domingo, 11 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

El éxtasis vuelve a la noche madrileña junto al nexus y la mefedrona, las drogas de moda este verano

Europa Press
lunes, 23 de agosto de 2010, 09:58
MADRID

El MDMA, más conocido como éxtasis, ha vuelto a la noche madrileña en los últimos meses con enorme pureza y más barato, tras varios años desaparecido del mercado, y convive ya con otras drogas que le han sustituido durante este periodo, como son el 2CB o nexus y la mefedrona, según fuentes policiales y expertos en la materia.

Y es que, desde los pasados Juegos Olímpicos de China de 2008, coincidiendo con el aumento de la seguridad en el país asiático, la cantidad de éxtasis que circula en el mercado cayó drásticamente, al reducirse la venta de uno de los precursores que sintetizaba la sustancia estupefaciente. Ante esta situación, consumidores de MDMA cambiaron su ingesta por otras drogas, tal y como detectó la Unidad de Drogas de la Policía y otras entidades.

Una de ellas es Energy Control (EC), un proyecto de la Asociación Bienestar y Desarrollo, una entidad sin ánimo de lucro que se dedica a prevenir los riesgos del consumo de drogas. Según explicaron a Europa Press, los últimos meses están observando la entrada de MDMA con purezas superiores al 70 por ciento y algunas muestras del 90 por ciento, algo que en el último año era excepcional.

Una de las preocupaciones de los expertos es la forma de consumir el MDMA, que ha cambiado el formato pastilla por el de formato cristal, es decir, desde el último lustro la sustancia ha pasado de ser ingerida a chupada, mayoritariamente, lo que dificulta el control de su consumo y puede generar sobredosis y graves problemas de salud en forma de aumento de la presión sanguínea y fallos cardiacos y circulatorios.

Entre las nuevas drogas que sustituyeron al éxtasis está el denominado 'Nexus' o 2CB, que era vendido como MDMA, pero que en realidad se trata de un derivado anfetamínico, cuyos efectos subjetivos andan a caballo entre el MDMA y el LSD.

El riesgo más importante es la gran variabilidad de efectos que existe con un pequeño aumento de la dosis. Un dosis media ronda los 10-15 miligramos, cuyos efectos son más anfetamínicos y a medida que se aumenta la dosis (2-5 miligramos) los efectos se acercan más al LSD (efectos alucinógenos), alertó la técnico de EC, Laura Moreno.

Otro de los estupefacientes que han entrado recientemente a las salas de fiesta madrileñas es la Mefedrona, un derivado anfetamínico y con efectos parecidos al MDMA. Se trata en realidad de un fertilizante para plantas que se vende a través de Internet de forma legal.

Las características de esta nueva droga, prohibida en Reino Unido por estar vinculada a varias muertes y que los expertos han visto circular en la última fiesta de Klubbers Day, por ejemplo, es que sus efectos "suben" de manera muy rápida, al igual que sus "bajadas". También comparten los efectos secundarios igual que provocan, como tensión mandibular, taquicardias y vasoconstricción.

Cuando se habla de datos de sustancias más consumidas hay que distinguir las que se usan habitualmente y las que están asociadas puntualmente a fiestas. Así, en el verano éstas últimas suelen tomar el testigo de las más habituales como la cocaína, alcohol y el cannabis que son, por este orden, las que provocan más urgencias hospitalarias en la Comunidad de Madrid, según datos de la Agencia Antidroga.

Por el contrario, la sustancias procedentes de Madrid, recogidas principalmente en fiestas electrónicas y 'raves' ilegales y que llegan al laboratorio que Energy Control tiene en Barcelona, son la mitad de éxtasis. Le sigue la cocaína, ya todo un clásico, con un 12 por ciento, seguido por el speed y el nexus.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook