martes, 23 mayo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

La Junta de CyL descarta movimientos pecuarios en la zona afectada por la muerte de 132 ciervos en Zamora

Europa Press
miércoles, 18 de agosto de 2010, 15:25

ZAMORA

La Junta de Castilla y León descarta que se hayan producido movimientos pecuarios en las zonas afectadas por la mortandad de ciervos en la provincia de Zamora, tal y como se había insinuado días atrás por parte de algunos colectivos.

El delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro, aseguró que, aunque podrían haberse producido, "no ha sido el caso y desde hace años no se introducen ejemplares porque no tiene sentido, ya que Zamora cuenta con los mejores ciervos de España".

"No tiene ninguna lógica traer ejemplares de fuera porque no se puede mejorar la raza que tenemos en la provincia", explicó Castro, quien descarta así que la bacteria de la pasterella haya llegado a la provincia por esta causa.

El delegado realizó estas declaraciones tras una nueva reunión de la Junta Consultiva de la Reserva en la que se confirmó que el número de ungulados muertos en Zamora ha llegado ya a los 132 ejemplares, afectando a 22 municipios de la provincia.

Castro ha recordado que uno de los objetivos que tienen con este tipo de reuniones es dar a conocer toda la información posible a los presidentes de los cotos y sindicatos agrarios para esclarecer todo tipo de dudas y escuchar sus peticiones.

En este sentido, desde la administración regional se volvió a hacer un llamamiento a la tranquilidad e indicaron que se va a trasladar toda la información a la población y, sobre todo, a los 22 municipios afectados.

Asimismo, y a pesar de que ya se ha dado con la causa de la mortandad de ciervos, Castro reconoció que mantienen el nivel de vigilancia y alerta, aunque aseguró que "el gran 'boom' ya ha desaparecido y ahora tenemos que actuar con rapidez para eliminar todos los ejemplares muertos".

El delegado indicó que se está realizando un trabajo de vigilancia nocturna para ver los comportamientos de los rebaños, aunque la situación real se comprobará en la época de berrea, que se inicia el 1 de septiembre.

A pesar de remitirse a las declaraciones que formuló ayer el consejero de la Presidencia, José Antonio De Santiago-Juárez, desde Zamora reiteraron que no existe riesgo de contagio ya que "es una bacteria típica entre rumiantes, fácil de tratar en animales domésticos, pero difícil en los salvajes", como subrayó.

Además, señaló que el grado máximo de la enfermedad ya se ha producido, y confirmó que, por el momento, no hay motivos para variar la fecha la veda de caza.

LIMPIEZA DE COTOS

Por lo que se refiere a la recogida y limpieza de cadáveres, Castro tendió la mano a los cotos privados para que soliciten a la Junta de Castilla y León su ayuda en caso de no poder acceder a ciertas zonas, y explicó que la Administración pondrá a su disposición los medios necesarios, aunque recordó que la responsabilidad es de los propios cotos.

"La obligación es de los cotos, pero los que tengan dificultades al tratarse de restos difíciles de manejar, que nos lo comuniquen para actuar con la mayor celeridad posible", apuntó el delegado.

Sin embargo, éste fue el punto de discordia con los sindicatos agrarios ya que desde UPA, Aurelio González, aseguró que, aunque están algo más tranquilos, sí piden a la Junta una mayor coordinación, además de una reunión con Medio Ambiente y Agricultura en Valladolid para mejorar las actuaciones.

En cuanto a la posibilidad de realizar una campaña de saneamiento, fuentes de UPA apuntaron que debería realizarse a coste de la Junta y no de los ganadores y abogó por que se realice en las zonas salvajes ya que si no "no valdrá de nada".

También estuvo presente en la reunión el presidente de la Delegación de Caza en Zamora, José Antonio Prada, quien habló de las quejas de los cotos privados desde donde creen que la Junta debe responsabilizarse de la limpieza de las zonas.

Asimismo, se mostró seguro de que la cifra de ciervos muertos es mayor a los 132 ofrecidos por la Junta y se mostró partícipe de que se formen cuadrillas con personas desempleadas de la zona para que ayuden en la retirada de animales.

Por último, el responsable de Agricultura de Coag en Zamora, José Manuel Soto, reiteró que, según sus informaciones, hay más cadáveres de ungulados en la Reserva de la Sierra de la Culebra y apuntó que es responsabilidad de la Administración regional la recogida de ciervos, además de volver a proponer que se solicite la ayuda de la UME.

Por último, destacó la preocupación de los ganaderos por que la bacteria se pueda trasmitir al ganado y pidió una campaña de saneamiento ya que, como expresó, "los ciervos muertos podrían superar los 300".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook