta a la unidad?

Y en tercer lugar, la exigencia de la limpieza, que también ha puesto muy seriamente en entredicho el Caso Gürtel y sus implicaciones en muchos ayuntamientos y en particular en dos comunidades autónomas, las de Madrid y Valencia, casualmente. Se viene anunciando, y Rajoy lo reiteró este fin de semana, que el PP hará público próximamente un código deontológico que debiera evitar casos como los que trajeron consigo Correa y El Bigotes, y que hicieron tambalear muy seriamente la ética y moralidad de no pocos dirigentes del partido, que confiaron muchos cientos de contratos a quienes, a cambio, les hacían entrega de regalos y "detalles".

Parece que es propósito del PP vetar esa clase de obsequios a los proveedores de todo tipo y se supone que impedir otras corruptelas más serias, como las ayudas empresariales no declaradas, de las que también han aparecido numerosas muestras en el informe policial sobre el "Gürtel valenciano". Tres condiciones que el máximo dirigente del PP propone para que el partido llegue alguna vez a gobernar la nación: dimensiones y alcance nacional, un partido sin disensiones interiores, y un partido libre de toda sospecha de corruptelas sencillas y profundas corrupciones. Casi nada.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que sería mejor líder para el PSOE?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo