martes, 06 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Embajador español: Irak tiene aún carencias serias

Europa Press
jueves, 19 de agosto de 2010, 11:24

MADRID

El embajador español en Irak, Francisco Elías de Tejada, ha afirmado que la salida de los últimos 14.000 soldados de combate de Estados Unidos que quedaban en el país árabe "no se nota en las calles" y, en realidad, "el momento más complicado" comenzará el 1 de enero de 2011, cuando se marchen los 56.000 soldados que a partir de este mes septiembre se limitarán a asesorar y formar a las fuerzas de seguridad iraquíes.

Cuando le preguntaron en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, si Irak está preparado para que los militares estadounidenses se vayan, contestó: "Esa es la gran incertidumbre". "En principio, (el país) tiene aún carencias serias y hay que hacer un gran esfuerzo, pero ya veremos lo que pasa dentro de unos meses", cuando las fuerzas de seguridad iraquíes "se tengan que enfrentar solas" a los problemas de seguridad, añadió.

Elías de Tejada opina que en las calles "no se nota" la ausencia de esos 14.000 soldados porque "éste es el último capítulo de un largo proceso que empezó el 1 de julio de 2009, cuando las tropas de combate norteamericanas se retiraron de las ciudades".

"Durante catorce meses han estado acantonadas en las bases militares cercanas a los centros urbanos para poder intervenir en momentos puntuales, pero las patrullas (...) en las ciudades ya habían desaparecido a mediados del año pasado", explicó. Además, añadió, durante estos meses "ha habido un aumento de la presencia de las fuerzas de seguridad iraquíes".

SI LA SITUACIÓN EMPEORA

Respecto a si cree que Estados Unidos podría replantearse la retirada y volver a enviar algún contingente en caso de que la situación de la seguridad empeore notablemente, el embajador dijo: "A corto y medio plazo, lo dudo, pero si la situación se deteriorara hasta crear unas condiciones políticas y sociales ingobernables, y siempre que los gobernantes iraquíes (...) así lo pidieran, sí que se podría contemplar esa eventualidad".

Pero "hoy por hoy no sería muy popular" porque es un país "muy nacionalista" y la salida de las tropas estadounidenses "tiene un grado de aceptación indudable", indicó. Pese a esa satisfacción por la retirada, los iraquíes "únicamente la interpretan como mayor o menor seguridad", afirmó el diplomático, que destacó que la población "está resignada" y lo que le preocupa son cuestiones cotidianas como "la ausencia de servicios sociales, de unas condiciones económicas mínimas".

A su juicio, la retirada de los soldados de combate norteamericanos no marca el fin de la guerra, sino que es "el principio del fin" de un proceso que comenzó en 2003, con la invasión estadounidense y el derrocamiento del Gobierno de Sadam Husein. "La guerra en sí acabó muy pronto", pero entre 2005 y 2008 el país "sufrió una ola de atentados, de verdaderos ataques contra su seguridad, que aún estamos sufriendo".

Durante el conflicto, "quien más ha sufrido ha sido la población iraquí", que es la que "ha perdido la guerra", manifestó Elías de Tejada. Los iraquíes "están haciendo frente a unas condiciones de vida cotidianas de enorme dificultad" y a partir de ahora se inicia "el capítulo de la recuperación de la vida normal, de la estabilidad, de la situación económica". "Queremos creer en un horizonte mejor para el pueblo iraquí", concluyó.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook