sábado, 10 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE
viernes, 18 de septiembre de 2009, 14:27
Un pacto educativo

Primero fue Zapatero, quien en el Congreso hizo la propuesta a Rajoy sobre un pacto de Estado que alcanzara a materias de tanto relieve como la Educación y la Energía. Luego, fueron unas primeras consultas del ministro de Educación, Gabilondo, en la misma dirección, y las buenas impresiones de éste. También en su discurso en el debate sobre el estado de la región, Esperanza Aguirre habló de la necesidad de que los profesores recuperen un prestigio y una autoridad que en los últimos tiempos parecen perdidos...

Finalmente, ha sido el Rey don Juan Carlos, Jefe del Estado, con ocasión de la inauguración oficial del curso, que ofició en la localidad cántabra de Reinosa, el que ha sido especialmente explícito en su mensaje: un pacto en materia educativa es una demanda de la sociedad, que no se puede quedar sin respuesta. Es una de las tareas más necesarias y encomiables en el progreso de toda sociedad democrática. El Rey animaba a las administraciones, partidos, parlamentarios, agentes sociales y económicos, y a la sociedad en general y familias en particular, porque de ello depende el desarrollo cultural, económico y social de nuestra nación.

En esta amplia coincidencia de opiniones ha llegado también la del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, quien ha propuesto abrir un gran debate sobre una ley que ampare y proteja la autoridad del profesor. Un debate que debiera concluir en el Parlamento y que implique a todos los sectores de la enseñanza.

Es decir, parece que existe un clamor a favor de que las cosas en el mundo de la educación tienen que cambiar. Y posiblemente no sea ajeno a este clima el "susto" que le produjo a muchos ciudadanos la noticia de los desmanes causados por un grupo de chavales durante las fiestas de Pozuelo. ¿Cómo era posible que se hubiera llegado hasta aquella locura de pretender asaltar una comisaría de policía, tras quemar unos cuantos coches policiales y enfrentarse a los agentes con piedras y palos?

Pues bien, tras las declaraciones iniciales, sólo queda ponerse en marcha y concretar lo que se pretende, y si de verdad existe tanta coincidencia en esa preocupación generalizada que es el tiempo educativo de los muchachos. Posiblemente la mayor concreción hasta el momento ha sido la de Esperanza Aguirre y su idea de que los profesores obtengan la condición de personas con autoridad, como los agentes del orden. En otras cuestiones hay mucha menor concreción. Muchos expertos en materias educativas, sin embargo, coinciden en que esa autoridad que se reclama para el educador tiene que ser, sobre todo, moral, conseguida ante los alumnos en las propias aulas por razón de una buena tarea educativa y por el respaldo que los padres deben dar, con carácter general, a cada profesor a quien confían la educación de sus hijos, sin desautorizarle luego en casa.

Hay coincidencia en que la mayor parte de los deberes de una buena educación debieran impartirse en casa, y con el ejemplo de los mayores. Hay coincidencia en lo que dijo el Rey: que la formación adquiere, en tiempos de crisis, un valor extraordinario. Pero de ahí a alcanzar un pacto nacional, sólido y eficaz, está todo por analizar y discutir. Y no parece fácil en nuestro tiempo ver a los partidos de acuerdo en alguna cosa...

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo