martes, 06 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Toledo retirará una placa a Moscardó y acepta las alegaciones para dejar la de Antonio Rivera Ramírez

Europa Press
jueves, 19 de agosto de 2010, 21:49
TOLEDO

El Ayuntamiento de Toledo retirará la placa dedicada al general José Moscardó, situada en la confluencia entre la plaza de Zocodover y la Cuesta de Carlos V, si bien ha aceptado las alegaciones presentadas por familia y vecinos para mantener la que homenajea a Antonio Rivera Ramínez, alias el Ángel del Alcázar, según confirmaron a Europa Press fuentes del Consistorio.

Sin embargo, estas mismas fuentes no han concretado la fecha en la que esta inscripción será retirada en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, que establece la eliminación de símbolos franquistas. En la placa, visible desde la Plaza de Zocodover, se puede leer "al Heroico General D. José Moscardo. La Ciudad Imperial".

Dicha placa se unirá a las ya retiradas durante esta semana que homenajeaban a José Antonio Primo de Rivera y a José Enrique Varela, así como a la que se retiró hace unos meses en la calle Martín Gamero número 4, dedicada al general García Valiño.

No obstante, el Consistorio ha aceptado las alegaciones para no retirar la placa dedicada a Antonio Rivera Ramírez, sita en la Plaza de Santa Isabel número 3, y que dice 'Aquí vivió y triunfó Antonio Rivera Ramírez 'El Ángel del Alcázar'. La ciudad le dedica con emoción este motivo'. Esta placa se encontraba entre las cinco que el Ayuntamiento de Toledo acordó su retirada en pleno a propuesta de IU y con los votos a favor del PSOE.

En este sentido, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, ha explicado en declaraciones a los medios que la retirada de estas placas proviene de una resolución aprobada "desde hace ya bastantes meses", después de que se hayan estado realizando trámites de consulta con los vecinos, ya que los edificios son privados y "si hay negativa por parte de los propietarios no se puede hacer".

Según confirmaron fuentes del Arzobispado de Toledo, la placa que homenajea a Antonio Rivera Ramírez la erigió en 1953 Acción Católica Toledana coincidiendo con la petición por parte del presidente nacional de la Juventud de Acción Católica de la apertura del Proceso Diocesano de Beatificación.

Antonio Rivera Ramírez nació en Riaguas de San Bartolomé (Segovia) el 27 de febrero de 1916 y se trasladó junto a su familia a Toledo cuando aún no había cumplido un año de edad.

Rivera se afilió muy joven a la Federación de Estudiantes Católicos, donde llegó a ser presidente con 16 años. También ingresó en la Asociación Católica Nacional de Propagandistas, donde fue admitido a pesar de su edad. En 1933 fue nombrado presidente de la Comisión organizadora de la IV Asamblea de la Juventud Católica, y asistió a la peregrinación a Roma con la juventud de Acción Católica de marzo de 1934.

En enero de 1936 finaliza sus estudios de la carrera de derecho y el 21 de julio del mismo año se une voluntariamente a los defensores del Alcázar de Toledo. En la Plaza de Santa Isabel murió Rivera el 20 de noviembre de 1936 por una "infección generalizada", según señalan fuentes del Arzobispado.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook