domingo, 04 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Expertos recuerdan que la sed ya es un signo de deshidratación y recomiendan beber antes de que se manifieste

Europa Press
jueves, 19 de agosto de 2010, 13:13

MADRID

El organismo ya está parcialmente deshidratado cuando la sed se manifiesta, por este motivo el secretario general del Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS), Jesús Román Martínez, recomienda beber agua durante el día para evitar la deshidratación antes de llegar a sentir esta necesidad

Así, desde el IIAS recuerdan que debido a que el sistema que regula la sed no es tan eficaz, es necesario beber agua durante el día para evitar la deshidratación, recuperando el déficit hídrico que sufre el organismo.

Por otra parte, advierten de que se debe de beber de entre dos y tres litros diarios, ya que ésta es la cantidad de líquido que normalmente perdemos al día y que necesitamos reponer, sobre todo en los meses más calurosos, cuando se produce una mayor pérdida hídrica.

En los meses de verano se produce una mayor pérdida de agua y electrolitos, debido a las altas temperaturas, la humedad, la alta exposición al sol y al aumento de actividades físicas, que puede reducir la capacidad física y el rendimiento mental y provocar un golpe de calor.

Por este motivo, desde el instituto recuerdan la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) aconseja a los niños y las personas mayores mantenerse siempre hidratados.

En el caso de las personas mayores advierten de que con la edad disminuye la percepción de la sed y su capacidad renal también se ve afectada, por lo que son un colectivo en peligro de deshidratación constante.

"Las personas de edad avanzada necesitan un aporte extraordinario de agua para su hidratación, por lo que conviene insistir en que beban aunque no tengan sed y que realicen una ingesta de agua de forma gradual a lo largo del día", añaden.

Los jóvenes disponen de un "sistema de alerta" conforme a su edad, ya que el riñón tiende a ahorrar agua para ocasiones de necesidad. No obstante, es necesario adoptar desde edades tempranas un hábito de bebida saludable que contribuya a la hidratación del organismo.

Asimismo, sugieren la ingesta de líquidos gradual a lo largo del día; llevar una botella de agua mineral siempre consigo para poder beber en cualquier momento y lugar; y beber agua antes, durante y después de realizar ejercicio físico.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook