miércoles, 16 abril 2014 | 
Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
jueves, 23 de abril de 2009, 11:37
El capote de Curro Romero

Guti es mucho más que un futbolista. Al catorce del Real Madrid determinados medios han tratado de convertirle en el rey del papel couché pero sin ningún éxito así que por ahí no van los tiros, no. Guti es, por mucho que les pese a algunos, EL Real Madrid. Un canterano que llegó al primer equipo después de subir todos y cada uno de los peldaños de la antigua Ciudad Deportiva y que a día de hoy es el encargado de hacer perdurar la tradición y el sentimiento blancos entre los recién ascendidos al primer equipo. No, no lo hacen otros con más nombre. Lo hace él, Guti, el díscolo Guti, el malhumorado Guti, el sinsangre Guti. El gran Gutiérrez.

Un Guti que desde antes de llegar al primer equipo tuvo a un amplísimo sector de la Prensa en contra, cosas de ser directo y de no callarse nunca. Primero le quisieron comparar con Fernando Redondo y él mandó a freír gárgaras a los que idearon semejante bulo: toro en su corral y torazo en rodeo ajeno. Cuando subió al primer equipo, todos y cada uno de los presidentes que han pasado por la poltrona de Concha Espina trataron de cargárselo a toda costa, fichando a jugadores de similar corte a fin de hacerle salir del club. Pero él no se ha dejado pisar nunca. Ha sido media punta, mediocentro defensivo, mediocentro ofensivo e incluso delantero centro. Y siempre, temporada tras temporada, acaba jugando mucho más de lo que se intuía, aunque haya pinchado en hueso en las tres finales de Copa de Europa que pudo haber jugado.

Ayer salió a los medios como los valientes, por petición propia, sala de Prensa de Valdebebas. Y lo hizo como Curro Romero, con el capote minúsculo cogido con ambas manos y ante un Miura. Y sin miedo. Desmintió los problemas con Juande, que vayan ustedes a saber si son ciertos o no. Y despachó con un toreo calmado, reposado y musical a todos aquellos que rebuscan entre el fango de quien no es sino un futbolista. Y enorme. A Zidane se le permitían sus calentones porque era muy bueno. A Guti, que al menos no es peor que el galo, no. ¿Y saben por qué? Porque Guti manda a Calatrava a cualquiera que se meta en su intimidad, que para eso es sólo suya. Y muchos medios, demasiados, han salido desorejados y sin rabo de la lidia con el Faraón de Torrejón por tratar de pisar terrenos que no les correspondían. Guti es como Curro Romero, para lo bueno y para lo malo. Ya lo dijo el maestro camero: “Si puede ser que hablen bien de ti; pero si hablan mal también es bueno”. De momento, que se vayan preparando: ayer Guti cogió su capote, se plantó en los medios a esperar al Miura y lo está citando… ¿A quién desorejará esta vez?
 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Quién cree que debería presentar el PP a las municipales de 2015 para retener la Alcaldía de Madrid?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo