miércoles, 07 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

El ministro principal de Escocia afirma que la liberación de Al Megrahi se hizo "de buena fe"

Europa Press
viernes, 20 de agosto de 2010, 16:10
LONDRES

El ministro principal de Escocia, Alex Salmond, insistió este viernes en que su Gobierno liberó a Abdelbasset al Megrahi, la única persona condenada por el atentado de Lockerbie (Escocia) de 1988, "de buena fe" después de recibir los informes de expertos que afirmaban que le quedaban tres meses de vida.

Salmond indicó que el consejo llegó a los ministros del médico Andrew Fraser, el director de los servicios médicos del sistema de prisiones de Escocia, "un médico de gran experiencia" e integridad personal.

Mientras las condenas se intensifican en el primer aniversario de la liberación de Al Megrahi, Salmond indicó: "Obviamente, la gente tendrá una serie de opiniones sobre lo acertado o equivocado de la decisión (...), lo que pedimos a la gente es que acepte que fue una decisión que se tomó de buena fe siguiendo los procedimientos adecuados en virtud de la legislación y en virtud de los principios de la ley escocesa".

Los líderes de la oposición y familiares estadounidenses de las víctimas han incrementado sus críticas por la decisión del ministro escocés de Justicia, Kenny MacAskill, de liberar a Al Megrahi, que aún está vivo y reside en Trípoli después de haber sido liberado tras haber cumplido sólo ocho años de su sentencia de 27, informa 'The Guardian'.

El líder laborista escocés, Iain Grain, afirmó hoy que MacAskill había sido un "incompetente" al fracasar al no haber conseguido pruebas médicas claras e inequívocas de que la muerte de Al Megrahi era inminente.

Las informaciones procedentes de Trípoli aseguran que podría vivir otros siete años, aunque MacAskill indicó que Al Megrahi aún está crítico y terminal.

Los ministros en Edimburgo ahora admiten tácitamente que la evaluación médica de Fraser fue equivocada, pero Salmond insistió en que no hubo un motivo secreto para influir en la decisión de liberar al libio, y lo describió como un proceso "de total integridad".

Se han seguido las mismas reglas en los 40 casos de liberación por compasión desde que se introdujo la legislación actual en 1993. En cuatro casos, los presos vivieron más de un año a pesar de que los médicos estimaron que les quedaban tres meses de vida.

Salmond también negó las acusaciones de la oposición escocesa y de senadores estadounidenses de que su Gobierno suprimió otros informes médicos sobre la salud de Al Megrahi, y aseveró que el informe de Fraser era el único que hizo un pronóstico sobre la esperanza de vida del libio.

"La oficina médica, en este caso el director de medicina del servicio de prisiones escocés, debido a la importancia del caso, es la persona que da el pronóstico sobre la base de todas las pruebas disponibles que puede haber", aseguró Salmond.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook