domingo, 04 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Al menos cuatro de los rehenes han muerto y otros cinco han salido por su propio pie del autobús secuestrado

Europa Press
lunes, 23 de agosto de 2010, 16:34
MANILA

Al menos cuatro de los rehenes que había tomado un ex policía esta mañana en un autobús en Manila han muerto durante el suceso y el asalto que ha acabado con el mismo a última hora de la tarde por parte de las fuerzas especiales de la Policía filipina, si bien a esta hora el balance de la tragedia continúa sin estar claro.

Según ha informado el ministro del Interior, Jesse Robredo, cuatro de los cinco rehenes que habían sido trasladados al hospital Manila Doctors han fallecido, si bien no está claro si habían muerto antes de su llegada al centro médico. El otro se encuentra en estado crítico, añadió el ministro, informa la emisora ABS-CBN.

De acuerdo con esta cadena, las imágenes de los hechos confirman que al menos seis de los quince rehenes que quedaban en el interior del autobús cuando se produjo el asalto han sobrevivido al mismo. Cinco de los supervivientes salieron por su propio pie, mientras que el sexto fue sacado inconsciente del vehículo.

El secuestrador, que ha sido identificado como Rolando del Rosario Mendoza, era un ex policía que fue suspendido del cuerpo en 2008 y que quería recuperar su puesto. Un francotirador de las fuerzas especiales le abatió de un disparo en la cabeza, según la televisión. En las imágenes difundidas por la cadena se pudo ver a un hombre, con uniforme policial, que colgaba inerte por el cristal roto de la puerta delantera del autobús.

Mendoza había tomado inicialmente unos 25 rehenes, pero había liberado a nueve de ellos en el curso de las horas siguientes. Posteriormente, tras constatar que en la zona se estaban apostando numerosos efectivos especiales, amenazó con ejecutar a los rehenes.

En declaraciones a una emisora, informó de que había disparado contra dos de los rehenes y amenazó con matar a más si no se atendían sus demandas. "He disparado a dos chinos. Terminaré con todos si no se detienen", prometió a Radio Mindanao Network. "Puedo ver a muchos efectivos especiales que se acercan. Sé que me van a matar. Deberían irse porque en cualquier momento yo haré lo mismo aquí", añadió.

Por otra parte, el director de la agencia de viajes Hong Thai que había organizado el viaje, Lau Mei Sze, indicó que el Gobierno de Hong Kong enviará un avión a Manila para repatriar a los turistas que se han visto afectados por el secuestro, informa la agencia Xinhua.

A bordo del avión viajarán representantes de la Oficina de Seguridad del Gobierno de Hong Kong, del Departamento de Inmigración y de la agencia, así como médicos y psicólogos, precisó.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook